Practicopedia

Cómo hacer un 'Apple pie' de forma sencilla y aprovechando las propiedades de la manzana

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Viernes 21 de febrero de 2020

1 minuto

Aunque existen varias versiones de este tradicional pastel, puedes hacerlo sin complicarte demasiado

Cómo hacer un Apple pie de forma sencilla
Mariola Báez

Foto: Bigstock

Viernes 21 de febrero de 2020

1 minuto

Aunque no seas un experto pastelero, lo más complicado de hacer una tarta de manzana al estilo inglés o americano es elaborar la masa quebrada, pero por suerte la puedes encontrar fresca en cualquier supermercado. Así, solo tendrás que estirarla y darle la forma idónea para tu pastel. Bajo esta premisa, ¿qué pasos debes serguir para elaborar este pastel tan popular?

Apple pie paso a paso

Para preparar en tu casa y de forma sencilla este típico postre o tentempié de media mañana, con ingredientes naturales y libre de grasas trans, vas a necesitar:

  • Masa quebrada, que generalmente verás en forma de “rulo” para que puedas estirarla y moldearla con la forma que quieras.
  • 1 kilo de manzanas. Vale cualquier variedad, aunque si el toque ácido no te gusta demasiado, elige la Golden en su punto de maduración.
  • 70-80 gramos de azúcar moreno, preferentemente.
  • El zumo de 1 limón.
  • 1 cucharada pequeña de harina o maizena
  • Especias al gusto, entre las que no puede faltar la canela. Un toque de nuez moscada y una cantidad mínima de jengibre potenciarán el sabor de la manzana y le darán a tu pastel un sabor muy "british".
Cómo hacer un apple pie

En primer lugar, pela la fruta y trocéala como más te guste, en forma de gajos no muy gruesos o en cuadraditos pequeños, depende de la forma final y de la textura del relleno que quieras para tu pastel. Después, coloca las porciones en un bol al que añadirás el zumo de limón, para evitar la oxidación. Incorpora el azúcar, la canela, un pellizco de sal y el resto de las especias que te apetezca probar. Mezcla bien todos los ingredientes y déjalo macerar entre 10 y 20 minutos en el frigorífico.

Mientras, en un molde apropiado y no muy hondo, coloca la masa quebrada, que habrás tenido en la nevera hasta el momento de utilizarla. Recuerda enharinar el molde y pinchar con un tenedor en algunos puntos de la base y los laterales de la masa.

Coge el relleno de la nevera y escurre el jugo que habrán soltado las manzanas. Si quieres puedes reservarlo para añadirlo al pastel y conseguir así que quede más jugoso. Primero coloca los gajos de manzana en el molde formando una espiral. Si te apetece, añade la cucharadita de maizena al jugo que has obtenido y repártelo sobre ellos.

Solo te falta poner la masa quebrada por encima como si fuese la tapa del pastel, que puedes “pintar” con huevo batido y espolvorear con azúcar y un extra de canela. Introduce tu Apple pie en el horno unos 15 minutos a 180º. Cuando esté templado, será una delicia tomarlo como postre.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?