Sociedad

Murcia permitirá a las familias despedirse de mayores que están al final de su vida en residencias

65ymás

Martes 14 de abril de 2020

5 minutos

El Gobierno regional establece un protocolo de visita y destaca que se trata de una medida "humana"

Reflexión sobre las residencias de mayores

El Gobierno de la Región de Murcia ha puesto en marcha un protocolo de visita a personas afectadas por coronavirus ingresadas en residencias de mayores y centros sociosanitarios que estén en sus últimos días de vida. El objetivo es diseñar las medidas adecuadas para permitir la visita presencial, prioritariamente a las personas mayores que se encuentran en su última etapa.

Así lo ha hecho saber el consejero de Salud, Manuel Villegas, quien ha precisado que las medidas estarán destinadas a proteger de un posible contagio al acompañante que acceda a las residencias, así como a las personas que en ellas viven y trabajan. Además, el protocolo incluye diferentes medidas para proteger al familiar, estipula el tiempo de estancia y las acciones a acometer tras la visita.

El familiar deberá firmar un compromiso informado de cumplir con todas las recomendaciones, según Villegas, quien valora que se trata de una medida "humana" para que "podamos despedirnos de nuestros mayores".

Cabe recordar que, hasta este lunes, había 248 residentes afectados por el coronavirus desde que comenzó el brote, y 53 personas ya han fallecido. El número de trabajadores contagiados de estas residencias desde el inicio de la pandemia se sigue situando en 82, y tampoco cambia el número de centros afectados, con cuatro residencias, un centro de persona con discapacidad y un centro de menores.

Villegas ha recordado que el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, ha mantenido este martes una videoconferencia con los gerentes de las áreas de salud para reconocer la labor de todo el personal que está cuidando y atendiendo a los enfermos, agradecer su esfuerzo y transmitirles todo el apoyo del Gobierno regional y de la ciudadanía.

Ha señalado que, desde el inicio de la pandemia, han sido 198 los profesionales del Servicio Murciano de Salud (SMS) los afectados por el COVID-19, de los que 162 son personal sanitario. De ellos, 153 ya se han reincorporado al trabajo, y espera que el resto "lo puedan hacer pronto". Asimismo, ha destacado que la plantilla del SMS se ha reforzado en los meses de marzo y abril en 1.323 personas, llegando a los 24.853 profesionales en total.

900 personas se saltan la cuarentena

Villegas ha advertido que hay 900 personas que son casos posibles que deberían estar confinadas en su casa pero que se han saltado las normas de cuarentena, tal y como han detectado los médicos de Atención Primaria que les están sometiendo a seguimiento domiciliario, lo que ha sido puesto en conocimiento de la Policía.

Por otro lado, Villegas ha corroborado que la Región de Murcia tiene previsto adherirse a la App oficial del COVID-19 habilitada por el Ministerio de Sanidad. No obstante, ha valorado que la Comunidad ha puesto sus propias aplicaciones disponibles en el Portal del Paciente para que la persona que tiene síntomas compruebe si tiene más o menos probabilidad de padecer coronavirus e, incluso, pedir cita con el médico.

Asimismo, ha recordado que el Gobierno murciano también habilitó la aplicación 'Llámale y dile', para establecer una base de datos con la que comprender las cadenas de transmisión y alertar a los contactos de los enfermos.
El consejero también se ha mostrado "completamente de acuerdo" con el hecho de que el Ministerio de Sanidad haya puesto a disposición de las comunidades de los laboratorios privados para la realización de los PCR, tal y como se había puesto ya sobre la mesa en las reuniones interterritoriales.

No obstante, ha señalado que la Región no tiene problema con los aparatos capaces de detectar el virus, sino con el material de los kits necesarios para el diagnóstico, que debe estar concentrado en las instalaciones del SMS. Con todo, no ha descartado hacer uso de los medios privados si "hay necesidad", pero ha indicado que estos medios son "muy pocos".

En cuanto al posible calendario para el "desescalamiento" de las medidas de confinamiento, Villegas ha corroborado que su departamento trabaja con los "mejores y peores" escenarios posibles. "Estamos estudiando el desescalamiento en la Región y hemos trasladado nuestra propuesta al Ministerio, pero las medidas tienen que ser consensuadas en todo el Estado", ha confirmado.

Murcia

Contrario a vender test en farmacias

Al ser preguntado por la posibilidad de poner los test de diagnóstico a disposición de la población en las farmacias, Villegas ha destacado que, en principio, él no está de acuerdo con la medida, tal y como ya ha propuesto en las reuniones interterritoriales con el Ministerio y con otras comunidades autónomas.

Y es que, a su juicio, los test deben ser dirigidos e indicados por personal sanitario para tener los resultados "controlados". De lo contrario, advierte que puede haber "mucho descontrol" porque se realizarían a personas que "no aportarían ningún valor, aportando "mucha incertidumbre".

Si sale el resultado negativo, se pregunta cómo va a ir la persona a hacerse una prueba PCR, y si sale negativo se pregunta si "eso quiere decir que ha pasado la enfermedad o que la está pasando". A su juicio, esto "va a generar mucha incertidumbre y no tiene sentido".

Al ser preguntado por si la Consejería está rechazando hacer las pruebas PCR a los pacientes confinados con síntomas, Villegas ha señalado que su departamento solo está siguiendo los criterios marcados por el Ministerio, que establecen que solo se debe hacer esta prueba a personas de alto riesgo, ingresadas en hospitales o de profesiones que haya que seguir estrechamente como sanitarios o policías.

En cuanto a la posibilidad de realizar test a la población que trabaja en servicios como supermercados o limpieza, Villegas ha destacado que los test "están para lo que están" y, ahora mismo, solo se les realizan a las personas con síntomas graves o ingresados en los hospitales. No obstante, ha avanzado que también se van a empezar a hacer los test de inmunidad a los casos leves que están en sus domicilios para comprobar cuántos han pasado la enfermedad, porque ahora hay capacidad para estudiarlos.

En el caso de trabajadores que están en contacto con población, como los empleados de supermercados, Villegas les ha recordado que no deben ir a trabajar y notificarlo al SMS si presentan síntomas o si ha tenido contacto estrecho con un caso positivo. "Es mejor que hacerles un test para ver si se incorporan a trabajar, porque pueden estar en una ventana negativa o que la prueba no detecte todavía la inmunidad", ha señalado.

Aunque la Consejería había perdido el control de las cadenas de contagio, ahora tiene más capacidad para recuperar su seguimiento debido a que hay menos casos. Por ello, puede volver a hacer lo que hizo al principio de la pandemia, es decir, intentar llevar el control de los contactos de cada contagiado y seguir la pista del paciente que desencadena la cadena, según Villegas.

 En cuanto a la posibilidad de que el calor y los cambios estacionales afecten al coronavirus, el consejero ha señalado que se sabe "muy poco" de la enfermedad todavía. No obstante, ha lamentado que en el hemisferio sur del planeta, donde están atravesando en estos momentos el verano austral, hay mucha incidencia de la enfermedad. "Es fácil que se comporte igual aquí, aunque nos hubiera gustado que el calor extremo acabara con el virus", ha aseverado.

0

No hay comentarios ¿Te animas?