Movilidad

¿Qué debo hacer para reservar una plaza de aparcamiento accesible?

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Jueves 16 de mayo de 2019

2 minutos

De forma previa se debe disponer de una tarjeta de aparcamiento para personas con movilidad reducida

Plazas de aparcamiento para discapacitados

Desplazarse por la ciudad en coche puede ser algo sencillo para el común de los mortales pero no para personas con discapacidad física o problemas de movilidad que tienen que enfrentarse a obstáculos diarios. Uno de ellos es encontrar plazas de aparcamiento que puedan facilitarles el hecho de salir o entrar en su propio vehículo o acceder a diferentes espacios públicos de la ciudad. 

Se trata de unos espacios indicados para ello con el símbolo internacional de accesibilidad, tanto de forma vertical como horizontal, y que deben ubicarse cerca de los pasos de peatones, así como de entradas accesibles a edificios, medios de transporte o servicios públicos. Además, estas plazas de aparcamiento tienen la particularidad de que son más anchas.

Si yo soy una persona que tengo una discapacidad y necesito una plaza de aparcamiento de forma continua en el mismo sitio, por ejemplo cerca de mi vivienda si no dispongo de garaje, ¿se puede reservar dicho espacio? Y lo que es más importante, ¿cómo hacerlo?

¿Quién puede utilizar estas plazas de aparcamiento?

Todas aquellas personas que tengan una tarjeta de aparcamiento para personas con movilidad reducida (PMR) podrán reservar estas plazas de aparcamiento especiales. Desde finales de 2014 ya existe una normativa común para toda España en lo concerniente a los requisitos para obtener ese distintivo, dónde conseguirlo o los derechos de estos usuarios. Antes, era cada Ayuntamiento o Comunidad Autónoma la que marcaba sus pautas. 

Así, esta tarjeta, válida en nuestro país y en los países de la Unión Europea, se otorga a aquellas personas que cumplan al menos uno de estos requisitos: 

  • Tener reconocida una discapacidad igual o superior al 33%.
  • Tener un baremo de movilidad reducida positivo.
  • Mostrar, en el mejor ojo, una agudeza visual igual o inferior al 0,1 con corrección o un campo visual reducido a 10 grados o menos.
  • Ser una figura física o jurídica titular de vehículos cuyo fin es el transporte de personas con discapacidad. 

Si cumples algunas de estas premisas, debes dirigirte al ayuntamiento de tu localidad de residencia y solicitarla. Y, recuerda, siempre debe estar en un lugar visible.  

¿Cómo puedo reservar una plaza para uso personal?

Una vez tengamos esa tarjeta se puede proceder a la reserva de ese aparcamiento especial. En este caso ya es el consistorio de cada localidad el que decide los requisitos para que se conceda esa plaza, el orden de prioridad entre los usuarios, así como la creación de nuevos estacionamientos accesibles en el caso de que una persona discapacitada lo solicite. 

Así, el Ayuntamiento podrá requerir documentos que acrediten la necesidad de obtener dicha plaza de aparcamiento, el empadronamiento en dicho municipio, la titularidad del vehículo o la justificación pertinente de que ese núcleo familiar no dispone de garaje o no resulta accesible si se solicita cerca del domicilio.

Una vez resuelto el trámite a su favor, el ente municipal deberá pintar y señalizar dicha plaza de aparcamiento con la matrícula del automóvil en cuestión. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?