Sociedad

Cataluña, tercera comunidad en incluir a los mayores en la vacunación contra el herpes zóster

María Bonillo

Foto: Bigstock/Europa Press

Jueves 8 de septiembre de 2022

3 minutos

Es una infección viral que afecta especialmente a las personas mayores

Cataluña, tercera comunidad en incluir a los mayores en la vacunación contra el herpes zóster. Foto: Bigstock
María Bonillo

Foto: Bigstock/Europa Press

Jueves 8 de septiembre de 2022

3 minutos

La inclusión de las personas mayores en la vacunación contra el herpes zóster aumenta después que la Generalitat de Catalunya actualizara a finales de agosto su calendario de vacunaciones sistemáticas, indicando la incorporación al calendario de la vacuna contra el herpes zóster para personas mayores, siguiendo así las recomendaciones aprobadas por la Comisión de Salud Pública el pasado 25 de marzo de 2021.

En concreto, se incluían en el calendario de la vacuna recombinante contra el herpes zóster (HZ/su) a las personas de 65 y 80 años. Con esta medida, Cataluña se convertía en la tercera Comunidad Autónoma en implantar la inmunización de las personas mayores contra el herpes zóster, después de que el Principado de Asturias se erigiese como la segunda comunidad autónoma, tras Madrid, en implantar en España la inmunización del colectivo de las personas para hacer frente a este "importante problema de salud", en palabras del director gerente de la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA), Javier García. 

Según recoge la confederación (@CEOMA_ong) en una nota, confian en que esta decisión acelere la implantación de la misma medida en el resto de comunidades autónomas que ya anunciaron su disposición de aplicarla, que ahora serían: Baleares, Castilla y León, y Melilla.

 

Cataluña, tercera comunidad en incluir a los mayores en la vacunación contra el herpes zóster. Foto: Europa Press

El riesgo aumenta con la edad

Conocilla como culebrilla, el herpes zoster es una infección viral de gran prevalencia, provocada por el mismo virus de la varicela, que afecta especialmente a las personas mayores y a ciertos grupos de edad. De hecho, el riesgo aumenta con la edad, llegando hasta el 50% en las personas mayores de 85 años.

Sus complicaciones pueden ocasionar discapacidad y condicionar en gran medida la calidad de vida. Además, constituye una importante carga para la sociedad, “tanto por los costes directos de la atención sanitaria, como por la pérdida de productividad en las personas más jóvenes, y de los cuidadores en los pacientes de mayor edad”, según señalaba la Circular de la Dirección General de Salud Pública del Principado.

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor