Cultura

Iconos de la indumentaria tradicional en el Museo del Traje de Madrid

Verónica Mollejo

Foto: Museo del Traje

Jueves 19 de septiembre de 2019

2 minutos

La mayoría de trajes y complementos que forman parte de la muestra son de los siglos XVIII y XIX

'Iconos de indumentaria tradicional' en el Museo del Traje

Aunque para muchas personas la moda sea simplemente un bonito envoltorio que cubre nuestra desnudez, lo cierto es que también es un fiel reflejo de la cultura y la época en la que ha sido confeccionada. Un tesoro que plasma los gustos y las preferencias de una sociedad concreta y, por lo tanto, de su evolución a lo largo de la historia. Sobre esta premisa se sustenta una de las últimas exposiciones del Museo del Traje (@MuseodelTraje) de Madrid: Iconos de estilo. Una mirada a la indumentaria tradicional.

“La indumentaria tradicional constituye un valioso testimonio de un pasado centenario que cuenta el modo de entender la representación social y grupal de nuestros pueblos, su historia. El traje ha actuado como depositario de múltiples mensajes y símbolo identitario dentro de un marco social, íntimamente ligado a la costumbre, la memoria colectiva y la transmisión oral”, defiende el Ministerio de Cultura y Deporte (@culturagob).

Como su propio nombre indica, la muestra está compuesta por trajes y complementos que datan en su mayoría de los siglos XVIII y XIX, y que se agruparon en la década de 1920 como parte de la Exposición del Traje Regional e Histórico, origen del actual Museo del Traje.

Iconos de la indumentaria tradicional en el Museo del Traje

Trajes de oficio, de diario y de celebración

Esta exposición, que estará disponible hasta el mes de octubre en la planta baja del recinto, está dirigida por Concha Herranz y coordinada por Ana Muñoz, y se divide en cinco secciones que plasman las distintas épocas, técnicas e influencias artísticas que han pasado por nuestro país:

  • Evoluciones. La indumentaria tradicional ha ido incluyendo y relegando multitud de prendas y complementos que han triunfado según la etapa en la que fueron presentados al público. Un buen ejemplo de ello es el mantón de Manila, el calzón, los pañuelos que se anudaban sobre el pecho o los pantalones al tobillo que ahora han vuelto a estar de moda.
  • Fiestas rituales. Según el calendario festivo de cada región, sus habitantes reservan y lucen en la fecha señalada una indumentaria muy especial adaptada a dicha celebración. Ya sea patronal, de origen histórico, perteneciente al santoral católico u organizada por las antiguas cofradías.
  • Iconos de oficio. El traje también actúa como símbolo dentro de un marco social, expresa una jerarquía, sobre todo en el ámbito profesional. No viste igual un profesor que un pastor, un vendedor o un alcalde. Todo cuenta en este sentido: los patrones, los tejidos e incluso los complementos que acompañan al conjunto.
  • Pervivencias. Aquí “conviven diversas siluetas, prendas de diferente cronología e influencia histórica, tejeduría artesanal con industrial, confección manual con mecánica, tintes naturales con químicos”, explican desde el Museo del Traje.
  • Exaltación de la riqueza. Los trajes más lujosos también tienen un hueco en esta exposición, pues eran utilizados para demostrar una elevada posición social en las celebraciones más importantes. Se aprecian vestidos ricamente decorados con lentejuelas, abalorios, encajes o pasamanerías, así como joyas de oro, plata y marfil.
0

No hay comentarios ¿Te animas?