Sociedad

Vuela con Ryanair a Portugal y termina "en una gasolinera de Málaga"

Laura Moro

Foto: Bigstock

Jueves 22 de septiembre de 2022

4 minutos

Un viajero ha contado su experiencia en redes sociales

Vuela con Ryanair a Portugal y termina "en una gasolinera de Málaga"
Laura Moro

Foto: Bigstock

Jueves 22 de septiembre de 2022

4 minutos

Una de las mejores cosas de viajar son las anécdotas que se van creando durante los días que duran las vacaciones. Curiosidades, situaciones surrealistas o difíciles de creer, que todos están deseando contar a sus amigos y familiares cuando vuelvan. Ni que decir tiene que muchas personas también aprovechan sus perfiles en redes sociales para compartir con el resto del mundo sus vacaciones. 

Esto es precisamente lo que ha hecho Barry Masterson, un hombre que viajó con Ryanair a  Faro (Portugal), pero acabó en una gasolinera de Málaga: "No podría inventármelo", asegura el hombre. 

Las palabras del usuario generaron tanta curiosidad, que son muchos los que no podido dejar de leer todo el hilo de Twitter donde el hombre cuenta esta historia.

 

Un autobús para 157 personas

"La moral está baja, algunas personas apenas se dan cuente de que estamos en España. El personal de vuelo está tratando de calmar a la multitud con la promesa de la misteriosa caja de respuestas que nos dará cuando lleguemos al aeropuerto", explicaba. 

Después de darse cuenta de que efectivamente no estaban en su destino, subieron a todos los pasajeros a un "autobús de cinco horas" rumbo Portugal. Durante el trayecto, pararon en una gasolinera a repostar y estirar las piernas durante cinco minutos: "Nunca saldré de aquí, un autobús para 157 personas, buena suerte a todos los que dejamos atrás", escribía el usuario.

Pero la historia de Barry no acaba aquí, y el viajero seguía lamentando de su mala suerte: "Llegué al aeropuerto de Dublín hace 12 horas y ahora estoy en una gasolinera de Málaga a las 5.41am, manden ayuda". Tantas horas de viaje pusieron a prueba la paciencia del hombre que seguía su historia asegurando que "esto no es un sueño, acabo de despertar, todavía estoy en un bus en quién sabe dónde".

 

 

La paciencia de Barry se fue agotando, y para finalizar su historia no dudó en publicar una foto con su ubicación, y la distancia entre Málaga y Faro, y comentaba con ironía que lo que había pasado era un "error fácil de cometer". 

Afortunadamente, Barry llegó a su destino a las 10:20 de la mañana muy enfadado con la compañía: "Rynair sabía que nunca podríamos aterrizar en Faro porque nuestro vuelo se retrasó tanto que el aeropuerto estaría cerrado antes de que lo hiciéramos. Entonces mintieron y nos llevaron a España para no tener que reembolsarnos el dinero a todos". 

El usuario no espera la repercusión del tuit, y se vio en la obligación de decir que él necesitaba "alejarme un poco del centro de atención de los medios para concentrarme en mi familia. Y siesta, sobre todo siesta".

Sobre el autor:

Laura Moro

Laura Moro, periodista.

… saber más sobre el autor