Sociedad

"No todos los superhéroes llevan capa y antifaz, pero aquí todos luchamos juntos contra el bicho"

Antonio Castillejo

Foto: Gentileza de la residencia El Pilar

Sábado 13 de febrero de 2021

6 minutos

Los mayores de una residencia de Alicante con cero contagios reciben la segunda dosis de la vacuna

Los mayores de una residencia de Mutxamel reciben la segunda dosis de la vacuna como superhéroes. Foto: Gentileza de la residencia El Pilar
Antonio Castillejo

Foto: Gentileza de la residencia El Pilar

Sábado 13 de febrero de 2021

6 minutos

Los 32 mayores que viven en la residencia El Pilar de Mutxamel (Alicante) han recibido la segunda dosis de la vacuna Pfizer disfrazados como  superhéroes festejando de esta forma que desde el inicio de la pandemia, hace ya más de un año, ninguno de ellos se ha contagiado de covid.

Los mayores de una residencia de Mutxamel reciben la segunda dosis de la vacuna como superhéroes. Foto: Gentileza de la residencia El Pilar

"La idea fue algo casual. Coincidió con que nuestra segunda dosis de vacunación se retrasó un poco por el positivo de una de las trabajadoras (el único que ha registrado la residencia), que ya está bien, y coincidió con que este fin de semana celebramos el carnaval", explica Nuria Laforga, codirectora junto a su hermana Eva de la residencia El Pilar en la localidad de Mutxamel, un pequeño centro privado inaugurado por sus padres en el año 2.000 que ahora regentan sus hijas.

"En la residencia, cada año elegimos una temática para celebrar los carnavales y decidimos que este año fuesen los superhéroes porque gracias a esta segunda dosis de la vacuna vamos a tener superpoderes y ser inmunes al 'bicho'", continúa explicando la codirectora del centro antes de aclarar que además, "gracias adiós, no he tenido ningún caso entre los residentes, ningún usuario se ha contagiado, tan solo la trabajadora por la que se ha retrasado la vacunación y que ya esta bien, así que pensamos que debíamos aprovecharlo todo y vacunarnos con los disfraces de superhéroes que los residentes han hecho para el carnaval".

Los mayores de una residencia de Mutxamel reciben la segunda dosis de la vacuna como superhéroes. Foto: Gentileza de la residencia El Pilar

Unos trajes que, como cada año, son los propios residentes los que confeccionan en en centro para la fiesta de carnaval. "Los trajes se los han hecho ellos bajo las indicaciones de Hugo, nuestro animador sociocultural", nos cuenta Nuria Laforga antes de aclarar que "más o menos, cada uno eligió a su superhéroe, pero claro, solo conocían a los más famosos como Superman o Batman y Hugo les ayudó a elegir los personajes y vio como lo podían plasmar con los materiales que tenemos, la mayoría bolsas, materiales reciclados, pedazos de tela de los manteles…". Y,  por supuesto, se confeccionaron en el taller de manualidades de la residencia "porque esto forma parte de su actividad. Desde que terminó la navidad, empezamos ya a trabajar con la temática del carnaval".

Los mayores de una residencia de Mutxamel reciben la segunda dosis de la vacuna como superhéroes. Foto: Gentileza de la residencia El Pilar

Superheroinas y superhéroes

"Estoy muy contenta, porque con la que nos ha caído...", nos cuenta la directora que dijo una residente de 82 años. "Hay que pasarlo bien porque es Carnaval", explicó otra residente de 94 años que, por cierto, se disfrazó de Cíclope al igual que sus compañeras y lo hicieron de personajes de X-Men además de Capitana Marvel, Batman, Superman, Superwoman, la Mujer Maravilla, Tormentalos Cuatro Fantásticos.

Los mayores de una residencia de Mutxamel reciben la segunda dosis de la vacuna como superhéroes. Foto: Gentileza de la residencia El Pilar

Lo que, confiesa Nuria Laforga, "hemos querido destacar es que los héroes de verdad son tanto los residentes, que tanto han sufrido, como nuestro personal que son los que han mantenido a raya al 'bicho' siguiendo en todo momento las más estrictas normas de seguridad".

Los mayores de una residencia de Mutxamel reciben la segunda dosis de la vacuna como superhéroes. Foto: Gentileza de la residencia El Pilar

Fue precisamente por esto por lo que todo el personal de la residencia se vacunó "con la S de Superwoman (somos 20 mujeres y tan solo dos hombres -aclara Nuria-), para volver a destacar una vez más, ese tremendo esfuerzo que han realizado los trabajadores que son superheroinas y superhéroes aunque no lleven capa ni antifaz lo que, de hecho, es el lema de nuestro carnaval: 'No todos los superhéroes llevan capa y antifaz, pero todos luchamos juntos contra el enemigo común que es 'el bicho'".

Los mayores de una residencia de Mutxamel reciben la segunda dosis de la vacuna como superhéroes. Foto: Gentileza de la residencia El Pilar

Y en esa lucha continúan en la residencia El Pilar donde aún no se permiten las visitas e el interior del centro aunque ya sí en el exterior a través de una reja detrás de la que se queda el residente frente a su familia mientras se comunican, porque, explica Nuria Laforga, "las videollamadas están bien pero no es lo mismo que verse en persona".