Cómo

¿Cómo deshacerte de un viejo mueble con ayuda del ayuntamiento?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Sábado 4 de enero de 2020

4 minutos

Los servicios municipales de recogida de enseres se encargan, en muchos casos, sin coste alguno

Deshacerte de un viejo mueble con ayuda del ayuntamiento

Mobiliario, electrodomésticos y enseres voluminosos no deben dejarse en la vía pública más tiempo del estrictamente necesario, ni tampoco tirarse en cualquier descampado a las afueras de un núcleo urbano. No solo no se debe, sino que son muchos los municipios en los que está expresamente prohibido por las distintas Ordenanzas, por lo que esta mala práctica puede acarrear severas multas.

Una mudanza o simplemente un cambio de muebles genera enseres de los que puedes deshacerte de manera sencilla, contribuyendo además al cuidado del entorno. Un sofá que ya no te sirve, un viejo colchón o ese conjunto de sillas deterioradas que toca renovar. No te compliques, puedes hacer que desaparezcan con facilidad y, en la mayoría de los casos, sin coste alguno.

Servicios de recogida de enseres: ¿cómo funcionan?

Cada ayuntamiento tiene sus propias normas, pero, en general, la recogida de enseres domésticos voluminosos, que no caben en los contenedores habituales destinados a los restos orgánicos, el vidrio o el papel, se pone en marcha con una solicitud previa, en cuya respuesta quedarán establecidos el día y la hora aproximada en la que se procederá a la retirada.

Como ejemplo, si vives en Madrid capital (@MADRID) puedes recurrir a los servicios municipales que se encargan de la recogida puntual de muebles, enseres y grandes electrodomésticos. Contactando con ellos de manera presencial, vía online o por teléfono, tendrás oportunidad de establecer un día y una franja horaria para que tus muebles sean retirados sin coste alguno.

En el caso del ayuntamiento capitalino, la recogida se realiza de lunes a domingo y se puede solicitar con una antelación máxima de tres días. El volumen total de enseres que van a ser retirados de una sola vez no puede superar los 3 metros cúbicos, con un máximo de 6 elementos por servicio. Hay que dejar claro que se trata de una facilidad del Ayuntamiento de Madrid pensada exclusivamente para particulares, no para empresas.

Punto limpio

Una vez acordados los tiempos de recogida, tendrás que ser tú quien deposite el mueble en el lugar determinado para tal fin, encargándote de desmontarlo, si fuera necesario, y de trasladarlo hasta el punto que haya quedado establecido, generalmente junto a la zona de contenedores que pueda haber en tu calle.

En el caso del Ayuntamiento de Barcelona (@bcn_ajuntament), cada calle de la ciudad tiene un día concreto para la recogida de muebles que, en un momento dado, sobran en las casas. Para saber el día que te corresponde según tu lugar de residencia, puedes consultar el Portal de Trámites de la sede electrónica municipal o bien llamar al teléfono 900 226 226.

En Barcelona, la norma habitual es dejar los enseres en el mismo portal el día acordado y, en este caso, si tienes algún problema de movilidad por el que te resulta complicado bajar los muebles desde tu vivienda a la vía pública, puedes solicitar la ayuda necesaria para que puedas hacerlo sin dificultad.

El ayuntamiento barcelonés también cuenta con un servicio de recogida en menos de 36 horas fuera de los días establecidos, pero, en este supuesto, sí es necesario el previo pago de un importe determinado. Salvo en este caso, el servicio, tanto en Barcelona como en Madrid, al igual que en la mayoría de muncipios españoles, es gratuito.

Deshacerte de muebles viejos

¿Qué enseres pueden ser retirados con este servicio?

Hay que tener en cuenta que hablamos de un servicio muy concreto y cercano a los ciudadanos, por lo que existen variaciones que tienen en cuenta las necesidades concretas de cada núcleo de población. Por ejemplo, no funciona igual en un pequeño pueblo, cuya actividad principal puede ser la agricultura y la ganadería, que en un distrito  dentro de una gran capital. Aun así, hay que recordar que el servicio no lo admite todo.

Los muebles habituales en una vivienda es lo que generalmente se incluye en este tipo de recogida. No hablamos de los escombros procedentes de una pequeña reforma, de los elementos indispensables en un sanitario o de grandes electrodomésticos que incluyen gases específicos (CFC), como pueden ser unidades de aire acondicionado, frigoríficos combi o equipos informáticos, que deben ser llevados siempre al punto limpio municipal para evitar que causen un serio deterioro ambiental.

Todo son facilidades

Si necesitas deshacerte de un mueble deteriorado o que ya no te resulte útil, contactar con los servicios municipales encargados de realizar esta tarea es realmente sencillo. Vía online, a través de la web de tu ayuntamiento; por teléfono o simplemente dirigiéndote a la oficina de atención ciudadana podrás concertar el día y la hora aproximada de retirada. No dejar trastos en las calles no es solo una medida estética, también es importante para la salubridad del entorno. Especialmente importante en el caso de elementos como pueden ser los colchones, que tengan algún tipo de infestación por parásitos, en cuyo caso van a requerir de un servicio especial de recogida.

Una simple llamada va a propiciar calles más limpias y sanas favoreciendo, además, el aprovechamiento y el reciclaje de cualquier elemento que pueda reutilizarse. Por lo que no hay excusas para que deshacerte de tus muebles cuente todas las garantías y, generalmente, sin que esto implique coste económico alguno.

0

No hay comentarios ¿Te animas?