Sociedad

El epidemiólogo Pedro Arcos advierte: "Hay que levantar todas las restricciones del Covid ya"

Pablo Recio

Sábado 9 de octubre de 2021

9 minutos

Si no se hace, incluido el uso de la mascarilla, puede ser "contraproducente", alerta

El epidemiólogo Pedro Arcos advierte: "Hay que levantar todas las restricciones del Covid, ya"
Pablo Recio

Sábado 9 de octubre de 2021

9 minutos

La quinta ola parece que ya ha tocado suelo en España y esto ha provocado que muchas comunidades, con un 80% de la población vacunada, levanten la mano y hayan reducido significativamente las restricciones. 

Sin embargo, parece que, en comparación con otros países del entorno, las autoridades se resisten a convivir con este virus respiratorio como se hacía antes de la pandemia con sus semejantes, es decir, sin mascarillas, dando recomendaciones generales a la población más vulnerable, vacunando y mediante el trabajo 'en la sombra' de los servicios de Salud Pública que controlan los datos hospitalarios y de la Atención Primaria para comprobar que no esté habiendo ninguna anomalía en la transmisión endémica de estos microorganismos. 

Y este exceso de protección actual podría ser contraproducente, según asegura a 65Ymás el epidemiólogo y profesor de la Universidad de Oviedo, Pedro Arcos.​ 

Preguntas - ¿En qué punto de la pandemia estamos?

Respuesta - La mayoría de las Comunidades Autónomas están en un momento de control, por debajo algunos de los 25 casos por semana. Además, las tasas de positividad son bajas y se están manteniendo durante varias semanas seguidas. Por otra parte, no hay ninguna variante nueva, así que, claramente, estamos en un momento en el que hay que levantar las restricciones, todas. 

P.- Pero en anteriores olas, sin la vacuna, también se hizo así: bajaba la incidencia –algunos expertos pedían que llegase a menos de 25 casos para relajar limitaciones–, luego, se relajaban las medidas y, después, había una nueva ola, y se volvían a imponer medidas. ¿Por qué ahora va a ser diferente?

R.- No tiene nada que ver, la población no estaba vacunada. No se puede comparar. Ahora es momento de volver a la normalidad. Suecia, Finlandia, Dinamarca, Suiza, Holanda... la mayoría de países que tienen porcentajes de población vacunada similares a España están, desde hace semanas, en completa normalidad, ni mascarillas en interior ni nada. 

P.- Y aquí, ¿se mantienen las medidas por miedo? 

R.- La decisión se puede tomar ya. Pero tanto para imponer restricciones como para quitarlas hay que hacerlo en base a unos criterios técnicos. No se pueden aplicar 'por si acaso' o esperar unos meses antes de levantarlas también 'por si acaso'. Y desde el punto de vista técnico, tenemos todos los elementos ahora mismo para quitar las restricciones. Otra cosa es que, políticamente, no se quiera, porque la situación de control de la población venga bien, o por lo que sea. Pero somos los únicos que lo estamos haciendo así. Los vecinos europeos hace tiempo que ya lo resolvieron. 

P.- ¿Puede ser que se mantengan las restricciones para que no se diga 'ya te lo dije yo' o 'ya te avisé que' cuando aumente la transmisión?

R.- Las decisiones se deben tomar en base a criterios técnicos. Se usan para imponerlas, pero no para dejar de aplicarlas. Y ahora, ¿qué razón hay para seguir con ellas? ¿Alguien me lo puede explicar desde un punto de vista técnico? No me vale en base a por si acaso o a las emociones.

P.- Pero se comenta, desde hace meses, que puede venir una nueva variante inquietante que pueda eludir la inmunidad.

R.- Ya, pero el 'no vaya a ser' no es un criterio. Ahora mismo, en el territorio no hay una variante nueva y no hay perspectiva de que llegue. En base a esa creencia, podríamos estar indefinidamente con las restricciones. Además, pasa algo, las personas están dejando de aplicar las medidas por su cuenta.

P.- Otras personas siguen teniendo pánico irracional al virus aunque estén vacunados.

R.- Hay gente que no vuela en avión por miedo. Pero eso no significa que los demás no debamos hacerlo. También hay cierto riesgo de montar en coche, pero, por esa regla de tres, en la vida no haríamos nada. Hay que mirar un poco al entorno. Han levantado las restricciones hace tiempo y, aquí, seguimos. 

Captura de pantalla 2021 09 29 a las 11.05.00
Fuente: Ministerio de Sanidad. 

 

P.- Actualmente, las comunidades han levantado la mayoría de restricciones de aforos pero no la mascarilla en interiores, ¿puede ser que se pretenda mantener su uso indefinidamente contra otros virus? ¿Es esto sensato?

R.- Ojo. Nosotros no llevábamos mascarilla antes del Covid y no hay ninguna razón para que se haga después. Además, ponérsela siempre reduce la exposición a dosis subclínicas de los virus y vamos a tener un problema con otros patógenos respiratorios con los que la población no ha tenido contacto en un año y medio. Y es que usar mascarilla tiene efectos secundarios. Y no me vale el argumento de Japón o China. En China, la gente la lleva por la contaminación y en Japón, lo hacen algunos mayores, por un tema cultural. Este argumento está cogido con alfileres y sólo lo he escuchado de manera residual en los medios, pero ningún epidemiólogo que haya trabajado lo plantea. Es una barbaridad.

P.- ¿Mantener la mascarilla puede ser contraproducente?

R.- Es un tema de ignorancia. Es como pensar que uno puede no infectarse en la vida. Forma parte del proceso natural y de la interacción de los humanos y animales con el ecosistema. Por esa regla de tres, no salimos nada y vamos todo el día con guantes y EPI. Pensar que vamos a llevar protección siempre para evitar virus respiratorios es absurdo. Perderíamos el contacto con ellos y las defensas que tenemos. Y el día que te quites todo...

P.- Sabiendo esto y pensando en que ya no habrá restricciones, ¿qué tipo de otoño está por venir? ¿Si sube la incidencia, la población debería alarmarse?

R.- Lo que razonablemente va a pasar es: nada. Seguirá la incidencia, salvo que llegue una nueva variante que se haga dominante. Así que el virus se convertirá en endémico, lo que significa que habrá una serie de casos como hay de meningitis, turberculosis o cualquier otra cosa. Podrá afectar a alguien, pero como pasa con otros 30 o 40 virus. 

P.- ¿Y el resto de patógenos respiratorios? ¿Qué pasará con ellos?

R.- Aumentará la incidencia, porque hemos perdido memoria por el uso de las mascarillas. Es probable que haya un aumento. 

P.- ¿Es preocupante que aumente la incidencia? ¿Puede saturar el sistema?

R.- La mayoría de estos virus no producen problemas importantes. Pasará, que se infectarán con coronavirus del resfriado común, rotavirus, etc. Y es verdad que quizá puedan dar problemas, como en lactantes. Quizá hay más casos en ese colectivo.

P.- ¿Puede haber una ola de Covid de personas no vacunadas en otoño, es decir, del 20% que no tiene la pauta completa?

R.- Para que haya una ola, tiene que haber gente susceptible de infectarse. Y aunque haya algunos que puedan contagiarse, ese fenómeno no se va a producir. En epidemiología, cuando se desencadena un brote no tenemos en cuenta la cantidad de infectados sino de susceptibles, por debajo de un porcentaje, no se produce un aumento, porque ya no hay gente sin protección. 

P.- ¿Y poner terceras dosis para evitar contagios? ¿Es una buena estrategia?

R.- Esta vacuna tiene que usarse como la de la gripe, únicamente, en grupos de riesgo. Es decir, a partir de cierta edad o con enfermedades o inmunodepresión. De la gripe no vacunamos a la gente de 30 o 40 años de forma general. 

Captura de pantalla 2021 09 29 a las 11.05.33
Fuente: Ministerio de Sanidad. 

 

P.- ¿En el futuro se normalizará contagiarse de Covid? ¿Se dejarán de realizar test a todos los posibles positivos?

R.- La vigilancia epidemiológica hay que mantenerla igual que se hace con la gripe. Normalidad significa normalidad. Lo que no se puede hacer es aterrorizar a la gente y decir que no hay vuelta a la normalidad. Eso sólo lo he visto en España. Únicamente estamos haciendo esa idiotez nosotros. En la mayoría de países europeos no se lleva mascarilla en interior ya. ¿Por qué seguimos así? En primer lugar, porque el Ministerio ha renunciado a tomar medidas, y las toman las CCAA. Y las autonomías que son más inteligentes las están levantado. Al final, se van a quitar por agotamiento o imitación. 

P.- ¿Por qué se quitan las limitaciones ahora en base a una incidencia baja y no, aparentemente, teniendo en cuenta sobre todo el número de vacunados? Da la sensación de que si vuelven a subir los contagios se volverán a aplicar las medidas, aunque la población esté con la pauta completa. 

R.- Son medidas dentro del 'por si acaso'. La única posibilidad de que vuelva la pandemia es que venga una nueva variante que se haga dominante y que reduzca la eficacia de las vacunas. 

P.- Sería como un virus nuevo. 

R.- Sí. Y si no pasa, las vacunas aguantan bien. Estamos siempre con el 'no vaya a ser'. Y frente a eso, no tengo argumentos, porque son sensaciones o emociones. 

P.- Pero los técnicos sí que tienen que valorar todos los posibles escenarios, para adaptarse correctamente a ellos. ¿Ha sido negativo que ese tipo de forma de actuar se transmita a la población? ¿Cree que ha surgido una cultura preparacionista?

R.- Vamos a ver, ¿por qué no tenemos pensamiento anticipativo con la nueva variante de la gripe que está por venir y puede ser peor? Creo que en España estamos viviendo una resaca del miedo que se ha metido a la población. Y eso va a tardar en pasar. 

P.- ¿Hay que hacer pedagogía para sacar a la población de la cultura del miedo?

R.- No se hizo pedagogía para imponer las restricciones y tampoco ahora para quitarlas. Al final, los fenómenos sociales se producen por imitación, la gente está dejando de llevar mascarilla y se ha convertido en norma. Algo que debía seguir criterios técnicos se ha dejado a la sociedad. 

P.- ¿Cree que si viene otra crisis sanitaria en cinco años la población española volverá a seguir las restricciones a rajatabla o el hartazgo por un cierto exceso de limitaciones durante esta pandemia pasará factura y habrá un rechazo a la mascarilla, por ejemplo?

R.- En España nunca ha habido una sociedad civil potente. Cuando entró a la OTAN, votaron que sí sin saber qué decidían o con la Unión Europea, lo mismo. En Alemania, por contra, hubo más movimiento a favor y en contra, porque hay una sociedad que es consciente de sus derechos, deberes, posición, etc. Aquí todavía no, porque somos más débiles. El nivel de oposición a las decisiones de los gobiernos es muy bajo, en general.

Sobre el autor:

Pablo Recio

Pablo Recio

Pablo Recio es periodista especializado en sociedad y salud, es graduado en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid y comenzó su carrera profesional en el diario El Mundo cubriendo información cultural y económica. 

En 65Ymás, ha contado el drama vivido en las residencias durante la pandemia y ha sacado diferentes exclusivas de impacto como 81 menús de residencias de mayores, a examen: "Baja calidad nutricional y abuso de procesados"que fue citado en una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid. 

Además, es cofundador de la radio online Irradiando y cuenta con un máster en Gobernanza y Derechos Humanos por la Universidad Autónoma de Madrid y otro en Periodismo por el CEU San Pablo/Unidad Editorial. 

… saber más sobre el autor