Sociedad

Tienen entre 60 y 95 años y dominan el Boogie Boarding: "Nos mantiene vivas"

Marta Vicente

Domingo 21 de marzo de 2021

3 minutos

Con el Covid, practicar este deporte se ha vuelto más necesario que nunca para este club de mujeres

Mujeres de entre 60 y 95 años forman parte de un club de Boogie Boarding: "Nos mantiene vivas"
Marta Vicente

Domingo 21 de marzo de 2021

3 minutos

Un grupo de mujeres de San Diego (California, EEUU) tiene entre 60 y 95 años y han creado un club de ‘Boogie Boarding’, una actividad como el surf, pero con una tabla más pequeña. Practicar este deporte les da la vida a estas mujeres porque las mantiene activas, socializan sin riesgo de contagio y las hace felices: tres aspectos muy necesarios en estos tiempos de pandemia.

Más quisieran muchas jóvenes estar tan en forma como las integrantes de este club de Boogie Boarding. Estas mujeres mayores tienen hasta 95 años de edad y, sin ningún reparo, se suben a una tabla para surfear el océano de San Diego. Como disfrutaban tanto juntándose en el agua, ahora han decidido formar este club. En esta entrevista para la Fox de San Diego, Charlotte, de 95 años, cuenta que lleva dominando las olas desde que era joven y que “cada año pienso que es la última vez”. A pesar de eso, asegura que este deporte le mantiene el cerebro activo y, con la salud mental tan afectada por el coronavirus, da las gracias al Boogie Boarding porque “me mantiene viva y alejada la depresión porque puedo ver a gente”.

Es un deporte individual, al aire libre y en el mar, donde la distancia de seguridad no es ningún problema. Pero estas mujeres pueden ver a otras personas y, como dice Charlotte, les hace sentir que no están solas. Además, pueden disfrutar practicando este deporte a la vez que ejercitan cuerpo y mente.

Fran tiene 85 años y también agradece que el Boogie Boarding pueda seguir practicándolo en estos tiempos tan difíciles: “Con la pandemia no podemos socializar y el boogie boarding nos permite salir y conocer a otras mujeres de nuestra edad”.

Puede que no respondan a las ‘típicas’ surferas de California que nos pueden venir a la mente, pero estas mayores nos dan más envidia que ninguna jovencita. Al verlas tan felices y llenas de vitalidad, hace que todos queramos formar parte de este club.