Sociedad

Familiares de mayores llevan a los juzgados el plan de visitas en las residencias de la Generalitat

65ymás

Viernes 4 de septiembre de 2020

3 minutos

Aseguran que se está causando a los residentes "un perjuicio irreparable"

Familiares de mayores llevan a los juzgados el plan de visitas en las residencias de la Generalitat

Familiares de residentes en geriátricos catalanes, agrupados en la plataforma Coordinadora de Residencias 5+1 (@CooResidencias), han presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) un recurso contra el plan sectorial del ámbito residencial de la Consejería de Salud de la Generalitat de Cataluña. Denuncian que, en el mejor de los casos, les permiten visitar a sus familiares una hora a la semana. "Los efectos de este aislamiento están siendo devastadores", señalan.

Según la plataforma, muchas residencias no permiten las visitas de los familiares o las limitan, incluso siendo una residencia verde, es decir, sin ningún caso positivo ni sospechoso. "Durante meses los ancianos han sufrido un aislamiento absoluto, sin contacto con sus familiares, en muchos casos han estado hospitalizados y después durante semanas en otros centros sociosanitarios o residencias medicalizadas. Todos hemos podido comprobar que el resultado ha sido un enorme deterioro físico y psíquico", destacan, para añadir que "es evidente que una visita a la semana de media hora es absolutamente insuficiente para los residentes, por lo que los efectos del aislamiento siguen siendo devastadores para ellos".

La Coordinadora de Residencias 5+1 denuncia que "no hay justificación posible desde el punto de vista sanitario o epidemiológico para sostener una medida que no les aporta beneficios y que en cambio les produce un perjuicio irreparable". "Los ancianos no entienden la ausencia de sus familiares, lo que les produce una ansiedad y tristeza imposible de superar, porque se sienten abandonados por sus seres queridos. También tienen sentimiento de culpabilidad, porque creen que han hecho algo 'malo' para que los hayamos dejado de visitar", explican.

Expertos alertan de la falta de medios económicos, materiales y de personal en las residencias

"Siguen siendo ciudadanos de pleno derecho"

Por ello, entienden que "la prohibición o limitación de salidas al exterior y las visitas de los familiares es una medida adoptada en beneficio exclusivo de las empresas gestoras de las residencias, porque así se ahorran trabajo de limpieza, no gastan EPIS y además las familias no controlamos lo que ocurre en el interior de las mismas". "Los ancianos siguen siendo ciudadanos de pleno derecho, que mantienen intactos sus derechos constitucionales, por lo que no es posible limitarlos sin la previa declaración, como mínimo, del estado de alarma. Y no sólo se vulneran sus derechos por aquellos que tienen la obligación de protegerlos, sino que, con un desprecio absoluto hacia esos derechos, se delega en las empresas gestoras unas competencias que no tiene, la de impedir / restringir los derechos de los ancianos que viven en las residencias", apuntan.

"Los familiares somos los más interesados en proteger la vida y la salud de los residentes, y creemos que con el plan sectorial de la Conselleria de Salut no se está haciendo, todo lo contrario, se les está causando un perjuicio irreparable. Hemos intentado resolver esta situación por la vía del diálogo, lo que de momento no ha sido posible, pero seguimos reiterando nuestra disponibilidad", agregan. Ante esta situación, explican que han presentado un recurso de protección jurisdiccional de los derechos fundamentales de la persona contra este plan sectorial; con el que pretenden "restituirles todo aquello que les han quitado: la dignidad, sus derechos y poder vivir sus últimos días disfrutando de la compañía de sus seres queridos". 

0

No hay comentarios ¿Te animas?