Tecnología

En qué hay que fijarse a la hora de comprar una bicicleta eléctrica

Ignacio Casanueva

Viernes 4 de septiembre de 2020

2 minutos

El uso, la capacidad de carga o la modalidad son alguna de las preguntas que habrá que realizarse

En qué hay que fijarse a la hora de comprar una bicicleta eléctrica

Las bicicletas están cada vez más presentes en las ciudades. La presencia del coche en el centro de los núcleos urbanos es cada vez menor, un espacio que ha permitido a otros medios de transporte más versátiles ganar hueco. Una ventana de oportunidad para que la bici eléctrica sea mucho más popular y acabe consolidándose como un medio de transporte habitual. La bicicleta eléctrica nos da el equilibrio para combinar ejercicio y convertirse en nuestro vehículo.

Los números del sector hablan de la buena acogida de las e-bikes, que en los próximos cinco años se espera triplicar sus ventas. En España la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE) ya ha señalado a la bici eléctrica como una tabla de salvación del sector. 

Según la AMBE, la venta de bicicletas eléctricas en nuestro país aumentó un 11%, y es que este nuevo medio de transporte tiene algunas ventajas como por ejemplo que no es necesaria una licencia de conducir, no es obligatorio el pago de un seguro para manejarlas, no hay que pagar el impuesto de circulación que si realizan otras tracciones mecánicas.

venta bicicletas

Si llevábamos tiempo pensando en hacernos con una de estas bibilcetas habrá diferentes puntos a tener en cuenta. Será interesante hacerse una serie de preguntas, como si fuéramos a comprar una bicicleta normal:

  • ¿Qué uso le vamos a dar habitualmente?
  • ¿Dónde la vamos a guardar? ¿Necesitamos que sea plegable?
  • ¿Dónde cargamos las baterías?
  • ¿Qué gama de bicicleta me puedo permitir?

Contestando a estas preguntas acotaremos bastante la búsqueda, pero cuando hablamos de e-bikes hay que seguir mirando diferentes características.

 

El primero de ellos es el tipo de batería que nos ayudará con el pedaleo. Estas baterías tienen una gran variedad de tipologías así como de características. Para empezar, tendríamos que ver si buscamos una bicicleta con batería extraíbles o que vayan integradas en el cuadro. La principal ventaja de las primeras es que podemos llevarlas con nosotros si aparcamos la bici en la calle y recargarlas en el trabajo en casa; una forma más cómoda que tener que entrar la bicicleta a nuestro hogar.
Si preferimos que estén integradas, estéticamente quedarán más disimuladas ya que prácticamente no se nota la diferencia más allaá de un mayor peso.

Otros puntos a tener en cuenta son los ciclos de recarga, cuantos más ciclos de recarga tengan mejor, y la capacidad de almacenamiento. En este último aspecto las baterías más eficientes suelen ser las de ión litio, mientras que las más económicas son las de plomo aunque ya se encuentran casi en desuso.

El segundo aspecto a tener en cuenta el dónde se sitúa el motor. Suelen existir dos tendencias, en el eje o en la rueda. Se trata de una cuestión de eficiencia y de sensaciones. Por ejemplo el motor en el eje es más adecuado para hacer deporte con la bici, para la MTV o incluso en carretera; en cambio un motor en la rueda suele ser más común en el uso urbano.

Por último quedaría el modelo de bicicleta y es que dependiendo del uso que le vayamos a dar habrá diferencias entre el groso de las ruedas, la goma, el diseño, manillar, etc. Por ello actualmente hay disponibles biciletas eléctricas urbanas, de monaña y de carretera, las cuales podrán ir desde lo 600€ la opción más económica hasta alcanzar casi los 6.000€. 

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?