Tecnología

Nueva advertencia de la DGT: tras el 'efecto elefante', llega el 'efecto manada'

Ignacio Casanueva

Domingo 1 de noviembre de 2020

2 minutos

Nueva advertencia de la DGT: tras el 'efecto elefante', llega el 'efecto manada'
Ignacio Casanueva

Domingo 1 de noviembre de 2020

2 minutos

En anteriores artículos explicamos cómo la DGT está llevando una campaña para no solamente concienciar sobre la importancia de conducir con los 5 sentidos puestos al volante, sino sobre la importancia de los gestos que hacemos antes o al dejar de conducir, los cuales pueden ser vitales dependiendo de la situación.

Las redes sociales son su principal plataforma. Allí conocimos qué era y cómo se producía el efecto elefante (el impacto de un objeto dentro del vehículo que por la velocidad aumenta por 40kh su peso). Siguiendo con el simil del reino animal, han querido concienciar sobre otro efecto que se produce en las carreteras: el efecto manada.

A veces los conductores pisan el acelerador por inercia, sin darse cuenta de que están circulando por encima de los límites legales. Este “despiste” entra dentro de los factores relacionados con el comportamiento del conductor.

Este fenómeno tiene lugar cuando un vehículo empieza a ir más rápido de lo permitido y los demás, por imitación, aumentan la velocidad poniendo en serio riesgo la seguridad de todos.

 

La DGT recuerda que sobrepasar los límites de velocidad puede acarrear sanciones de entre 100 y 600 euros y perder varios puntos del carné, aunque los demás conductores también circulen por encima del límite.  La velocidad máxima legal es la más importante de conocer, aunque también es importante saber cuál es la velocidad máxima a la que se puede adelantar: 20 kilómetros más que los 90 km/h. Eso sí, solo se podrá alcanzar esta velocidad siempre que no haya limitaciones específicas y que el vehículo a adelantar no circule ya a 90.

No hay dos sin tres

Otro de los efectos sobre los que hay que poner atención es el llamado “efecto túnel”. Al contrario que en el anterior, éste está relacionado con la visión de quien pone las manos al volante.

El efecto túnel tiene que ver con la relación entre la reducción del campo de visión conforme aumenta la velocidad del vehículo. Antes de arrancar, la mirada controla de forma eficaz lo que ocurre en un campo de 180 grados, mientras que según se pisa el acelerador, la zona de visión baja a: 

  • 70° al superar los 65 km/h.
  • 42° al llegar a los 100 km/h.
  • 18° con una velocidad de 150 km/h.

La labor de la DGT en redes sociales es digan de admirar, ya que con pequeños mensajes de pocos caracteres consigue explicar acciones que salvan vidas. Unas acción que al final dependerán de nosotros para ponerlas en práctica o evitarlas.

  • Etiquetas
  • DGT
Escribe tu comentario aquí 1
1
Isidro Hace 22 días
Deberían existir radares fijos ( y funcionando ) en algunas calles de las ciudades por donde circulan vehículos que doblan la velocidad permitida. Y las multas cobrarlas SIEMPRE .