Cultura

El arte de Balthus llega al Museo Thyssen-Bornemisza

Marco Herrera

Miércoles 20 de febrero de 2019

1 minuto

El museo acoge la exposición del controvertido pintor francés

'La partide de naipes' (1948 1950) de Balthus
Marco Herrera

Miércoles 20 de febrero de 2019

1 minuto

El Museo Thyssem-Bornemisza presenta una exposición retrospectiva del legendario artista Balthasar Klossowski de Rola (1908–2001), conocido como Balthus. El francés está considerado uno de los grandes maestros del arte del siglo XX y es, sin duda, uno de los pintores más singulares de su tiempo. En su obra compleja y multifacética, admirada por algunos y rechazada por otros, siguió un enfoque artístico que representaba una alternativa y un desafío para las vanguardias modernas. En su oposición a los puntos de vista prevalecientes, se refiere a toda una gama de tradiciones y precursores histórico-artísticos. Sin embargo, en su excéntrico desprendimiento del modernismo, desarrolló su propia actitud vanguardista, que ahora parece casi posmoderna y contemporánea.

Obra

El punto de partida para la exposición es la pintura monumental de Balthus Passage du Commerce-Saint-André, de 1952 a 1954, que ha sido prestada al museo durante algún tiempo. Este enigmático trabajo resume el compromiso intenso del artista con las dimensiones del espacio y el tiempo en la imagen, y con su relación con la figura y el objeto. Con este enfoque, la exposición reunirá unas cincuenta imágenes importantes de cada fase de la obra de Balthus, examinando también las estrategias empleadas en la puesta en escena de sus imágenes a menudo provocativas, e iluminando los elementos de ironía y misterio en su trabajo.

Sus imágenes combinan la tranquilidad con la tensión extrema, y ​​representan una gran cantidad de contradicciones, mezcla de sueño y realidad, erotismo e inocencia, lo real e insondable, lo familiar y lo extraño, de una manera totalmente única.

'La calle' (1933) de Balthus

Polémica

A pesar de la diversidad de su trabajo, Balthus se asocia a menudo con sus pinturas de niñas. Fascinado por esta transición entre la adolescencia y la edad adulta, el pintor fallecido hace 17 años fue el centro de atención en noviembre pasado tras su exposición en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.

¿El objeto de discusión? Sueños de Teresa (1938). El retrato de la joven Thérèse Blanchard, de 12 años, vecina del barrio, se convirtió en su modelo favorita entre 1936 y 1939. Pintó una docena de retratos de ella, y esto provoca controversia ante las acusaciones de pedofilia. El Thyssen, por tanto, estará atento a posibles voces quejándose de algún enfoque del artista. El museo neoyorkino ya recibió una petición en línea que reunió a cerca de 12.000 firmas denunciando el erotismo de este trabajo y solicitando una contextualización con la ayuda de un cartel explicativo. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?