Sociedad

Natasha, un corto sobre la soledad hecho por personas mayores

Pablo Recio

Jueves 27 de junio de 2019

3 minutos

La cinta fue rodada por un grupo de 13 personas mayores, coordinados por el Ayto. de Coslada

Natasha, un corto sobre la soledad hecho por personas mayores

Cualquier edad es buena para probar nuevas actividades o descubrir facetas artísticas ocultas. En el Ayuntamiento de Coslada lo saben y, por ello, organizan talleres con personas mayores para fomentar el envejecimiento activo, no sólo desde un punto de vista lúdico sino también creativo y formativo. 

Prueba de ello es Natasha, un corto hecho por 13 personas mayores del taller de cine que organiza el consistorio y gracias al cual los participantes se han podido convertir en cineastas durante unos meses, con todo lo que esto conlleva: buscar una historia, escribir los guiones, encontrar localizaciones, aprender a grabar, a montar, etc. 

"Todo comenzó como un taller de comunicación", recuerda el director del corto, Alberto Martín (67 años), un antiguo empleado de Airbus. Nunca antes había dirigido una cinta de estas características. Siempre le gustó la fotografía y tenía grabado algún que otro vídeo con amigos, pero "a nivel profesional, no había hecho nada de nada".  

Según el aficionado al cine, el proceso "fue complejo". "Cada uno desempeñamos una función y yo me encargué de la dirección", comenta. Al principio no se conocían entre ellos, pero poco a poco fueron entablando amistad, coordinados por un monitor con conocimientos de cine que les propuso una idea para hacer un guión sobre la soledad y las personas mayores. "Lo cambiamos como 27 veces, cada uno daba su opinión y el resultado fue Natasha", recuerda. 

En cuanto al argumento del corto (en el vídeo, arriba), los cineastas querían simbolizar como una persona mayor con una aparente vida social (viaja, tiene amigos y sale a bailar) puede llegar a sufrir de soledad no deseada. "El protagonista llega a casa, se siente solo y se le cae la casa encima. Seguro que hay gente que lo ha visto ya que ha pensado: 'Esto me ha pasado a mí'", explica. 

Editando

El making off y el estreno

"Al final hemos terminado siendo un grupo de amigos más que otra cosa", apunta. Y es que algo que caracterizó todo el rodaje fue el buen ambiente y la facilidad a la hora de trabajar, aunque "hubiese que repetir 20 veces una toma". "Hay que saber llevar a personas mayores, que se vea que tienen otras actividades que jugar a las cartas y hacer viajes del Imserso, que también está muy bien", señala el director.  

Tras el proceso de posproducción, en el que también participaron varios miembros del reparto y el equipo técnico, tuvo lugar el estreno del corto en uno de los teatros de Coslada más grandes (700 personas de aforo) y lo llenaron.  "Gustó bastante. Muchos preguntaron si iba a a haber una segunda parte", asegura. 

"La idea que tenemos es continuar con el proyecto. Hemos conseguido algo de material", añade. Además, están pendientes de presentar el corto a varios concursos en otros certámenes en otras ciudades españolas.

Natasha.

Más de 10 años fomentando proyectos audiovisuales hechos por mayores

"Impulsé este proyecto en 2005, en el Ayuntamiento de San Fernando de Henares, porque los mayores se estaban acercando a las tecnologías y empezaban a hacer cursos de Photoshop. Después de muchos años fomentando el envejecimiento activo, habíamos creado grupos de teatro y planteamos hacer talleres en los que los mayores podrían escribir un guión, hacer un plan de rodaje y, sobre todo, que ellos mismos pudiesen liderar un proyecto y se interrelacionasen con la ciudad", relata la creadora de este programa, educadora social y coordinadora de proyectos sociales, mayores e igualdad de Coslada, Marichu Calvo de Mora.

Tras el éxito en San Fernando, la educadora fue contratada por el consistorio de Coslada para poner en marcha el proyecto y se encontró con un grupo de personas mayores con muchas ganas de aprender y algunos incluso con experiencia previa en temas relacionados con la fotografía, como Alberto.

"Uno de mis objetivos como educadora es que los mayores utilicen las tecnologías de la información para comunicarse con su entorno, nada mejor que el cine para eso. Es democratización cultural", señala. Y concluye: "Tenemos una cultura edadista. La capacidad creadora de las personas mayores es maravillosa y la estamos desperdiciando". 

1
Josefa Hace 4 meses
La realidad de la vida los políticos nos tienen muy abandonados precariedad en ningún momento se acuerdan de crear plazas de residencias.