Madrid

Así es la Iglesia de San Antonio de los Alemanes: la "capilla sixtina" de la capital

Verónica Mollejo

Foto: Wikipedia

Jueves 23 de mayo de 2019

3 minutos

Fue fundada por Felipe III a principios del siglo XVIII y está dedicada a San Antonio de Padua

La Iglesia de San Antonio de los Alemanes
Verónica Mollejo

Foto: Wikipedia

Jueves 23 de mayo de 2019

3 minutos

Aunque no lo parezca por la sencillez de su fachada, la iglesia de San Antonio de los Alemanes es una de las más hermosas e imponentes de la ciudad de Madrid. Su escaso tamaño guarda con devoción las pinturas que recubren sus paredes, de valor incalculable, y que le han valido el apodo de la “capilla sixtina” de la capital.

Su construcción comenzó en 1624 y finalizó nueve años después, en 1633, gracias al trabajo de los maestros de la época como Francisco Seseña, Juan Gómez de Mora y Pedro Sánchez. El rey Felipe III, llamado “el Piadoso”, fue el encargado de su fundación bajo el nombre de San Antonio de los Portugueses pues, a principios del siglo XVII, el monarca ofreció la iglesia y el hospital contiguo a los enfermos y los peregrinos portugueses que atravesaban la ciudad.

Sin embargo, cuando la corona española perdió Portugal y Mariana de Austria cedió su propiedad a los alemanes católicos que acompañaron a Madrid a la esposa de Carlos II, la iglesia cambió su nombre por el que actualmente permanece.

Iglesia de San Antonio de los Alemanes

Una iglesia única en la capital

Tal y como hemos visto anteriormente, se trata de una construcción que destaca por su increíble belleza, debido a las impresionantes pinturas al fresco que cubren las paredes y el techo del templo, de planta elipsoidal. Los responsables de esta obra de arte fueron Francisco Rizzi, Lucca Giordano y Juan Carreño de Miranda, quienes quisieron rendir homenaje con sus creaciones a la vida de San Antonio de Padua. El primero fue el encargado de la composición arquitectónica que decora la cúpula, Carreño de Miranda pintó a San Antonio ascendiendo hacia la Virgen, mientras que Giordano dedicó su tiempo a plasmar varios milagros del Santo.

Otros de los tesoros del templo son el retablo del altar mayor, obra de Miguel Hernández, que sustituye a uno anterior que ardió en llamas; una magnífica escultura de 'San Antonio con el Niño' de Manuel Pereira y un órgano de estilo romántico francés recién restaurado.

Además, la iglesia incluye una cripta donde descansan los restos de dos infantas de Castilla: Berenguela de Castilla, hija de Alfonso X el Sabio y Violante de Aragón, y Constanza de Castilla, hija de Fernando IV de Castilla y Constanza de Portugal. Por su riqueza histórica y artística, la iglesia de San Antonio de los Alemanes fue declarada Bien de Interés Cultural en 1973.