Practicopedia

Cómo revivir las plantas de casa después de las vacaciones

Marta Vicente

Martes 7 de septiembre de 2021

5 minutos

Sigue estos pasos para poder recuperarlas

Cómo revivir las plantas de casa después de las vacaciones (Foto: Bigstock)
Marta Vicente

Martes 7 de septiembre de 2021

5 minutos

Al regresar a casa después de las vacaciones, te puedes encontrar con la desagradable sorpresa de que tus adoradas plantas, que has estado todo el año cuidándolas, están secas y sus hojas se han caído. Es cierto que, en algunos casos, no hay marcha atrás y ya no existe la posibilidad de recuperarlas, pero no siempre es así: antes de deshacerte de ellas, prueba con estos trucos que pueden revivir las plantas para que continúen llenando tu hogar de alegría, color y naturaleza.

Elimina las partes secas

El primer paso consiste en quitar con cuidado las hojas, flores y ramas secas. De esta forma, la planta se someterá a una limpieza profunda y conseguimos eliminar las partes enfermas que están obstaculizando el paso de la luz.

Igualmente, durante este proceso debes comprobar que ninguna plaga la ha atacado porque, a veces, el deterioro se debe a la presencia de algún bicho indeseado. En este caso, las hojas que permanecen en buen estado deben recibir un tratamiento: pasa un trapo húmedo por las zonas dañadas para arrastrar los restos de los pequeños insectos que puedan quedar. Después, deberás aplicar un producto específico en función de la plaga que tenga.

Cuida tus plantas de interior ante las plagas y enfermedades más comunes que puedan sufrir

Hidrátalas con agua tibia

A continuación, extrae la planta cuidadosamente con todas sus raíces y sumérgela en agua tibia durante unos diez minutos. El agua templada penetra mejor en las raíces que la fría, por lo que favorece que reciba la hidratación que le ha faltado en tu ausencia. Después, sácala con mucho cuidado y colócala sobre un plato para escurrirla y eliminar el exceso de agua.

Un truco para que reciba aún más hidratación es recubrirla con una bolsa de plástico, así se crea una especia de efecto invernadero y contribuye a un ambiente más húmero. Tendrás que estar pendiente de su evolución porque, aunque suele bastar con un par de horas, si la planta está muy seca es posible que necesite más tiempo.

Cambia de maceta

El siguiente paso será cambiar su ubicación. Colócala en un tiesto más grande que el que estaba para que las raíces puedan disponer de más espacio y crecer más cómodamente. Al mismo tiempo, cambia el sustrato con el fin de que reciba el aporte de nutrientes necesarios. 

Cambia tu planta de maceta para recuperarla después de las vacaciones

Protégelas del sol

Una vez que hayas replantado la planta, rocía con un poco de agua las hojas que aún perduran y deja la maceta en una zona donde haya luz, pero en la que los rayos solares no incidan directamente. Al igual que nosotros, las plantas pueden sufrir quemaduras del sol, por lo que deberás protegerlas trasladando las plantas a un lugar donde les dé la sombra y más fresco. A continuación, hidrátalas usando pulverizadores diariamente. En el momento en que veas que está recuperando su tono, puedes colocarlas poco a poco de nuevo al sol: por ejemplo, los quince primeros días, dos horas y luego ir duplicando el tiempo. Si aprecias que los rayos solares siguen quemando las hojas, tendrás que encontrar la manera de limitar las horas de exposición solar.

Vigila el riego

Finalmente, debes asegurarte de que la cantidad de agua que estás suministrando a la planta es la adecuada. Puede que necesite que la riegues más a menudo o todo lo contrario. El exceso de riego puede provocar que la planta se ahogue y, si esto sucede, hay que hacer el proceso inverso, es decir, extraer la planta de la maceta y envolver las raíces con un papel absorbente. La planta tiene que permanecer así durante un tiempo hasta que desaparezca toda la humedad que presenten. y, a continuación, debes cortar aquellas raíces que estén mal o marrones y proceder a replantarla en una maceta diferente con la tierra saneada y libre de humedades, aparte de no regar durante unos días para ver cómo va evolucionando su aspecto.

Cabe destacar que estos procedimientos solo resultan efectivos si los practicamos una vez, ya que normalmente si sufren daños similares de forma reiterada será mucho más improbable el recuperarlas. Para evitarlo, la próxima vez encarga a tu vecino o algún conocido que las riegue regularmente, usar remedios caseros o también puedes utilizar algunas apliaciones móviles que controlan el riego como Plant Care Reminder - Riego de las plantas.

Sobre el autor:

Marta Vicente

Marta Vicente Carmona es Graduada en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos y Máster de Marketing Digital y en Edición y Postproducción Digital. Es redactora especializada en temas de sociedad y salud y tiene experiencia como Community Manager.

… saber más sobre el autor