Internacional

Cristóbal Colón, un hombre controvertido que cambiaría el mundo

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Lunes 20 de mayo de 2019

2 minutos

El 20 de mayo de 1506 falleció uno de los mayores navegantes y exploradores de todos los tiempos

Cristóbal Colón

Cuando una figura histórica tiene la relevancia de Cristóbal Colón, son muchas las leyendas, anécdotas o incluso teorías que surgen en torno a su persona. Pero si hay un dato que en principio es fiable, ese es el del día de su fallecimiento, un 20 de mayo de 1506, hace ahora 513 años.

Una figura única

A pesar de que la vida de este genovés (hay otras teorías sobre su lugar de origen) es un cúmulo de luces y sombras, no cabe duda de que su empeño de viajar a las Indias Orientales cruzando el Océano Atlántico cambió el mundo.

Y no porque fuera el primero en llegar a América, ya que está constatado que hubo viajeros que desembarcaron en sus costas siglos antes, sino porque desde entonces el vasto continente “descubierto” comenzó a formar parte del comercio internacional, lo que le puso en el mapa. Eso sí, Colón moriría pensando que había llegado a alguna parte de Asia que no debía estar muy lejos de Japón.

Vida y logros de Colón

Comprender la figura de este navegante y lo que supuso su viaje a América ha dado para escribir múltiples libros, con lo que nos detendremos en algunos datos que reflejan tanto su personalidad como lo descabellado que suponía una empresa de tal magnitud a finales del siglo XV.

  • Ante la preponderancia del Imperio Otomano en Estambul (controlando así la Ruta de la Seda) y la ruta que Portugal había abierto rodeando el continente africano, Castilla necesitaba una nueva vía para comerciar con Oriente. Esa fue la principal razón de que los Reyes Católicos, después de mucho pensárselo, terminaran dando el visto bueno a un viaje que ya habían desechado otras monarquías. A fin de cuentas, Colón aseguraba que la tierra era redonda y que se podía llegar igualmente a Asia por el Océano Atlántico… Y en cierto modo, no se equivocaba.
  • El primer viaje a América de los cuatro que realizó comenzó el 3 de agosto de 1492 y finalizó el 12 de octubre en una isla de las actuales Bahamas. En ese periplo Colón tuvo que parar en Canarias y después hacer frente a un motín.
  • La primera vez que volvió a la corte de Isabel y Fernando lo hizo solo con dos barcos y apenas sin tesoros. La Santa María, la mayor de las embarcaciones, había encallado la Nochebuena de 1492 en un lugar que llamaría La Navidad. Sus tripulantes se quedaron para formar el primer asentamiento, pero cuando Colón volvió en su segundo viaje, no quedaba ninguno vivo.
  • Los cuatro viajes que realizó sirvieron para establecer una ruta segura hacia América que posteriormente se seguiría con asiduidad. En ellos exploraría Puerto Rico, Jamaica, la costa de Venezuela y Honduras.
  • Este magnífico navegante y explorador no tenía dotes de gobernante –al menos de gobernante justo–. De hecho, la vuelta a Europa de su tercer viaje fue como prisionero. Y es que tanto él como sus hermanos optaron por prácticas tiránicas en su función de gobernadores. Fue tal el despropósito de sus decisiones, que la Corona Castellana tuvo enviar a un nuevo gobernador y hacerlo prisionero. De hecho, Colón vio en los indígenas una buena oportunidad en el comercio de esclavos, hasta que Isabel la Católica aseguró que al estar en sus tierras, serían sus súbditos, de tal modo que no se podría comerciar con ellos.
  • Sus últimos años de vida vestía el hábito franciscano, lo que es una buena muestra de su religiosidad.
0

No hay comentarios ¿Te animas?