Sociedad

Amparo, opositora a los 49 años: "Deseo un cambio que me dé seguridad y mayor satisfacción laboral"

María Bonillo

Foto: Cedida por la entrevistada

Sábado 2 de julio de 2022

5 minutos

El número de opositores de 50 años se ha duplicado entre enero y marzo de 2022

Amparo, opositora a los 49 años: "Deseo un cambio que me dé seguridad y mayor satisfacción laboral"
María Bonillo

Foto: Cedida por la entrevistada

Sábado 2 de julio de 2022

5 minutos

El número de opositores de 50 años se duplicaba entre enero y marzo de 2022, pasando de un 5% del total a un 11,8% a finales de 2021, lo cual supone un crecimiento de más del doble en 2 años. Para este colectivo, opositar se convertía en una de las opciones preferidas, sobre todo para las mujeres, que representan el 81%, según reflejaba OpositaTest (@opositates), la plataforma online de test.

Amparo Ferrer tiene 49 años y pertenece a este 81% de mujeres que han decidido opositar, en su caso en busca de estabilidad laboral realización personal, así como un cambio de actividad, ya que desde los 22 años ha colaborado en un despacho de arquitectura.

De hecho, según los datos ofrecidos por la plataforma, para este perfil de población la estabilidad laboral es la principal razón por la que deciden opositar (81,8%), un puesto fijo para toda la vida que pueda garantizarles también una buena pensión. Aunque la vocación ocupa el último puesto con un 7,9%.

Amparo es licenciada en derecho y cuenta con un máster de urbanismo, y en invierno de 2021 se presentaba a oposiciones de la Comunidad Valenciana para técnico de la administración del grupo C y del grupo A. “Durante seis meses estuve preparando las oposiciones por las tardes y de madrugada, los tiempos que me permite mi trabajo y mi ocupación familiar”, explica a 65YMÁS. “De momento me he presentado a dos exámenes, en uno he aprobado con un 6 y en otro con un 8,2. Estoy bastante satisfecha, pero sé que es difícil entrar sin puntos de carrera profesional en la administración, por lo que aspiro a conseguir plaza de interina por bolsa de trabajo”.

Esta es la primera oposición a la que Amparo se presenta, aunque no la última. “Nunca antes me planteé opositar, solo cuando mi hijo era pequeño, pero en ese momento era muy complicado. Además, durante muchos años en Valencia no sacaban oposiciones, ahora es cuando han empezado a salir desde hace dos o tres años, por lo que es cuando la gente se lo ha empezado a plantear, porque parece que hay posibilidades”. Y seguirá opositando, ya que tiene intención de presentarse en septiembre a otra para gestionar los fondos de la unión europea.

Amparo, opositora a los 49 años: "Deseo un cambio que me dé seguridad y mayor satisfacción laboral". Foto: Bigstock

"La pandemia me hizo ver la monotonía en la que vivía"

Por el momento, Amparo se encuentra realizando la misma actividad, colaborando en un despacho de arquitectura, “pero deseo un cambio que me aporte seguridad”, también en cuanto a la pensión, “y mayor satisfacción laboral”, admite. “Yo ahora mismo soy autónoma, pero espero que me llamen y poder trabajar de funcionaria de interina. Y estando ahí, seguir estudiando, porque ya tendré puntos y será más fácil poder entrar de funcionaria de carrera”.

Amparo se encuentra dentro del 44% de personas para quienes la pandemia ha afectado en gran medida a la hora de tomar la decisión de opositar. “Influyó porque me hizo ver la monotonía en la que vivía, y me animó a un cambio”.  

Son varias las opciones entre las que elegir para estudiar una oposición. OpositaTest en este caso ofrece una gran ayuda para prepararse, a través de test y consejos en diferentes temas. De hecho, Amparo comenzó apuntándose a una academia con clases online, pero finalmente decidió preparase por su cuenta. “Al final es estudiar”, opina.

Mejores notas entre los mayores que en los jóvenes

Cada vez es más habitual en España encontrar opositores de 40, 50 e incluso 60 años. En este sentido, Amparo asegura que ha conocido a mucha que gente que, como ella, se ha decidido por esta opción. “Incluso mayores que yo”, indica, “debido a la precariedad laboral existente y a la tranquilidad que supone un trabajo en la administración”.

“Cuando llegué me daba un poco de vergüenza porque me veía muy mayor, pero la realidad que encontré es que la mayoría de la gente era incluso mayor que yo”.

Para algunos puede parecer extraño estudiar una oposición a una edad más avanzada, sin embargo, es “perfectamente alcanzable”. Aunque eso no quiere decir que no resulte a veces más difícil. “Me ha resultado bastante complicado, ya que cuando eres joven no tienes responsabilidades familiares ni laborales, y eso hace que las horas que puedes dedicar sean menos. Pero ahora por las tardes me pongo con mis hijos a estudiar, y nos motivamos entre todos”.

La capacidad de esfuerzo y la motivación de las personas mayores es muchas veces superior a la de los jóvenes, y eso hace que, de hecho, se vean bastantes aprobados entre los mayores”, nos comenta a su vez. Y es que para Amparo estudiar una oposición a esta edad, o incluso mayor, es “una oportunidad”. “Requiere un esfuerzo, evidentemente, pero es posible hacerlo. De hecho, compañeros míos de más edad han sacado mejores notas que mucha gente joven”, concluye.

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor