Sociedad

Lo mejor del sexo cuando tienes más de 65 años

María Bonillo

Foto: Bigstock

Viernes 1 de octubre de 2021

5 minutos

“Es importante que las personas se autoconozcan en esta etapa y descubran qué les va bien ahora"

Lo mejor del sexo cuando tienes más de 65 años. Foto: Bigstock
María Bonillo

Foto: Bigstock

Viernes 1 de octubre de 2021

5 minutos

Una de las partes fundamentales dentro de las relaciones de pareja es la actividad sexual y mucha gente tiene la errónea creencia de que a medida que se va envejeciendo, va disminuyendo. 

Según una encuesta realizada en el Reino Unido, el 85% de los hombres de entre 60 y 69 años aseguran ser sexualmente activos, y lo mismo sucede con el 60% de los de 70 a 79 años y el 32% de los mayores de 80 años. Y aunque las mujeres son sexualmente menos activas, aseguran querer seguir manteniendo relaciones a medida que envejecen. 

Nunca se es demasiado mayor para el sexo y es que “la sexualidad humana es tan extensa que comienza desde el primer día de nuestras vidas hasta el último suspiro”. Así lo asegura Mónica Aznar, terapeuta sexual y de pareja con perspectiva de género especialidad en Terapia de Reencuentro, colaboradora con el Instituto de Sexología Al-Ándalus de Granada, a 65Ymás.

“Cuando pensamos que se es demasiado mayor para el sexo, es porque tenemos integrado que el sexo es pura acción, pasión desenfrenada, posiciones sexuales imposibles y principalmente genitalidad en el encuentro sexual”, explica. “Sin embargo, cuando vivimos la sexualidad de forma global, nuestra sexualidad se ve enriquecida notablemente”.

La piel es el órgano más extenso del cuerpo, “tiene sensibilidad en todas las etapas de nuestras vidas”, por lo que la edad no limita los encuentros sexuales. Todos los sentidos importan, por tanto es importante activarlos para poder ampliar nuestra sexualidad “en cualquier etapa vital”

Lo mejor del sexo cuando tienes más de 65 años. Foto: Bigstock

Una etapa para el disfrute

Aunque pueda sonar contradictorio, esta etapa de la vida “es una etapa para el disfrute, el autoconocimiento y el relax”, explica Mónica (@monica.aznar). “A partir de los 65 años, las personas pueden llevar a cabo todas esas cosas que se han quedado en el tintero, y ahora es cuando las personas tienen una mayor disponibilidad para explorar pues, por lo general, hay menos peso en la carga familiar y muchas personas están viviendo una etapa de jubilación”.

Nos encontramos en un momento donde la sexualidad es más relajada, donde el disfrute puede ser mayor, si se busca, e incluso puede llegar a ser más placentero, ya que muchas personas se atreven a romper patrones repetitivos en esta etapa de la vida. 

“Para mí es importante hacer ver que la sexualidad no siempre va a ser en compañía, sino que es importante crear espacios para que la gente explore su cuerpo a nivel individual en esta etapa si no se ha hecho antes, y abrace así los cambios propios desde el amor. El cuerpo tiene memoria, y ¡nunca es tarde para darle ese cariño y placer que necesita!

Rompe el tabú: el sexo y la pasión en personas mayores

Beneficios del sexo cuando eres mayor

La práctica del sexo tiene numerosos beneficios, a cualquier edad, entre los que se incluyen: mejora la función cognitiva y el bienestar; refuerza la sensación de juventud, o lo que es lo mismo, retrasa el proceso mental de envejecimiento, menos síntomas depresivos… En definitiva, “el sexo es salud”

“En la Sexualidad Consciente que tiene su raíz en el Tantra, se habla de energía sexual, y se entiende por energía sexual las ganas de vivir y comerte el mundo”, nos explicaba Mónica Aznar. “Por supuesto, esta sensación de expansión y unión con el todo está aún más presente en la tercera edad, precisamente por estar más cerca de la etapa final de la vida. Una sexualidad activa en solitario o en compañía en esta etapa puede dar sentido a la vida, pues la persona se siente más llena y alegre al obtener sensaciones placenteras”, que se pueden referir también a una caricia, un masaje, un beso o una compañía agradable acompañada de música con olor a incienso y velas. 

Uno de los mitos más comunes del sexo en las personas mayores es que es “inexistente”, cuando no es así. Parece que la sexualidad se acaba en la tercera edad y que el sexo está únicamente relacionado con la penetración y el orgasmo. “Considero importante romper con este tipo de mitos, pues afecta a las personas de todas las edades, ya que algún día serán mayores”, opina Mónica. 

Es importante que las personas se autoconozcan en esta etapa de la vida y descubran qué les va bien ahora y qué patrones ya no les sirven para así, alcanzar la sexualidad que desean vivir desde la aceptación a los cambios de su propio cuerpo y el agradecimiento de las sensaciones que este les sigue provocando y las que están aún por conocer”, concluye.

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor