Sociedad

Toda una inspiración: consigue entrar en la Policía Nacional con 48 años

María Bonillo

Foto: Europa Press

Miércoles 15 de junio de 2022

4 minutos

"Tienes que lograr que tu experiencia pese más que lo que dice tu carné de identidad"

Toda una inspiración: consigue entrar en la Policía Nacional con 48 años
María Bonillo

Foto: Europa Press

Miércoles 15 de junio de 2022

4 minutos

Antonio Alcántara ha hecho su sueño realidad al conseguir entrar en el Cuerpo Nacional de Policía, y lo ha hecho con 48 años, todo un logro. Así lo contaba al diario El Faro de Ceuta, donde explica que esta había sido su mayor ilusión desde que era niño, aunque determinadas circunstancias le impidieron lograrlo hasta este año. 

“Quiero mandar un mensaje de ánimo a todos aquellos que tienen un sueño, una meta, y quizás por la edad, piensan que es imposible lograrla”, eran sus palabras. 

En enero de 2020, Antonio tuvo que tomar la difícil decisión de trasladarse desde Ceuta a Madrid para cumplir su sueño, a pesar de que eso significaba alejarse de su madre, que había sido ingresada en la UCI por problemas de salud. El apoyo de su padre y de su hermana fue determinante. "Prácticamente me obligaron a ir", aseguraba, ya que estaba a punto de conseguirlo. 

 

 

Desde muy pequeño, Antonio tuvo claro lo que quería ser de mayor, cuando a los 4 años sopló las velas de su tarta de cumpleaños con una gorra de policía, sin embargo, su sueño tuvo que esperar. "No me preparé siendo más joven porque fui el único de mis hermanos que pudo ir a la universidad y mi padre tenía ese sueño, así que estudié Gestión Empresarial y Márketing en Sevilla”, explicaba. 

La idea de presentarse para entrar en la Policía siguió presente durante años, incluso cuando comenzó su vida profesional en el ámbito empresarial y mientras la normativa sobre el límite de edad le impidió hacerlo (solo se podían presentar aquellas personas que tuviesen menos de 30 años). Cuando la norma se eliminó, Antonio se lo volvió a plantear de nuevo, pero con un negocio en marcha tuvo que dejarlo pasar una vez más. Hasta que llegó el año 2015, cuando cerró su negocio.

Siempre me atrajo la labor que el policía desempeña en la sociedad, estar pendiente del ciudadano, estar ahí cuando se te necesita”, explicaba, y añadía: “Para mí la imagen de la Policía es de orgullo y máximo respeto, dignidad… considero que cuando entras a formar parte del Cuerpo creas una nueva familia que, además, ya es para toda tu vida”.

Finalmente, fue el 10 de marzo de este año cuando Antonio consiguió su plaza. “Ahora todavía no sé destino, en septiembre me tengo que ir para Ávila, nos quedan unos ocho o nueve meses de academia, de escuela, tenemos 16 asignaturas para estudiar y, después, un año de prácticas”, explicaba, aunque está dispuesto a sacar buena nota para conseguir destino en Ceuta. El Grupo de Atención al Ciudadano (GAC) es la unidad que más llama su atención, aunque también le gustaría poder especializarse en Policía Judicial más adelante. 

Antonio nunca ha dejado de formarse para conseguir lo que desde siempre ha querido, y está convencido de que la edad no debe ser un impedimento, sino una forma de fortaleza para destacar. “Creo que cuando en este tipo de oposiciones llegas a una entrevista, que es la última fase, y ya tienes cierta edad, el mejor consejo es que debes potenciar tus puntos fuertes, es decir, tienes que lograr que tu experiencia, tus valores y la claridad de tus ideas pesen mucho más que lo que dice tu carné de identidad”, concluye. 

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor