Sociedad

El arma secreta de Asturias para combatir el coronavirus en las residencias de mayores

Pablo Recio

Domingo 18 de octubre de 2020

4 minutos

Su sistema de alerta temprana es finalista en los Premios Europeos de Servicios Sociales

El arma secreta de Asturias para combatir el coronavirus en las residencias de mayores

Asturias es una de las Comunidades Autónomas que menor impacto ha tenido de la pandemia durante la primera ola y el comienzo de la segunda. Y esto no sólo se ha notado en sus cifras globales, sino también en el cómputo total de contagios en residencias de mayores, donde se han producido casi el 80% de los decesos totales –en la comunidad han muerto 286 personas por COVID, según datos recopilados por RTVE–, pero en las cuales también se ha logrado actuar a tiempo en muchos casos mediante un sistema de alertas implantado a mediados de marzo. 

Así, gracias a esta actuación temprana, se logró que, en la primera ola, más del 90% de los residentes (de un total de 183 centros) no se contagiasen, aún cuando en toda España, en el mes de marzo y abril, no había suficientes EPIs ni test para controlar los focos de COVID.

Ahora, ese sistema de alerta temprana, que fue pionero en España y se aplicó durante todo el Estado de Alarma, ha sido elegido como finalista en los Premios Europeos de Servicios Sociales que se celebrarán el 4 de diciembre.

65Ymás ha conversado con la directora general de Planificación, Ordenación y Adaptación al Cambio Social del Principado de Asturias, Jimena Pascual, que fue impulsora de este sistema que posibilitó que se pudiesen intervenir más de 100 residencias y tener, en tiempo real, una foto fija de su estado (cuántos contagios había, decesos, casos sospechosos...), que se actualizaba a las "12 de la mañana y a las 17 h. de cada día".  

Un modelo pionero

"El planteamiento inicial fue que, ante la llegada del COVID al Principado, el mayor riesgo se planteaba en las residencias. Por ello, se consideró la necesidad de tener una información diaria de su situación epidemiológica. Y la parte tecnológica del sistema fue crucial, sobre todo en un medio, los servicios sociales, en el que no es muy habitual su uso", explica Pascual. 

INFORMES ASTURIAS
Ejemplo de informe diario del 26 de abril de 2020 publicado por el Principado de Asturias con los casos activos en ese momento en residencias de mayores. 

 

De esta manera, recuerda la directora, dos días después de la declaración del Estado de Alarma, el 16 de marzo, el Principado puso en marcha este sistema novedoso "que lo que hacía era recopilar información de más de 15.000 residentes y 8.000 trabajadores, para conocer su situación y si alguien presentaba fiebre o se quedaba en casa porque le dolía la garganta".

Y estos datos, prosigue, eran usados por el sistema de salud para ver en qué residencia podían necesitar apoyo y adelantarse, dentro de las posibilidades del momento, a los acontecimientos. Además, parte de esta información era publicada diariamente por la Consejería de Servicios Sociales durante todo el Estado de Alarma, lo que suponía conocer en qué situación se encontraba cada residencia en tiempo real. 

El arma secreta de Asturias para combatir el coronavirus en las residencias de mayores

Colaboración de todos

La clave, cuenta Pascual, para que este sistema funcionase tuvo que ver con la colaboración de los gestores, ya que el plan se aplicó a todos los centros por igual, ya fuesen públicos, privados o con plazas concertadas. "Controlábamos cómo iba cada residencia individualmente. Revisábamos información y llamábamos para comprobar que la situación se mantenía estable y, luego, se trasladaba a Salud todo para ver qué centro se tenía que intervenir", asegura. 

Y es que, en opinión de la directora del Principado de Asturias, otro factor determinante para el éxito de este sistema fue que la intervención no se vio como un castigo o "inspección", sino como un apoyo. Así, apunta, las casuísticas por las que se mandaba ayuda a los geriátricos eran muy diferentes. Unos centros necesitaban apoyo para sectorizar, al no tener espacio o formación para hacerlo, otros, demandaban personal, y algunos casos, "más dramáticos", una intervención total, explica. "Independientemente de la gestión, se intervino. Y eso fue clave", señala. 

Desde entonces, Asturias se ha convertido en referente en cuanto a prevención de la pandemia en las residencias y su sistema ha sido presentado al resto de autonomías como un posible modelo del que inspirarse. Aunque, matiza Pascual, otros mecanismos de alerta en otras regiones, "como Galicia", han funcionado también muy bien, según ella. 

Tareas pendientes

Por otra parte, tanto empresarios como sindicatos convienen en que el sistema de intervención de residencias asturiano fue, en muchos casos, exitoso. Con todo, desde CCOO Asturias (@CCOO) entienden que faltó colaboración con los agentes sociales a la hora de hacer frente a la pandemia en estos centros. "Nunca supimos cómo funcionaba este plan. En ningún momento se pusieron en contacto con los trabajadores así que, sobre ese tema, poco podemos decir", comenta Juan Pedro Muñoz, responsable de Salud Laboral y Comunicación de la FSS-CCOO de Asturias. 

Otra crítica que hacen desde este sindicato a la Consejería es que todavía no se han abordado aspectos centrales, a su parecer, como el "aumento de personal" en los centros, algo "imprescindible" para dar un buen servicio, más aún en tiempos de pandemia. "Hay muchos trabajadores del sector privado que se han pasado a lo público y las residencias privadas se están quedando sin personal. Además, las ratios son muy bajas y se incumplen fácilmente. Por ello, pedimos que se aumenten", demanda. 

Aun así, este representante reconoce que la intervención del Principado en las residencias, sobre todo, una vez transcurridas unas semanas desde la aprobación del Estado de Alarma, ayudó "mucho a controlar". "Cuando el Sespa lo hizo y mandó a un coordinadora, mejoró y se tranquilizó al personal. Y ahora, también se hacen cargo de las PCR", apunta. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?