Sociedad

La lucha de una abuela de 85 años para que no le arrebaten a su nieto, al que crió desde que nació

María Bonillo

Foto: YouTube: Imagen Noticias

Viernes 22 de octubre de 2021

3 minutos

"Yo creo que vale más la persona que mantiene y cría que el que le dio la vida"

La lucha de una abuela de 85 años para que no le arrebaten a su nieto, al que crió desde que nació
María Bonillo

Foto: YouTube: Imagen Noticias

Viernes 22 de octubre de 2021

3 minutos

Altagracia Chan Poot tiene 85 años y está en plena lucha por poder quedarse con su nieto de 9 años, al que ha cuidado desde que nació, cuando la madre del joven se lo confió a ella. Su hija estaba grave, por lo que pocos meses después de haber dado a luz, se lo entregó a su madre. "Te voy a dejar al niño", le dijo, y desde entonces Altagracia ha cuidado de él.

"Mi hija murió a los pocos meses del parto. Y al despedirse me dijo: Sabes qué mamá, te voy a dejar al niño. No se lo vayas a dar a su papá porque ese señor es capaz de venderlo. En tus manos se va a quedar hasta que puedas cuidarlo", contó la mujer al noticiero Imagen Noticias. 

Altragracia perdió a su esposo hace un tiempo, por lo que tuvo que buscarse la vida para cubrir todos los gastos del menor. Ella no puede trabajar debido a una enfermedad que afecta a sus rodillas, por lo que entre la pensión que le dejó su marido y donaciones de algunos vecinos es capaz de comprar todo lo que necesitan. "Yo le pago todo: la escuela, los zapatos, la ropa y todo eso", aseguraba desde Mérida, en el estado mexicano de Yucatán. 

Aunque el padre del niño nunca quiso hacerse cargo de él, ni siquiera lo reconoció, hace poco presionó a Altragracia para quedarse con su custodia. Intentó llevárselo por la fuerza, atacando violentamente a la mujer, provocándole diversas lesiones, por lo que terminó preso. Ahora, a la espera de que el hombre salga nuevamente en libertad, Altagracia ha pedido ayuda a los medios para difundir su historia para no perder a su nieto, la única familia que le queda y que el niño conoce.

 

"Me dijo: 'Te voy a matar'"

El violento ataque se produjo el pasado 27 de julio, cuando el padre apareció en la casa de Altagracia para reclamarle la custodia del niño. También le exigió que le pagara una cuota para mantenerlo con el dinero de la pensión que recibe.

"Él no aportó nada para ayudarme a cuidar a ese niño, ni siquiera un dulce le trajo. Ni sabe si tenía un hijo o no tenía un hijo", contó indignada la mujer, quien se negó, recibiendo una brutal paliza por parte del hombre.

"Me dijo: Te voy a matar. Pateó la mesa, que se me cayó encima. Yo me caí, volvió a patear la mesa y me hizo un corte en la cabeza". Gracias a sus vecinos, el agresor fue detenido y luego interpuso una denuncia en el Centro de Justicia Oral de Mérida. El hombre fue recluido en el Centro de Reinserción Social. 

Ahora, ha sido la abuela paterna del niño, una mujer originaria de Ticul, quien llegó a la casa de Altagracia con la intención de llevarse al menor. Altagracia volvió a oponerse, pero se siente amenazada de nuevo ya que el hombre saldrá de prisión a finales de octubre y teme que vueva para llevarse a su nieto por la fuerza. 

"Nunca lo reconoció. Yo creo que vale más la persona que mantiene y cría que el que le dio la vida, esa es la verdad", afirmó, explicando que tiene miedo debido a su avanzada edad, ya que si ella muere antes de que su nieto pueda valerse por sí mismo, su padre le sacará lo poco que ella le pueda dejar.

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor