Cómo

¿Cómo funcionan los coches compartidos que hay en las grandes ciudades?

Mariola Báez

Sábado 2 de marzo de 2019

2 minutos

Son una nueva forma de moverse por la ciudad y su uso es realmente sencillo

Coches compartidos (bigstock)

Son varias las empresas que ya tienen repartida su flota de vehículos eléctricos por la zona central de grandes ciudades como Madrid. Car 2 Go, Emov o Zity son algunas de las firmas que ofrecen sus vehículos en modo carsharing (coche compartido) para que puedas usarlos en cualquier momento y durante el tiempo que necesites.

El sistema funciona y cada vez son más personas que optan por la comodidad que ofrece esta manera de moverse por la ciudad sin preocuparse de las restricciones al tráfico ni del aparcamiento.

¿Qué tienes que hacer para reservar y conducir un coche compartido?

Para poder utilizar el servicio de coche compartido que ofrecen las distintas compañías debes estar en posesión del carné de conducir y contar con un smartphone que se encargará de ayudarte a encontrar el coche que necesites en cuestión de segundos y también te servirá de llave para abrir el vehículo.

Antes de poder elegir un coche y utilizarlo, deberás registrarte en la web de la empresa que elijas. El registro lleva poco tiempo, ya que los datos requeridos son mínimos: los datos personales y de contacto, un número de cuenta donde se cargarán los futuros usos del vehículo y un PIN o contraseña que será el que utilices para poder el acceder al coche.

Coche compartido (bigstock)

El siguiente paso es descargarte la aplicación que te permitirá, por un lado enviar fácilmente una imagen de tu carné de conducir, para que pueda ser validado, y por otro, tener a mano toda la información sobre la plataforma de carsharing que elijas y sobre los coches a tu disposición.

Hecho esto, ya puedes empezar a disfrutar del servicio. Si en tu recorrido por la ciudad necesitas coger un vehículo, solo tienes que buscar en el mapa que te muestra la aplicación los más cercanos al punto donde te encuentres y elegir el que te convenga. La mayoría de las empresas dan la opción de reservar el coche con 20 o 30 minutos de antelación para que no tengas que esperar.

Una vez seleccionado el vehículo, únicamente tienes que ir a por él. La puerta se abre con el propio móvil y la llave de contacto está en el interior. Tendrás que activarla con el PIN dado en el momento en el que te registraste en la web.

Eso es todo. Puedes empezar tu recorrido por la ciudad y dejar el coche cuando quieras en las zonas de aparcamientos habilitadas (gratuitas). La aplicación calculará el tiempo de uso y procederá a cargar la tarifa correspondiente.

0

No hay comentarios ¿Te animas?