Practicopedia

El truco definitivo para lavar las copas de vino sin que queden manchas

Manuela Martín

Jueves 22 de octubre de 2020

1 minuto

El truco definitivo para lavar las copas de vino sin que queden manchas
Manuela Martín

Jueves 22 de octubre de 2020

1 minuto

Seguro que has estado un buen rato limpiando y secando las copas de vino y cuando las vas a utilizar ves al trasluz que quedan manchas. ¿Qué puedes hacer? En este artículo vamos a darte algunas claves para que tu vajilla de cristal quede reluciente.

Limpiar y secar las copas de vino correctamente es importante para disfrutar del vino. Sin embargo, al tratarse de un objeto tan delicado, en ocasiones, no es tarea fácil.

Un buen enólogo lo primero que nos diría es que el cristal es poroso y absorbe fácilmente los olores, con lo cual, lo aconsejable es utilizar un detergente neutro sin fragancia.

Nuestro segundo consejo es que evites el lavavajillas y las friegues a mano y agua caliente para alargar la vida de nuestras copas, ya que en el lavavajillas podemos correr el riesgo de romperlas o rayarlas. No obstante, si prefieres lavarlas en el lavavajillas, utiliza un lavado corto.

Mal olor del lavavajillas

 

Si has optado por el lavado a mano, además del jabón neutro y el agua tibia, te recomendamos que tras la limpieza y antes del secado sitúes la copa sobre una olla en la que hayas puesto previamente agua a hervir para que se cubra con el vapor. Este truco para secar con mayor facilidad también es recomendable cuando vas a utilizar copas de vino que llevan guardadas mucho tiempo y están opacas.

A continuación, toca secarla. Para ello, utiliza un trapo de harina o lito, son los más eficaces para quitar cualquier huella o mancha. Introduce el trapo y ve girando la copa hasta secar todo el cáliz.

Si no tienes este tipo de paños, nuestro consejo es que utilices servilletas de papel de cocina.

Otra opción es que tras fregarlas las dejes escurrir boca abajo sobre una bayeta o un paño para que absorban la humedad. Cuando ya no contengan gotas, pásales un paño seco para darles brillo.  

Si no te apetece fregarlas inmediatamente tras su uso, recuerda no dejar nunca bebida dentro de las copas, especialmente si contienen vino tinto. Siempre rellenarlas con agua para que el vino no se evapore y deje manchas. Si olvidaste este paso, introduce en cada copa durante 10 minutos una mezcla de agua tibia, jabón de lavavajillas y vinagre blanco, conseguirás que vuelvan a brillar.

Esperamos que con estos consejos tus copas brillen como si nuevas y lo único de lo que te tengas que preocupar sea del vino.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?