Sociedad

Barcelona, alfombra roja del automóvil

José María Cernuda

Jueves 16 de mayo de 2019

4 minutos

Barcelona es desde 1919 la cita obligada cada dos años, alternándose con Madrid

Barcelona, alfombra roja del automóvil

El pasado año se fabricaron en todo el mundo casi 100 millones de vehículos, de los cuales, algo más de la mitad de construyeron en China; y podría decirse que también se vendieron en China, porque las cifras de exportación de vehículos de este país son casi inexistentes… de momento. Desde que en 1885 Karl Benz construyó y patentó su primer vehículo movido por un motor de combustión interna, el automóvil se ha convertido en el primer actor de la industria mundial. Ninguna actividad económica destina a I+D+I más recursos que la automoción, incluida la farmacéutica, la armamentística, o la informática, que está acercándose al liderazgo pero que aún no lo ha conseguido.

Prácticamente desde el invento de Benz la manera en que los fabricantes tenían de mostrar sus novedades han venido siendo los llamados “Salones del Automóvil”. Eventos espectaculares en los que las marcas hacían exhibición de su poderío a nivel nacional e internacional. El primero fue en París en 1885. En Europa el más importante es el de Ginebra, que se celebra anualmente. Frankfurt y París se alternan cada dos años. En España, Barcelona ha sido desde 1919 la cita obligada también cada dos años, alternándose con una muestra similar en Madrid. En el resto del Mundo, son significativamente importantes los salones de Detroit (que está siendo superado últimamente por el de Los Ángeles) y el de Tokio, como muestra de la poderosísima industria japonesa. Y lógicamente, el muy reciente Salón de Pekín se está ubicando ya entre los más importantes, dada la supremacía de China en el concierto internacional.

Lo que es evidente es que estas gigantescas exposiciones ya no son el escaparate de hace unas décadas. Cada vez son menos las novedades que se presentan en esas fechas ya que los fabricantes prefieren la repercusión exclusiva y no mostrar sus nuevos productos junto a otros competidores, en un impacto diluido. Por otro lado, los nuevos medios de difusión permiten que los futuros compradores conozcan perfectamente los nuevos productos sin el coste elevado de una actuación promocional puntual. Hoy los salones del automóvil está evolucionando hacia acontecimientos sociales y mediáticos en los que mostrar el poderío de un holding, su imagen de marca, su creatividad o su capacidad de innovación, más que mostrar al público su modelo más reciente. Así, en cualquiera de los grandes salones mundiales que hemos mencionado, el público prestará más atención a los espectaculares prototipos (que nunca llegarán a fabricarse en serie) que a los modelos que puede ver al día siguiente en el concesionario o cómodamente en su casa a través de espectaculares imágenes publicitarias en las páginas web de todas las marcas.

Este año, en la pasada semana, la muestra de Barcelona celebraba su centenario. En los preciosos pabellones de Montjuich, 37 marcas mostraban sus gamas completas. Ausencias notables, como el primer fabricante español, el grupo Peugeot-Citroën-Opel (@GroupePSA ), o Ford (@FordSpain). Ya hemos mencionado que los fabricantes cada vez analizan con más severidad los gastos de una muestra, sobre todo si en ella no van a obtener una repercusión mediática.

Y si algo se puede obtener de una visita a cualquiera de estas muestras son las “tendencias” hacia las que discurre el futuro de la automoción. En Barcelona, sin la menor duda, esta tendencia era hacia el eléctrico. Y no porque la demanda se decante hacia este tipo de vehículos, sino porque en este proceso de transformación de la movilidad, cada marca quiere poner énfasis en su capacidad innovadora. Asistimos pues a una especie de “alfombra roja” de la automoción. Con modelos espectaculares e innovadores. Protagonistas efímeros porque luego la gente compra en Zara aunque las portadas las acapare el modelo de Lady Gaga.

Aunque hubo mucho que ver en esta muestra, hemos elegido un breve ramillete de lo que consideramos más interesante para la mayoría de los usuarios

Hyundai Nexo (@HyundaiEsp) es el primer coche que se va a comercializar en España movido por hidrógeno. Una tecnología con enormes posibilidades de futuro pero aun de difícil implantación en nuestro país, ya que solo hay en la actualidad 6 puntos de suministro en España. Así que este interesante SUV se destina principalmente a organismos  e instituciones con acceso fácil al repostaje. Su potencia máxima es de 120 Kw para impulsar su motor eléctrico, capaz de hacerle alcanzar los 175 km/h de velocidad máxima. Su precio es de 69.000 euros.

Posiblemente la novedad más interesante de este salón de Barcelona sea el nuevo Renault Clio (@PrensaRENAULT). Es ya la quinta generación del popular modelo de la marca francesa y aún tardará unos meses en iniciar su comercialización. Es ligerísimamente más pequeño que el actual Clio, pero bastante más ancho, por lo que su habitabilidad ha sido mejorada. Pero donde más diferencias hay en el nuevo modelo es en el interior, con una instrumentación por pantalla modulable. La gran noticia del Clio es que el año próximo dispondrá de un motor híbrido no enchufable, con motor de gasolina 1.600 y 128 cv de potencia. El precio aún no ha sido comunicado.

Por fin hemos podido ver el Mercedes EQC (@MBenzEspana), el primer eléctrico puro de Mercedes. Un coche de 4,7 metros de longitud para competir directamente con el Jaguar I-Pace y el Audi  e-Tron. Grandes SUV en el entorno de los 80.000 euros (el Mercedes se anuncia por un mínimo de 77.500) y con autonomías ya interesantes, como los  375 kilómetros que anuncia el recién llegado. Este EQC dispone de dos motores eléctricos (cada uno actuando en un eje) que suman 405 cv de potencia máxima. Las baterías son de iones de litio, con una capacidad de 80 Kw/h, lo que exigirá 11 horas de carga en un poste doméstico de 32 amperios. En puntos de carga rápida se puede repostar en 1 hora.

Toyota (@Toyota_Esp) no puede mantenerse al margen de su prestigio deportivo, representado por su denominación Gazoo Racing y que hace correr sus coches en el mundial de resistencia (con Fernando Alonso como piloto) o de rallyes. Fruto de su experiencia en competición llega ahora la quinta versión de su popular Supra. Un coche superdeportivo de tracción trasera y pocas concesiones a la serenidad, con un motor de 6 cilindros y 340 caballos. Su precio es de 70.000 euros.

Todavía no puede hablarse de su producción, pero ya se ha desvelado el que será el primer eléctrico puro de Seat (@tuSEAT), bautizado El-Born y que se comenzará a vender el año próximo. Es la versión Seat del también próximo Volkswagen ID, con el que comparte plataforma y que será el primer eléctrico puro del grupo alemán. Para el Seat se anuncia una autonomía de 420 kilómetros y una carga de menos de 1 hora en postes de 100 kw.

0

No hay comentarios ¿Te animas?