Practicopedia

Cómo lavar ropa blanca: trucos para que quede impecable

Manuela Martín

Martes 20 de octubre de 2020

1 minuto

Cómo lavar ropa blanca: trucos para que quede impecable
Manuela Martín

Martes 20 de octubre de 2020

1 minuto

¿No soportas ver esa toalla con colores marrones? O ¿esa camisa amarillenta? Lo cierto es que mantener el blanco impoluto es bastante difícil ya que con el uso y los lavados las prendas van perdiendo su color original, pero en este artículo vamos a tratar de darte unos sencillos consejos para tratar que tu ropa luzca radiante durante mucho tiempo.

Nuestro primer consejo es lavarlas por separado. Muchas veces, por tratar de ahorrar agua y energía hacemos coladas donde mezclamos ropa blanca con ropa de color. A la larga eso terminará por estropear nuestra ropa. Lo recomendable es que hagas tres coladas: ropa negra u oscura, ropa de color y ropa blanca. La de color, puedes incluso diferenciarla en ropa de color y clara.

Respecto a la temperatura del agua, aunque pensemos que con el agua caliente conseguimos mejores resultados respecto a las manchas, pero a diferencia de lo que hemos pensado siempre, es precisamente todo lo contrario. Utiliza el agua fría en lugar de caliente ya que la fría penetra en los tejidos de forma diferente ayudándonos a mantener el blanco impecable. Sin embargo, en cuanto a desinfección, el agua caliente siempre es la mejor solución, así como para las manchas muy difíciles.  

Si te has manchado la camisa con vino, café o tomate, lo ideal es que trates de limpiar la mancha lo antes posible ya que, de lo contrario, la dificultad irá en aumento. Sin embargo, la solución no siempre está en lavar con lejía, ya que este producto a la larga puede deteriorar nuestra ropa e incluso volverla amarillenta con el paso del tiempo. Aunque es cierto que es de gran ayuda para las manchas difíciles, a menos que la ropa esté manchada en exceso, trata de evitarla.

Puedes utilizar un poco de bórax diluido al lavar ropa blanca para suavizar el agua y que no haya riesgos de que las prendas se amarilleen.

Remedios caseros

El sol es un gran aliado para la ropa blanca: los rayos ultravioletas son un blanqueador natural. Además, si pones una prenda manchada con un poco de jabón natural al sol, la mancha saldrá más fácilmente.

El limón también es otro gran blanqueador: prueba a poner en remojo aquella ropa que quieras blanquear con un poco de zumo de limón o bien agrégalo al cajetín de la lavadora. Este mismo remedio puedes aplicarlo con productos como el agua oxigenada, el amoniaco, el vinagre o el bicarbonato. Pero eso sí, cuidado de no excedernos con la cantidad.

¡Ojo! El limón con bicarbonato no cura el covid-19

 

En esta sección te hemos mostrado infinidad de trucos y beneficios con el bicarbonato. Para la ropa blanca no iba a ser menos, especialmente para las manchas concretas. Frota la prenda con un poco de agua y una cucharadita de bicarbonato si quieres que la mancha desaparezca más fácilmente.

La leche también nos ayudará a cuidar las prendas y blanquearlas. Basta con poner la ropa a remojo con una taza de leche.

En ocasiones las manchas son el resultado del uso de desodorantes, en ese caso, te recomendamos cambiar de marca por otros que no amarillean la ropa.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?