Cultura

5 consejos para iniciarse en el coleccionismo de arte más fácilmente

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Viernes 10 de mayo de 2019

3 minutos

Uno de los consejos más difundidos por los expertos es no centrarse únicamente en el arte emergente

¿Cómo iniciarse en el coleccionismo de arte?
Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Viernes 10 de mayo de 2019

3 minutos

El arte siempre ha sido y será una de las principales fuentes de inversión, a través del coleccionismo de obras u objetos artísticos de calidad o en plena tendencia. Por este motivo, son muchas las personas que cada año quieren iniciar su propia trayectoria en este apasionante mundo, plagado de mitos y etiquetas que deben derribar para tomar las mejores decisiones. Por ejemplo, una de las pautas más habituales, sobre todo si eres un neófito en la materia, es apoyarte en un experto que te ayude a desarrollar tu pasión artística, te introduzca en el mercado o te dé a conocer los artistas que más triunfan. ¿Qué otros consejos puedes seguir para iniciarte en el coleccionismo de arte?

Un buen comienzo

  • No te dejes llevar únicamente por las tendencias. Un error de principiante es invertir cantidades ingentes de dinero en obras, artistas o corrientes que son tendencia en ese momento. Con esta actitud corres el riesgo de que, en apenas unos meses, su valor descienda notablemente, pues muchas de estas referencias carecen de la profundidad necesaria para mantenerse estables en el mercado. Por ello, lo mejor es no centrarse únicamente en el arte emergente, ya que al tratarse de una carrera de tan poco recorrido son muchos los obstáculos que todavía pueden aparecer en el camino.
  • No inviertas por encima de tus posibilidades. No todo el mundo tiene la posibilidad de iniciar su colección de arte con un Van Gogh original y tampoco hace falta que te arruines para estrenarte por todo lo alto. Puedes empezar con pequeñas obras de proyección internacional antes de que sus precios terminen de dispararse. Además, no siempre es necesario que adquieras obras pictóricas, también puedes incluir en tu colección esculturas, antigüedades o elementos de cerámica que suelen tener unos precios más asequibles.
Mujer en una galería de arte
  • No dejes de lado tu estilo personal. Eso sí, que sigas los consejos de un experto o las tendencias del momento, no significa que debas olvidar tus gustos y preferencias. Lo interesante de este tipo de colecciones es que, a pesar de integrar diversas obras, épocas y corrientes, irradian un estilo personal que deja entrever la personalidad de su propietario. De esta forma, tu repertorio no se parecerá en nada al de otros coleccionistas, así que no compres pensando únicamente en la inversión económica, sino con el corazón.
  • Conoce y domina tu entorno de compra. La mayoría de principiantes acuden en primer lugar a las galerías de arte para adquirir las obras recién estrenadas de un artista. Sin embargo, debes descubrir otros puntos de venta para ampliar así tu radio de actuación. Hablamos de los anticuarios, las exposiciones, las ferias, las casas de subastas e incluso los mercados de segunda mano. Cualquier lugar es idóneo para encontrar una auténtica obra de arte.
  • Ten paciencia. Como ocurre con cualquier otro tipo de inversión, comenzarás a obtener beneficios gracias a tu colección de arte a largo plazo. Además, el tamaño de la misma también requiere mucho tiempo y constancia, pues no todo el mundo puede disfrutar de nuevas adquisiciones cada mes. Mientras tanto, fórmate, haz contactos, acondiciona un lugar para guardar las obras y, sobre todo, asegura tu colección.