Sociedad

Torre del Compte, en Teruel, mantiene viva su memoria a través de sus vecinos

Antonio Castillejo

Sábado 13 de febrero de 2021

7 minutos

El proyecto 'Memoria Viva' busca crear un archivo sonoro y visual con sus propios testimonios

El alcalde de Torre del Compte, en Teruel, rescata la historia del municipio a través de sus vecinos. Foto  Ayuntamiento de Torre del Compte
Antonio Castillejo

Sábado 13 de febrero de 2021

7 minutos

Torre del Compte es un pueblecito de la provincia de Teruel, en la comarca de Matarraña, que "tiene unos 140 habitantes en los mejores momentos" con una media de edad de entre 50 y 60 años y que vive fundamentalmente de la agricultura. Podíamos hablar de esta localidad rural como un ejemplo más de la tristemente célebre España vaciada. Pero su alcalde Alberto Díaz, granadino afincado en el pueblo desde hace 12 años, se ha empeñado en un proyecto que busca recopilar la sabiduría y la historia viva de sus gentes y preservarla para la posteridad.

Se trata de un proyecto que ha sido bautizado como Memoria Viva y con el que se pretende recopilar testimonios tanto orales como visuales de los vecinos del pueblo con mayor edad y elaborar con ellos la documentación que permita acreditar su legado para la futuras generaciones.

ALBERTO DIAZ, alcalde de Torre del Compte
Alberto Díaz, Alcalde de Torre del Compte. Foto: Blog del Alcalde

Este proyecto nacido en el ayuntamiento de la localidad turolense quiere, explican en el consistorio, elaborar y mantener la memoria de las tradiciones, trabajos y lugares populares de los vecinos del pueblo de la Torre del Compte, desde principios del siglo XX gracias a los testimonios de los propios entrevistados.

"La generación silenciosa que sacó adelante a España"

"Hay toda una generación silenciosa, la que sacó adelante España tras la guerra, la de nuestros abuelos que  en muchos casos están abandonados en residencias privadas mal gestionadas y que han vivido más de cerca que nadie el horror de la pandemia. En este pueblo, que es pequeñito, casi todos son mayores y me dolía ver como estamos dejando desaparecer a una generación que es tan rica experiencias de la historia de nuestra pasado reciente", nos explica Alberto antes de continuar matizando que "hay dos tipos de historia, la de los documentos y la cotidiana, la de cada día, la que cuentan nuestros vecinos que son historias entrañables, algunas dramáticas, incluso trágicas y está es la historia que quiero preservar si puedo evitar que se pierda"

Para conseguirlo se está elaborando un censo de vecinos por orden de edad decreciente hasta los que cumplan de 65 a 70 años durante este 2021 en el que se irán recogiendo sus recuerdos sobre modos de vida, lugares emblemáticos, anécdotas... "Tenemos una docena de vecinos que superan los 80 años y dos con más de 90 a los que he entrevistado prácticamente a todos y ahora empezar con los que tienen entre 70 y 80 años", apunta Alberto Díaz"

Torre Compte "Memoria Viva". Foto: podcast MATARRAÑA RADIO
Torre Compte "Memoria Viva". Foto: podcast MATARRAÑA RADIO

El alcalde emitió un bando municipal solicitando la ayuda y colaboración de los vecinos durante este año y "para mi sorpresa -explica el alcalde- se lo han tomado muy bien. Yo pensaba que iba a tener que sacarles la información con pinzas pero me encuentro con que están encantados"

Es el propio Alberto Díaz, periodista, quien se encarga de realizar las entrevistas. "Queremos que toda esa sabiduría, todas esas vivencias y esa historia viva contada por nuestros mayores se plasmen en un documento y no se pierdan. Las generaciones venideras tienen derecho a saber de dónde vienen", ha declarado.

Historias arraigadas a la tierra

Alberto nos explica que le suelen contar "historias muy bonitas y arraigadas a la tierra, muy vivificantes y motivadoras. Historias de hambre, de gente que vive de la tierra y si cae una helada se mueren sus olivos, de verse obligados a marcharse a las grandes ciudades... Aquí, casi todos se fueron a la SEAT de Barcelona a finales de los años cincuenta".

La primera protagonista de este programa de Memoria Viva ha sido Erundina Micolau, que nació el 13 de octubre de 1925, aunque asegura figurar en el registro como nacida el día del Pilar de aquel mismo año y que a sus 95 años disfruta de una gran lucidez y buen humor. Erundina recuerda los tiempos de su juventud y los compara con los actuales: "Es todo muy distinto a cómo era antes. En Torre del Compte había mucha más gente y había mucho más contacto con las personas que ahora. ¡Es todo ahora tan distinto! Pero a mi en aquel entonces ya me gustaba mucho bailar, he intentado ser siempre muy alegre", declara.

Captura de pantalla 2021 02 10 a las 16.00.53
Torre Compte "Memoria Viva". Foto: captura pantalla TVE
 

Una vez completados, los archivos personalizados se guardarán para que puedan ser consultados por aquellos estudiosos o investigadores, así como por los familiares de los entrevistados, en el Museo municipal. "Tenemos un museo que conoció mejores épocas y queremos revitalizarlo creando un audiovisual con los testimonios que estoy recogiendo al que se pueda acceder a través de un ordenador", nos dice el alcalde antes de añadir: "Queremos plasmar un pasado que ya no volverá pero que nos negamos a que se pierda. Además este proyecto nace con la idea de que, en sucesivos años, se vaya ampliando", explica el alcalde para quien esta Memoria Viva será un testimonio con valor histórico y cultural que "constituirá 'un tesoro' para las nuevas generaciones".

'Generación estafada'

El propio Alberto Díaz explica este proyecto también le ha servido para pulsar de cerca la realidad de toda una generación. El proyecto Memoria Viva son "una serie de entrevistas a personas de un arco de edad entre 80 a 90 años (nacidas en los veinte y los treinta del pasado siglo) que nos ha recordado un hecho dolorosamente cierto y tristemente ignorado: ha habido una generación española que ha sido vilmente estafada por la historia, la política y la sociedad".

Soledad. Foto: Europa Press
'Generación estafada'. Foto: Europa Press

Díaz identifica aquella generación con "la de aquellos que vivieron la guerra civil de niños, les cogió la postguerra (y sus miserias y tinieblas) en la juventud y propiciaron con sus trabajos y sus sacrificios de madurez el despegue de sus hijos en una sociedad más libre y más desarrollada. Y no se trata sólo de un fenómeno rural. Las grandes ciudades fueron un sumidero de familias en diversos grados de pobreza, algunas procedentes de un mundo rural sin futuro y la mayoría al servicio de una lenta industrialización y una más lenta obtención de derechos"

El alcalde de Torre del Compte lo llama "la 'generación estafada' porque además de haber sido el sostén de un desarrollo que luego beneficiaría a sus hijos y sus nietos, lograron un cierto bienestar económico y social, dieron estudios a sus hijos y ahora, en el colmo de la crueldad inherente a la lógica neoliberal y la progresiva falta de ética y de valores con las que educamos a aquellos hijos de la pobreza, se convierten en las primeras víctimas del virus y de un sistema económico que sugiere que el mantenimiento de los ancianos no es sostenible y dificulta el proceso de recuperación", concluye Alberto Díaz.