Sociedad

Seis aspectos fundamentales en el cuidado de una persona mayor

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Viernes 5 de noviembre de 2021

4 minutos

Déjale autonomía, marca rutinas y escucha sus peticiones

6 aspectos fundamentales en el cuidado de una persona mayor Foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Viernes 5 de noviembre de 2021

4 minutos

Cuidar de una persona mayor puede ser una de las cosas más gratificantes que realices en tu vida si sabes hacerlo correctamente. A continuación, te indicamos los errores que debes evitar cuando realices la función de cuidador.

Aunque hay personas a las que puede resultarle frustrante el cuidado de una persona mayor, se trata de una labor que tan solo exige paciencia, buena voluntad y responsabilidad.

Darle cariño y compañía, facilitarle sus necesidades y hacerle sentir bien, son algunos de los principales aspectos que debemos tener en cuenta cuando estemos con una persona mayor que precise de atención.

En definitiva, cuando cuidamos a un mayor debemos preocuparnos de:

  • Ámbito físico: se trata de cuidar la alimentación, aseo, ejercicio, etc.
  • Sanitario: nos referimos al control de la ingesta de medicamentos, consultas y tratamientos médicos, etc.
  • Emocional: centrado en la empatía de la persona que recibe la atención y del cuidado del aspecto psicológico.

Si seguimos estas pautas, el cuidado de la persona mayor será sencillo y gratificante para ambos.

Cuidados sanitarios

Cuando la persona que estemos cuidando precise de asistencia sanitaria es importante adquirir unas nociones básicas en este sentido, así como informarnos y formarnos de la mano de especialistas, cuando sea necesario.

En el caso de duda o de precisar la ayuda de un especialista para la atención sanitaria será necesario solicitarla cuanto antes por el bien del mayor.

6 aspectos fundamentales en el cuidado de una persona mayor Foto: bigstock

Pautas para un cuidado positivo

A pesar de parecer algo sencillo, hay algunos errores que comentemos al cuidar de las personas mayores y que debemos evitar. Entre ellos se encuentran:

Empatía

Es importante ponernos en la piel de la persona que estamos cuidando, la cual puede tener una edad diferente a la nuestra, unas necesidades distintas, así como una situación emocional y física especial.

Por ello, lo primero que debemos hacer es empatizar e informarnos del perfil y necesidades de una persona con esas características para poder empatizar y buscar la forma de llegar a ella de manera positiva.

Rutinas

Las rutinas son muy importantes para el ser humano, ya que nos aporta tranquilidad. En la etapa adulta, estas se convierten en algo esencial.

Por ello, si vas a cuidar de una persona mayor, recuerda establecer horarios para la comida, los paseos, así como para la toma de medicamentos o la hora de ir a dormir o asearse.

Paciencia

A la hora de cuidar a una persona mayor es importante hacerlo sin prisas. Por ello, si no tienes suficiente tiempo es preferible que delegues esta labor en otra persona.

Al llegar a cierta edad los movimientos pueden ser más lentos y nuestra memoria o actitud puede ser distinta a la de antes.

Ten paciencia y recuerda que estás tratando con una persona en una situación diferente a la tuya, con lo cual, organízate el día para que cuando estés con él, le dediques todo el tiempo y atención que precise.

Si te inquietan o te pones nervios por sus continuas quejas anota este consejo: préstale atención en sus peticiones, muchas veces es solo cuestión de escuchar.

Dale libertad

Cuidar de una persona mayor, a menos que tenga problemas de movilidad o alguna enfermedad, no significa hacer todo por él.

En ocasiones, ese cuidado se limita a una mera compañía. Por ello, déjale libertad y autonomía para que tenga su espacio y siga realizando aquellas tareas y actividades que pueda: ¡le vendrá bien seguir activo y sintiéndose útil!

Seguridad

La seguridad en el domicilio es muy importante para las personas mayores. En este sentido, asegúrate de que dispone de luz suficiente en su hogar, retira cualquier mobiliario que pueda resultar un obstáculo para sus desplazamientos, confirma que tiene cerca un teléfono o dispositivo para llamar en caso de emergencia, etc.

Socialización

Recuerda que para una mente sana es importante socializar. En este sentido, es importante pasear, reunirse con la familia y amigos, ir a sitios donde se sientan cómodos, etc.

Además, nunca es tarde para iniciar actividades o hobbies como la pintura, la música o la jardinería, entre muchas otras, todas ellas, en función del estado físico y mental de cada persona.

Sobre el autor:

Manuela Martín

Manuela Martín es redactora especializada en temas de salud y ocio.

… saber más sobre el autor