Política

10-N I Pedro Sánchez: "Lo que ocurre en Cataluña es un problema de convivencia entre catalanes"

Fernando Ónega

Foto: Flickr PSOE

Jueves 7 de noviembre de 2019

12 minutos

ENTREVISTA con el candidato del Partido Socialista a las elecciones generales

10-N I Pedro Sánchez: "Lo que ocurre en Cataluña es un problema de convivencia entre catalanes"

Palabra de presidente

El presidente del Gobierno en funciones y candidato del PSOE a las elecciones generales, Pedro Sánchez, afirma que siempre ha defendido que "lo que ocurre en Cataluña es un problema de convivencia entre los catalanes" y que "tiene solución". También afirma que está "dispuesto a dialogar", pero que "para hacerlo es imprescindible que se cumpla la ley". En la entrevista realizada por Fernando Ónega, Presidente del Comité Editorial de 65Ymás, el líder socialista, además de conversar sobre Cataluña, ha hablado sobre pactos postelectorales: "Nuestro objetivo, va a seguir siendo, pase lo que pase, formar un Gobierno progresista"; sobre la experiencia de sus adversarios políticos: "Algunos de mis oponentes son más jóvenes en edad, pero llevan de eternos candidatos más tiempo que yo"; y de pensiones: "El sistema público no está en peligro".

PENSIONES

-FERNANDO ÓNEGA: Los pensionistas han marchado recientemente a pie porque, según sus palabras textuales, les “preocupa la gobernabilidad del país, no solo las pensiones, y los servicios sociales que están desatendidos", y exigen "que todas las promesas de los partidos políticos se cumplan". Si estuviera frente a ellos… ¿qué les diría?

-PEDRO SÁNCHEZ: Pues si estuviera frente a ellos, me pondría a su lado, porque no puedo estar más de acuerdo en todo. De hecho, ya hemos demostrado nuestro compromiso con el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones. Además, vamos a poner en marcha un plan para reducir en un 75% la lista de espera para acceder a las prestaciones de dependencia y eliminaremos de forma progresiva los copagos sanitarios, empezando por los pensionistas mal vulnerables. Son solo algunas de las medidas que nos comprometemos a desarrollar en beneficio de nuestros mayores. Pero, para que podamos seguir avanzando, lo fundamental ahora es romper el bloqueo. Que haya un Gobierno que empiece a trabajar y pueda tomar decisiones e impulsar todos los servicios que puedan estar desatendidos por encontrarnos en estas circunstancias.

-F. O.: Recientemente ha remitido a la Comisión Europea el Plan Presupuestario 2020, con un nuevo cuadro macroeconómico. El Plan recoge una revalorización de las pensiones del 0,9% para 2020. Entendemos que corresponde a la promesa de revalorizarlas con respecto al IPC real. Este año y el anterior, tras cuatro años de congelación, subieron el 1,6%. Los pensionistas no ganarán poder adquisitivo, sino que lo mantendrán. La subida es mucho dinero para el Estado, pero muy pequeña para las personas. ¿Se les puede prometer alguna esperanza de mejora? 

-P. S.: El año pasado las pensiones subieron un 1,7%, conforme al IPC, y este año van a recuperar parte del poder adquisitivo perdido porque la revalorización aplicada a principios de año, del 1,6%, va a estar por encima del incremento de los precios. Con vistas a los próximos años, nuestro compromiso –y así lo hemos manifestado reiteradamente– es blindar en la Constitución el sistema público de pensiones y que se sigan revalorizando según el IPC real, no solamente el 0,25% que impone en estos momentos el sistema implantado por el PP en 2013. Vamos a impulsar un acuerdo en el seno del Pacto de Toledo para garantizar la suficiencia y la sostenibilidad del sistema de pensiones, así como el mantenimiento de su poder adquisitivo. 

-F. O.: Los colectivos con las pensiones más bajas seguirán con problemas para llegar a fin de mes. ¿Tiene pensada alguna medida para subir las pensiones no contributivas?

-P. S.: Nuestra voluntad es que aquellas pensiones más bajas puedan ir subiendo más, de modo que aquellas personas que están en una situación de mayor vulnerabilidad no sólo mantengan su poder adquisitivo, sino que ganen calidad de vida, como así ha ocurrido con un Gobierno socialista en estos dos últimos años, en los que se han aplicado subidas del 3%. Y este aumento de las pensiones mínimas y no contributivas debe formar parte del acuerdo que discutirá el Pacto de Toledo.

-F. O.: ¿Por qué en ese Plan Presupuestario a los funcionarios se les sube el sueldo un 2% y a los pensionistas sólo un 0.9%?

-P. S.: Hay que recordar que durante los años de la crisis los empleados públicos sufrieron una merma considerable en su poder adquisitivo, con bajadas de sueldo y luego congelaciones. Creemos que ha llegado el momento de recuperar una parte de ese retroceso. Esa es la razón. Por su parte, los pensionistas verán de nuevo actualizada su prestación según el IPC real, que es nuestro compromiso.

-F. O.: Las cuentas de la Seguridad Social están como están. Hay quien dice que el sistema público está en peligro. ¿Cuál es su plan para garantizar su viabilidad? 

-P. S.: No creo que se pueda hablar de que el sistema público de pensiones está en peligro, porque no lo está. Incluso si hubiera algunas constantes negativas que se mantuvieran, el Estado es garante de los derechos de los pensionistas, y lo único que cambiaría es la forma de ejecución presupuestaria.

Dicho esto, la creación de empleo precario y con bajos salarios durante los últimos años no ha contribuido a resolver el déficit del sistema. Nosotros hemos empezado a cambiarlo en estos últimos 15 meses, fomentando la creación de más empleo y de mejor calidad, con mayores salarios, para incrementar los ingresos. Pero, junto a estas medidas, es necesario alcanzar un acuerdo con los demás partidos y los agentes sociales para restablecer el equilibrio financiero del sistema. Ya antes de las elecciones del 28 de abril estuvimos a punto de conseguir el consenso, con recomendaciones sobre la mejora de la retribución de los trabajadores, la racionalización de ciertos gastos o la apertura de fuentes complementarias de financiación. Sin embargo, Unidas Podemos decidió hacerlo saltar por los aires. Retomar esa negociación será una prioridad en la próxima legislatura.

Pedro Sánchez

 

ECONOMÍA

-F. O.: El pasado mes de abril, el Gobierno admitió el ‘tapón’ que se estaba formando en las solicitudes del nuevo subsidio de desempleo para personas de, como mínimo, 52 años. ¿Qué se va a hacer al respecto?

-P. S.: Fue una situación pasajera. En la actualidad, el Servicio Público de Empleo Estatal está tramitando las solicitudes con normalidad y sin incidencias reseñables.

-F. O.: El problema del desempleo sigue ahí. Se ha creado mucho empleo durante su mandato, pero la tasa sigue siendo muy elevada. En un escenario de desaceleración, ¿cuáles son sus perspectivas para seguir reduciendo la tasa de paro? 

-P. S.: Estamos muy alerta, y es necesario decirles a los ciudadanos la verdad, pero sin crear alarma. Nos encontramos en un momento de enfriamiento de la economía mundial, sobre todo como consecuencia de las guerras comerciales y de la incertidumbre sobre el Brexit. La salida del Reino Unido es un proceso que nos disgusta y entristece, pero tendrá unos efectos limitados si al final, como parece, se hace con acuerdo. 

Hace unos días hemos conocido los datos del PIB del tercer trimestre. La economía española está manteniendo su ritmo de crecimiento en el 2% anual, casi el doble que la zona euro. Y además hay un dato muy positivo: el avance se sostiene por el consumo, la inversión y el gasto de las Administraciones. A ello hay que añadir que el empleo está aumentando a mayor ritmo que la propia economía. España, por tanto, está capeando mejor que otros países este escenario internacional complejo, y todos los organismos nacionales e internacionales coinciden en que nuestro país va a seguir creciendo y creando empleo en los próximos años, a tasas muy superiores a las de los países de nuestro entorno.

A partir de ahí, tenemos que hacer todo lo posible para poner fin cuanto antes al bloqueo político para tener un gobierno fuerte y estable, que ponga en marcha las reformas que necesita el país y dé confianza y seguridad a las empresas y a los ciudadanos.

-F. O.: El debilitamiento de las inversiones, el menor tirón del consumo, la desaceleración de la industria, el freno en el avance del PIB, la amenaza de un entorno cambiante (Brexit y guerra comercial) y la volatilidad de los mercados, son los principales síntomas de enfriamiento. ¿Se acerca una recesión? ¿España está preparada para una nueva crisis?

-P. S.: Ningún organismo ve en el horizonte una recesión en España, sino un periodo de crecimiento menos intenso. Salimos de la crisis después que otros y, salvo catástrofe imposible de prever, nuestro ciclo económico todavía tiene margen para seguir avanzando. Además, los fundamentos de la economía española son ahora mucho más equilibrados y sostenibles que en el pasado: el mercado laboral sigue creando empleo, se están alcanzando los niveles previos a la crisis pero sin una burbuja en el sector de la construcción, la inflación es baja y nuestras empresas siguen ganando competitividad. No obstante, vigilamos con atención y esperamos contar lo antes posible con un gobierno en plenitud de funciones que pueda tomar las medidas necesarias en cada momento.

SanchezOnega7

 

ELECCIONES

-F. O.: Hágame una valoración de las encuestas, que por ahora no garantizan su aspiración de gobernar en solitario. 

-P. S.: Tenemos cero votos en las urnas, como el resto de los partidos. Y las encuestas, como hemos comprobado en procesos electorales recientes, como el de Andalucía hace casi un año, no garantizan nada. Todas las encuestas dicen que ganaremos, pero puede ser que la derecha sume y gobierne. 

La valoración que puedo hacer de las encuestas, tan volátiles, es pedirles a los españoles que vayan a votar este domingo. Aunque estén cansados, su voto es decisivo y más, si cabe, que en abril. No hay que olvidar que solo hay dos opciones: votar al PSOE para tener un Gobierno fuerte que blinde el sistema público de pensiones, o votar a otros partidos para impedirlo. No es para hacernos un favor a nosotros, sino a sí mismos, porque lo que se elige es el Gobierno; quién va a decidir sobre las pensiones, la educación, la dependencia… 

-F. O.: Si hubiese que pactar, hipótesis más probable, ¿cuál es su socio preferido después de la decepción de y con Podemos? ¿En qué estaría dispuesto a ceder para poner fin al bloqueo? ¿Alguna gran empresa o corporación le ha trasladado su preocupación por este tema?

-P. S.: Creo que tenemos que ser muy prudentes ahora en los análisis postelectorales. Vamos a dejar que los españoles voten y a leer luego el resultado completo. Es con ese con el que tendremos que tomar decisiones. Nuestro papel y nuestra actitud dependerá de la confianza que los ciudadanos nos hayan otorgado. No obstante, nuestro objetivo va a seguir siendo el mismo, pase lo que pase: formar un Gobierno fuerte, progresista y cohesionado. Un Ejecutivo que pueda actuar con coherencia y con fortaleza, frente a una oposición que, como los independentistas, lo único que quiere es un Gobierno débil.

-F. O.: ¿Considera que la exhumación de Franco tiene algún impacto electoral? 

-P. S.: La exhumación de Franco ha sido, sobre todo, un triunfo de la democracia. Y la democracia se ejerce —entre otras formas— votando. Por eso, lo único que esperaría es que hubiera más gente que fuera a votar porque cree en el poder de la democracia.

-F. O.: ¿Qué consecuencias cree que tendrá la sentencia del procés en las urnas?

-P. S.: Antes de nada, no olvidemos que la sentencia la ha dictado un tribunal, es decir, el poder judicial, que es independiente de los demás poderes del Estado. En cuanto a sus consecuencias electorales, es difícil preverlas. La situación en Cataluña —y la sentencia como parte de esa situación— está desgraciadamente extremando algunas posturas, y eso electoralmente no debería ser bueno para nadie. La convivencia es el fundamento de la democracia. 

Pedro Sánchez

CATALUÑA

-F. O.: ¿Hay solución para la desafección catalana con España? ¿Cuál es el plan o la estrategia del Gobierno para tratar de revertir la situación?

-P. S.: Siempre he defendido que lo que ocurre en Cataluña es un problema de convivencia entre los catalanes y que tiene solución. Nuestro planteamiento es que esa solución ha de alcanzarse por la vía del diálogo, pero siempre dentro de la Constitución y del Estatuto de Autonomía. Es decir, primero ley y luego diálogo. Estamos dispuestos a dialogar, pero para hacerlo es imprescindible que se cumpla la ley. Por eso hay que exigir que los dirigentes catalanes condenen la violencia y que hablen con la parte de la sociedad catalana que no es independentista. Si no, será difícil reparar la fractura social que han causado en Cataluña. Sin duda, es un desafío que requiere sentido de Estado, es decir, firmeza, serenidad e inteligencia.

MAYORES

-F. O.: A finales de agosto mantuvo reuniones con las principales asociaciones de mayores… Tras escucharles, ¿qué conclusiones y proyectos de gobierno sacó de las preocupaciones que le trasladaron?

-P. S.: Hay tres áreas de trabajo claras. Por un lado, por supuesto, todo lo que se refiere a las pensiones. En segundo lugar, las cuestiones relacionadas con la dependencia, con la asistencia social y con la dignidad de la tercera edad. Y en tercer lugar, el impulso a la vejez activa, el cuidado del ocio y la vida plena de nuestros mayores. 

Cada vez vivimos más y lo hacemos con calidad. Es necesario, por lo tanto, que tengamos una agenda política que llene de contenidos eso. Por ejemplo, el reconocimiento de la educación a lo largo de toda la vida. ¿Por qué no va a seguir formándose una persona jubilada? ¿Por qué no va a seguir aprendiendo?

-F. O.: En la citada reunión los mayores le expusieron la necesidad de tomar medidas urgentes sobre los viajes del Imserso, entre otros asuntos. ¿Cuáles son sus planes con respecto a este tema?

-P. S.: El programa de turismo social del Imserso es fundamental, no solo como instrumento para fomentar el envejecimiento activo y saludable de las personas mayores, sino también por su contribución al sector turístico de nuestro país. Este año surgieron algunas dudas por diversas dificultades durante la licitación, pero hemos cumplido el calendario y conseguido poner en marcha el programa en tiempo y forma, de modo que los primeros beneficiarios ya están comenzando a disfrutarlo.

-F. O.: En su programa electoral promete reducir en un 75% la lista de espera de la dependencia. 258.000 personas aguardan a recibir una prestación o servicio. Otras 140.000 están a expensas de ser valoradas. Se compromete, "en cooperación con las Administraciones autonómicas y locales", a dar "prioridad" a los dependientes y suprimir tres cuartas partes de esa lista de espera. La Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, experta en el sector, ha calculado que para ello sería necesaria una inyección de 1.500 millones de euros, casi el triple del aumento de financiación contemplado en los Presupuestos Generales del Estado pactados con Unidas Podemos, que fueron rechazados en el Congreso de los Diputados. ¿Cómo planean lograrlo? 

-P. S.: Quiero recordar que nuestro programa electoral tiene el horizonte de una legislatura, de modo que hay cuatro años. No se va a hacer todo el primer año, pero ese compromiso, financieramente asentado, es firme. No podemos consentir que la Ley de Dependencia sea papel mojado y que cada día mueran más de 80 personas dependientes sin haber accedido a la atención a la que tenían derecho.

-F. O.: Las asociaciones de mayores llevan tiempo reclamando la acción efectiva y colaborativa de la sociedad y de los poderes públicos en relación al problema del maltrato (físico y psicológico), una realidad ignorada por los partidos en sus programas electorales hasta la fecha. ¿Cuáles son las propuestas del PSOE sobre este tema?

-P. S.: Que una cuestión no aparezca en un programa electoral no quiere decir que sea ignorada. Ya en el programa electoral de abril planteamos la necesidad de diseñar medidas específicas en el marco del Pacto de Estado contra la Violencia de Género para las mujeres mayores, por su especial vulnerabilidad. La soledad es también una forma de maltrato, y por eso tenemos previsto aprobar una estrategia frente a la soledad no deseada de nuestros mayores. Sin duda, nos preocupa cualquier forma de maltrato que pueda afectar a los mayores y podemos debatir medidas al respecto en el Consejo Estatal de Mayores, un órgano que queremos reimpulsar esta legislatura. 

EXPERIENCIA

-F. O.: En poco tiempo ha pasado a ser el candidato de los principales partidos con mayor edad… Con la perspectiva de esa experiencia... ¿Cómo valora a sus oponentes electorales más jóvenes? ¿Les falta experiencia? ¿En qué aspectos?

-P. S.: Permítame que por elegancia no dé una opinión en este sentido acerca de mis rivales. Pero todos conocemos el valor de la experiencia y la gestión. Yo no quiero compararme con nadie, solo conmigo mismo, y puedo decir que en los últimos años –sobre todo en los últimos, desde que soy secretario general del PSOE–, he aprendido muchísimo. Los conflictos con los que hay que lidiar son muy terrenales y nos exigen a menudo tomar decisiones complejas, y la mejor forma de hacerles frente es con una política progresista y realista. De todas formas, algunos de mis oponentes son más jóvenes en edad, pero llevan de eternos candidatos más tiempo que yo. Además de experiencia hace falta sentido común y altura de miras.  

-F. O.: ¿Qué consejo o enseñanza recuerda de forma especial de sus abuelos? ¿Y por qué motivo?

-P. S.: Con mis abuelos viví momentos muy felices y por eso los recuerdo con mucho cariño. Siempre me aconsejaron que para poder conseguir lo que me propusiera debía esforzarme y trabajar mucho. Uno no sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta. Pero creo que la principal enseñanza de vida que me hicieron fue la importancia de la familia, de cuidarla y estar todos unidos. Y he procurado aplicar ese consejo, porque es verdad que la familia es nuestro apoyo fundamental a lo largo de la vida, en los buenos y en los malos momentos, y es también el sentido principal de nuestra vida.

-F. O.: ¿Cómo se ve dentro de 10 años?

-P. S.: Me veo más canoso. Por lo demás, prefiero pensar cómo veo a España dentro de 10 años. Ese es el proyecto que me obsesiona: que en esta próxima década España despegue, que aproveche todo el potencial que ahora mismo tiene, que acabe con la desigualdad social y consiga afrontar con éxito la transición ecológica y la Cuarta Revolución Industrial. Quiero que dentro de diez años haya una España próspera, verde, feminista y en el corazón mismo de Europa. 

Todo esto lo deseo porque me apasiona la política y España, pero también lo deseo por egoísmo personal. Por mis hijas. Porque quiero que vivan en un mundo mejor.

48981430358 12a7b3346a 6k

 

1
Pepesanchez Hace 28 días
No.Pedrito,no.No engañes a nadie ni te engañes a ti mismo.El problema de Cataluña no es un problema ENTRE catalanes.Es un problema muy gordo que tiene España desde el siglo 19 por lo menos.Asi que no te quites el muerto de encima y elabora la solucion.Por lo pronto no te voto mas, porque he descubierto que tienes muchas lagunas mentales.