Avances

Un hospital de Los Ángeles ficha a Alexa como un enfermero más

Carlos Zapatero

Sábado 23 de marzo de 2019

2 minutos

Los asistentes virtuales llegan al ámbito de la sanidad gracias a un software específico

Un hospital de Los Ángeles ficha a Alexa, el asistente virtual de Amazon, como un enfermero más (big stock)

El Hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles, en Estados Unidos, ha decidido implantar el asistente virtual de Amazon (@amazon), Alexa, como un empleado más de su personal sanitario. Por medio del Amazon Echo, esta prueba piloto estará presente hasta en 100 habitaciones del centro sanitario. El objetivo es mejorar los canales de comunicación entre los pacientes y el personal sanitario, así como optimizar la eficiencia de los propios trabajadores.

“Alexa, necesito que avises al médico”

Por medio de una serie de carteles que se encuentran visibles tanto en las habitaciones como en las zonas comunes, la dirección del hospital recuerda a los pacientes que tienen a Alexa a su disposición durante las 24 horas del día.

La implantación de Alexa no es exactamente como la que podemos encontrar en la versión comercial del dispositivo. El hospital ha instalado un software bautizado como Avia Health. Diseñado específicamente para el sector sanitario, Avia ha sido subvencionado tanto por el propio hospital como por Google (@google) y Amazon. La idea final es que el centro de Los Ángeles deje de ser una prueba piloto, para hacer que Alexa tenga una cada vez mayor presencia en todos los hospitales del mundo. 

El circuito de funcionamiento que sigue Alexa es capaz de detectar si el propio dispostivo puede atender la petición o si, por el contrario, tiene que derivar la acción a un médico o enfermero. En los casos en los que se necesite la asistencia sanitaria, Alexa se encarga de comunicarse con el equipo médico por medio de un aviso telefónico. Mientras que si las acciones son cotidianas, ella misma puede encargarse de llevarlas a cabo. 

Comunicación más fluida entre enfermeros y paciente

La implantación de Alexa no supone únicamente una ventaja para el paciente, sino que su impacto es directo para el personal sanitario. Gracias a la autonomía con la que cuentan los asistentes virtuales para realizar una serie de acciones básicas, como encender y apagar las luces o subir y bajar las persianas, el propio equipo sanitario del hospital puede focalizarse únicamente en las siuaciones que requieran de su atención

La operación a distancia que pudimos ver en el Moblie World Congress de Barcelona, unido a la presencia de Alexa en este hospital americano, auguran un futuro en el que la medicina y el sector tecnológico parece que comienzan a iniciar un camino cada vez más en común. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?