Tecnología

Cómo configurar una contraseña segura al cien por cien

Mariola Báez

Lunes 2 de diciembre de 2019

2 minutos

Aunque no hay nada infalible, puedes procurar ponérselo muy difícil a los hackers

Configurar una contraseña segura es clave (Bigstock)

La ciberseguridad ya no es un tema que solo deba preocupar a las grandes empresas. Cualquier persona está expuesta a que alguien pueda acabar accediendo a todos sus datos y a información sensible sobre sus cuentas bancarias, sus compras y medios de pago, sus visitas médicas, sus viajes o a cualquier otro tema que quede reflejado en los correos electrónicos.

Configurar una contraseña lo más segura posible es el primer paso para tener la mejor defensa contra los delincuentes informáticos. El segundo, tal como indica la Oficina de Seguridad del Internauta, dependiente del Instituto Nacional de Ciberseguridad de España, es saber cómo gestionar esas contraseñas. En este sentido, algunas recomendaciones básicas que señala este organismo son:

  • No compartas tus contraseñas con nadie bajo ningún concepto.
  • No utilices siempre la misma en compras o gestión de servicios.
  • Si recurres a preguntas de seguridad, comprueba que nadie conoce la respuesta.
  • Si te cuesta memorizar tus contraseñas, utiliza gestores para manejarlas y recordarlas sin problemas.
  • Recuerda cambiar tus contraseñas cada cierto tiempo.
crear contraseña segura (bigstock)

Una contraseña robusta: ¿cuáles son sus claves?

Convéncete, tu nombre, el de tus nietos o el de tu perro no son las contraseñas más seguras del mundo. Los hackers cuentan con programas, tecnología y habilidades para destapar una clave sencilla en un tiempo relativamente corto. Ponérselo más complicado es cuestión de hacer una contraseña que se convierta en un muro difícil de traspasar. Algunas recomendaciones para que la tuya resulte segura son:

  • No intentes que tu contraseña tenga lógica o significado alguno. Cuanto menos sentido tenga, mejor.
  • El número de caracteres también es importante. Créala lo más larga posible. No te ciñas a los caracteres mínimos exigidos. Piensa que una larga combinación siempre resultará más difícil de averiguar.
  • No elijas combinaciones que sigan una secuencia determinada: lista de números impares del 1 al 10, las 12 primeras letras del abecedario… las contraseñas de este tipo resultan muy simples para los hackers a la hora de detectar el patrón que sigues.
  • Mezcla letras, números y símbolos y juega también con las mayúsculas y minúsculas. Una posible idea puede ser pensar en una frase que sepas que no vas a olvidar y que contenga números. Con ella podrás crear tu contraseña con las primeras letras de cada palabra. Por ejemplo: Mi primer coche lo compré a los 27 años? tu clave de acceso podría ser algo así: mPclCal27a?!

Si tienes muchas contraseñas, puedes inventarte tu propio método. Jugando con letras de modelos de coches, comidas favoritas, números que te dan buena o mala suerte… Opciones hay mil y merece la pena dedicar tiempo a configurar una contraseña que proteja al máximo tu valiosa información.

0

No hay comentarios ¿Te animas?