Sociedad

¿Por qué llamamos Paco a los Franciscos y Pepe a los Josés?

María Bonillo

Viernes 13 de mayo de 2022

4 minutos

Hay una gran variedad de nombres que se acortan y cambian, dando lugar a otros a veces muy distintos

¿Por qué llamamos Paco a los Franciscos y Pepe a los Josés?
María Bonillo

Viernes 13 de mayo de 2022

4 minutos

En España podemos encontrar una gran variedad de diminutivos que asociamos a ciertos nombres, más allá de los acortamientos más obvios como ocurre en el caso de 'Dani' con 'Daniel'. Nos referimos al caso, por ejemplo, de 'Pepe', para los 'José' o 'Paco' para los 'Francisco'.

Para entenderlo, lo primero que debemos saber es lo que significa hipocorísticos. Según indica la Real Academia Española (RAE), los llamados hipocorísticos son aquellos nombres que, "de forma diminutiva, abreviada o infantil, se usa como designación cariñosa, familiar o eufemística", caracterizados porque el nombres sufre cierta deformación que, en algunas ocasiones, lleva a un nombre completamente diferente.

Estos hipocorísticos se remontan a siglos atrás, según explica el profesor de Filología de la Universidad de Alcalá, Jairo Javier García Sánchez, a El Confidencial, y eran aplicados especialmente a los niños, aunque muchos adultos los mantendrían en el tiempo. 

Así, habría muchas combinaciones y formas para crear estos nombres en base a los verdaderos: a través de sufijos (Juan - Juanito), utilizando sílabas finales del nombre y/o añadiendo sufijos (Ramón - Moncho), eliminación de una o más sílabas (Antonio - Toni), acortamiento (Guillermo - Guille), unión de dos nombres (Juan Manuel - Juanma) o imitación del lenguaje de los bebés y niños pequeños (Antonio - Toño).

 

Nombres

Por qué 'Pepe' para los 'José' y 'Paco' para los 'Francisco'

Así, el experto confirmaba que una de las explicaciones de por qué a los José se les llama tradicionalmente Pepe es debido a las iniciales de "Pater Putativus" (P.P.) a las que se hacen referencia. Estas siglas se han utilizado durante muchos años para sustituir el nombre de San José, como padre no biológico de Jesús (padre putativo).

Aunque también explica que podría deberse a un apelativo familiar afectivo que reduplicaría consonánticamente nombres como el catalán 'Pep', para 'Josep', o el italiano 'Peppe' para 'Giuseppe'. 

En el caso del nombre de Francisco, la clave se encuentra en su debido acortamiento y la repetición de la sílaba final y en la inicial: F(r)a - Pa. En cambio, la teoría que explica su origen en la expresión PAter COmunitatis (padre de la comunidad) no sería plausible. 

Otros casos: 'Curro', 'Kiko', 'Pancho', 'Loles' o 'Charo'

Estos dos casos no son los únicos, la duda de dónde surgen estos diminutivos se da también con otros nombres como 'Curro', 'Kiko', 'Pancho' o 'Charo'. Empezando por 'Pancho', el experto explica que el origen se encontraba en los nombre de 'Paco' y 'Francho', dos hipocorístico. Por su parte, 'Curro' procede a su vez de 'Paco', del que se llega a través de un derivado: 'Pacurro' o 'Pacorro'. En el caso de 'Kiko' para 'Francisco', se debe a la reduplicación consonántica 'Cisco'.  

En el caso de los nombres femeninos, tenemos el ejemplo de 'Dolores' para el que se han formado diferentes hipocorísticos, como 'Loles', el menos alterado. De ahí pasa a 'Lola', al que, si se le añade un diminutivo, pasa a ser 'Lolita', el cual, acortado, da 'Loli'. En cuanto a 'Charo', la explicación estaría en la imitación del lenguaje de los bebés y niños pequeño del que hablábamos al principio (Rosario - Charo). 

Así, vemos que los recursos utilizados para la transformación de los nombres originales son diversos y muy variados, llevando incluso a independizar esos nombres, convirtiéndose en nombres de pila por sí mismos. 

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor