Sociedad

La misión imposible de la jubilación parcial para algunos profesores de la concertada

Pablo Recio

Jueves 20 de agosto de 2020

5 minutos

Dependiendo de en qué comunidad trabajen, se pueden o no jubilar parcialmente

La OMS alerta de que hay casos graves y muertes en niños pese a que no es común

"Me llamo Pilar, tengo 62 años y llevo 40 años cotizados trabajando mañana y tarde en un colegio concertado en Santiago de Compostela. Sin embargo, no puedo acogerme a la jubilación parcial, por vivir en Galicia. Mis compañeros en otras comunidades sí que trabajan la mitad de la jornada y, el resto del tiempo, una persona joven se prepara para tomarles el relevo. Encima, no entiendo cómo, siendo grupo de riesgo frente al COVID-19, tengo que exponerme a enfermar y tampoco comprendo que las administraciones no vean la mejora que supondría tener en un aula a dos profesoras. Tengo miedo al virus y mi madre de 90 años vive conmigo. Además, yo tengo 62 y muchos años cotizados, creo que me lo merezco". De esta manera ha contado su situación a 65Ymás esta maestra gallega, que se mostraba inquieta por cómo será la vuelta al cole que tendrá lugar en pocos días. 

Su caso no es el único. La problemática afecta en Galicia a decenas de profesionales de la enseñanza concertada nacidos en 1958 que este año no pueden recurrir a la jubilación parcial con contrato relevo algo que, amén de ser un derecho, les permitiría estar menos expuestos al virus, según defiende. 

Además, sostiene, Galicia no es la única Comunidad en la que se da esta situación, lo mismo les ocurre a los docentes de "Castilla y León, Comunidad de Madrid, Extremadura y Canarias". Y en todas las regiones afectadas por esta brecha territorial, tanto ella como muchos de sus compañeros de profesión llevan ya varios años reclamando que se les reconozca dicho derecho, sin éxito. En concreto, en el caso gallego, Pilar siente que se les ha "ignorado".  

Negociación por autonomías

La razón de esta disparidad de criterios autonómicos tiene que ver, según el miembro de CCOO Galicia (@ccoogalicia), Manolo Laxe, con la voluntad política de cada comunidad. Y es que, explica, en el caso gallego, la Xunta no ha querido firmar un acuerdo -que sí estuvo vigente hasta 2018- para que los docentes se puedan acoger a la jubilación parcial teniendo más de 33 años cotizados y una vez superados los 61 y unos meses. Una modalidad, detalla, a la que es posible acogerse en otras regiones y que implica entre un 25 y un 50% de reducción de la jornada, así como la incorporación de un profesor joven. Incluso, añade, en algunas Comunidades, "como Aragón", se ha conseguido llegar hasta el "75% de reducción". 

“Se nos ha dicho que la Consellería no iba a aceptar ninguna jubilación parcial y han alegado como causa el coste que tiene para la administración mantener este sistema. Pero es el mismo en todas las Comunidades. Además, todos nos regulamos con el mismo convenio. Parece que en Galicia se nos niega éste y muchos otros derechos”, critica.

Así, según Laxe, el problema principal parece ser que la administración no quiere hacer frente al pago de las cotizaciones sociales de los trabajadores parcialmente jubilados. “Es cierto que tienen que abonar el 100%, pero Hacienda también está cobrando. Además, lo que se ahorran en trienios daría para pagarlas. Por ejemplo, un trabajador de primaria tiene como mínimo 11 trienios, es decir, como unos 418 euros al mes. Si reduces la jornada al 50%, sólo tienes que pagar 209”, argumenta. 

Por ello, CCOO le hizo llegar a la Xunta "un estudio económico​ donde les hicimos ver que era un coste abordable, pero no se nos ha contestado ni dado los datos para indicar por qué no es asumible", relata. Es más, la mayoría de veces, según denuncia Laxe, la Consellería de Educación, dirigida por Carmen Pomar, les ha dado la callada por respuesta o "no han querido mover una coma" ni llegar a "un acuerdo". Llegaron incluso a tener que "encerrarse" en la Consellería para lograr que se les recibiese y para que se tomasen en consideración sus demandas, cuenta. 

bigstock High angle view of video confe 356995145

Ahorrar para concertar más

“Creemos que la razón por la que no se firma es porque hay un trasfondo político que tiene que ver con una concepción de la jubilación. Además, todo lo que se ahorran va a servir para financiar la concertación de unidades, o eso dicen para que no protestemos. Pero es que nosotros no queremos financiar la concertación a costa de nuestros salarios y derechos laborales”, critica.  

Además, Laxe apunta que la Xunta debería tener en cuenta que esta medida podría ser positiva para la inserción de nuevos trabajadores en el mundo laboral y que "tiene un efecto dinamizador de la economía". “Según la OCDE, por cada dos profesores de 50 años, debe haber uno de 30. Y, en España, por cada menor de 30 hay siete de más de 50”, ejemplifica.  

Otra razón por la que, para el miembro de CCOO, sería bueno garantizar el derecho a la jubilación parcial tiene que ver con la propia pandemia del coronavirus. “En la última petición que hicimos, entre los múltiples argumentos, había uno que estaba relacionado con la situación especial que vamos a vivir: la jubilación parcial es una manera de proteger a una persona de 60 años que puede entrar dentro del grupo de riesgo", apunta.

Finalmente, Laxe recuerda que hay que tener en cuenta asimismo que su profesión conlleva "un desgaste físico" considerable. “Muchos docentes con esas edades tienen vidas laborales muy largas y más de 35 años cotizados. Es un trabajo intenso”, señala.

Equiparación

Con todo, desde CCOO van más allá y, como objetivo último, siguen reclamando la equiparación con los docentes de la escuela pública y sus condiciones laborales y de jubilación. “Venimos pidiendo la equiparación, también en la jubilación donde hay un agravio comparativo. Ellos pueden irse a los 60 años”, comenta. “Nos han lapidado todos los acuerdos, amén de las reducciones salariales. En Galicia somos la tercera por la cola respecto a salarios”, asegura. 

La patronal busca soluciones alternativas

Por otro lado, desde la Confederación Española de Centros de Enseñanza de Galicia (@cecegalicia) -la patronal del sector- se muestran de acuerdo con la propuesta de los docentes y están a favor de fomentar la jubilación parcial. De esta manera, su representante, Belén Rodríguez, sostiene que están "negociando con la Consellería para que la permita".

"El motivo por el cual no la admite es por el sobrecoste que le supone desde la reforma de 2013 que obliga a cotizar casi al 100% trabajando el 25 o 50%. Sin embargo, la Xunta tampoco permite que asuma este coste el centro educativo y que saquen al trabajador de la modalidad de pago delegado y metan al relevista en su lugar. Nosotros estamos trabajando en esa línea", comenta a este diario. 

bigstock Old male teacher in the classr 379267039

 

"Sería interesante que lo admitieran, pero con la crisis del coronavirus no sabemos si lo van a hacer, porque no va a haber dinero. Galicia es una de las comunidades que sí que intenta cumplir con los objetivos de déficit y esto tiene que salir de algún lado", reconoce. 

Este diario se ha puesto en contacto con la Consellería de Educación de la Xunta, pero aún no se han pronunciado sobre este asunto. 

Un problema que se repite en otras comunidades

Por otra parte, al ser un problema que afecta a muchas comunidades en España, sindicatos como UGT piden que haya "un acuerdo a nivel estatal".

"La reforma de las pensiones derogó la jubilación parcial y la dejó tocada de muerte. Desde ese momento, en cada autonomía tienen que negociar sindicatos, patronal y consejería de Educación sus propios acuerdos. Por ello, pedimos al Ministerio que se retrotraiga la jubilación parcial a las condiciones anteriores, para que todo el mundo tenga la posibilidad de saber que, si ha trabajado los años que se determinen, con 61 va a poder jubilarse parcialmente", explica Jesús Gualix, responsable de Enseñanza Privada y Concertada de FeSP-UGT (@UGT_Comunica). 

"En la medida en la que eso pase, no va a ser necesario firmarlo por comunidades. El hacerlo es una solución que nos vale solamente de momento. La aceptamos, pero no es la panacea. Queremos que sea un acuerdo estatal y para todos los trabajadores por cuenta ajena, sean de la concertada o no. Así, quedarán con un colchón mucho más amplio. Ojalá el Ministerio de Trabajo de un golpe en la mesa para hacer un acuerdo como el que ya existió", concluye Gualix. 

1
susi Hace 29 días
et pot interessar