Sociedad

Inteligencia artificial, la gran aliada para predecir el riesgo de ictus

Laura Moro

Foto: Bigstock

Viernes 5 de noviembre de 2021

5 minutos

Un 17% de las personas mayores de 80 años padece fibrilación auricular

Inteligencia artificial la gran aliada para predecir el riesgo de ictus
Laura Moro

Foto: Bigstock

Viernes 5 de noviembre de 2021

5 minutos

La revista oficial de la Sociedad Cardiovascular Británica, Heart, ha publicado un estudio llevado a cabo por un grupo de investigadores del Hospital Universitario de la Princesa de Madrid, y financiado por los Fondos de Investigación en Salud del Instituto Carlos III.

Jesús Jiménez Borreguero y Alberto Cecconi, cardiólogos, Guillermo J. Ortega, físico, y  Ancor Sanz, biólogo, han diseñado un algoritmo que ayudaría a predecir, y por lo tanto prevenir, la fibrilación auricular, la arritmia más común entre la población, y que un 17% de las personas mayores de 80 años padece. Esta arritmia es también puede provocar un ictus o insuficiencia cardiaca en el peor de los casos. 

Para llevar a cabo su investigación analizaron 566 parámetros de 329.670 electrocardiogramas (ECG) aparentemente normales a través de métodos de aprendizaje automático (machine learning). Gracias a la inteligencia artificial han descubierto signos, que hasta eran desconocidos que pueden predecir la posibilidad de sufrir estas arritmias.  Los electrocardiogramas que se estudiaron pertenecen a 132.772 pacientes del hospital madrileño realizados entre 2010 y 2019.

 

EuropaPress 3766259 guillermo ortega fisico jesus jimenez borreguero cardiologo hospital

 

La técnica del electrocardiograma (ECG) es una de las más utilizadas en el mundo de la medicina por su sencillez a la hora de diagnosticar anomalías del corazón, y por tratarse de una técnica económica. Se lleva utilizando desde hace más de un siglo, cuando Willem Einthoven describió sus aplicaciones clínicas en 1906 y por lo que recibió el Premio Nobel de Medicina.

Y aunque muchos han investigado sobre el ECG, con esta investigación se da un paso más para prevenir las enfermedades cardiacas, y "simplemente habría que actualizar el software del electrocardiógrafo para que reconozca esas variables’', explica Cecconi a El País.

Qué es un ictus

Tal y como lo define la Sociedad Española de Neurología (SEN), un ictus constituye un trastorno brusco de la circulación cerebral que altera la función de una determinada del cerebro. Se trata de un término que engloba todos aquellos que se referían a la obstrucción de un vaso sanguíneo cerebral (trombosis o embolia), su rotura (derrame) o ambas (apoplejía).

El ictus es la segunda causa de muerte en España, la primera entre las mujeres, y cada año afecta a entre 120.000 y 130.000 personas. De estos, en torno a 80.000 fallecen o padecen una discapacidad.

Síntomas de un ictus

Uno de los mayores problemas que representa un ictus es el hecho de que sus síntomas son desconocidos por gran parte de la población. Estos son los síntomas que más enfatiza la SEN a la hora de identificar un ictus:

  • Pérdida de fuerza repentina de la cara, brazo y/o pierna de un lado del cuerpo.
  • Trastorno repentino de la sensibilidad, sensación de “acorchamiento u hormigueo” de la cara, brazo y/o pierna.
  • Pérdida súbita de visión parcial o total en uno o ambos ojos.
  • Alteración repentina del habla, dificultad para expresarse y ser entendido por quien nos escucha.
  • Dolor de cabeza súbito de intensidad inhabitual y sin causa aparente.
  • Sensación de vértigo, desequilibrio si se acompaña de cualquier síntoma anterior.

 

Cómo prevenir la oleada de ictus que se espera para los próximos 20 años

Qué hacer ante un ictus

El objetivo primordial pasa por preservar la vida de la persona que lo ha sufrido, y en este sentido, las primeras cuatro horas tras el inicio de los síntomas son cruciales. Así, lo principal es que la persona sea trasladada lo antes posible a un hospital para que reciba el tratamiento más efectivo según el diagnóstico de su caso. Así, llamar al 112 será el primer paso siempre.

Cómo prevenir un ictus

Existen una serie de hábitos que reducen en un porcentaje importante las posibilidades de sufrir un ictus. Controlar los factores de riesgo puede evitar hasta el 80% de los casos.

Estas recomendaciones ayudan a ello:

  • Llevar una dieta rica y saludable, baja en grasas.
  • Realizar ejercicio Moderado.
  • Controlar el peso, la presión arterial, el nivel de colesterol y el de azúcar en sangre.
  • Abandonar el tabaco.
  • Si se consume alcohol, hacerlo de forma moderada.
  • Controlar el pulso regularmente. Si sienten palpitaciones fuertes y rápidas, sin haber realizado ninguna actividad física previa, es recomendable acudir al médico.

Sobre el autor:

Laura Moro

Laura Moro, periodista.

… saber más sobre el autor