Cómo

¿Sabes cómo se hace la fruta escarchada?

Mariola Báez

Foto: Bigstockphoto

Miércoles 7 de agosto de 2019

2 minutos

Obtener estos “caramelos” naturales es un proceso sencillo, pero requiere un tiempo considerable

Fruta escarchada

Si siempre te han llamado la atención las frutas confitadas, tan habituales en pasteles, postres o dulces navideños, debes saber que prepararlas es muy fácil, porque solo vas a necesitar fruta y azúcar, pero hay un tercer ingrediente esencial: tiempo disponible y algo de paciencia. Hacerlas te llevará días.

La fruta escarchada es solo fruta, por lo que se trata de un alimento natural, cuya textura se transforma por acción del azúcar y sus altas propiedades como conservante. El objetivo del confitado consiste en eliminar parte del agua y sustituirla por almíbar, de manera que el alimento quede “deshidratado” y con azúcares extras en su interior.

Por lo tanto, este es un bocado de elevado contenido calórico, para tomar muy de vez en cuando y siempre que no padezcas alguna enfermedad que lo haga desaconsejable. En cuyo caso, también se puede hacer fruta escarchada con edulcorantes como la sacarina o la stevia.

fruta escarchada

Cómo confitar frutas paso a paso

Lo bueno de preparar así la fruta es que, bien conservada, te puede durar muchos meses y podrás utilizarla en distintas recetas o para sorprender a tus nietos con una golosina más "saludable". Además, puedes hacer el confitado con cualquier fruta, siempre que esté en su punto óptimo de maduración, es decir, cuando la pulpa está más firme.

En primer lugar, tendrás que limpiar la pieza retirando la piel, las semillas o cualquier otro elemento que no sea la parte comestible y más sabrosa de la fruta. Además, deberás cortarla siguiendo la forma que prefieras: gajos, láminas, cuadraditos… Seguidamente, hay que poner los trozos en remojo al menos 24 horas, cambiando el agua cada ocho. Pasado este tiempo, tendrás que calentarlos en un cazo con agua. Es cuestión de unos minutos porque, cuando empiecen a flotar, tendrás que retirarlos con cuidado y colocarlos en una fuente para que se enfríen. Es importante no mezclar frutas diferentes.

Después de estos pasos, ya puedes empezar a bañar las piezas con el almíbar. Para elaborarlo, vas a necesitar un kilo de azúcar por cada kilo de fruta que quieras confitar. El almíbar para el escarchado no se prepara de una sola vez, tendrás que hacer varios, añadiendo en cada uno de ellos un poco más de azúcar. El proceso sería el siguiente:

  1. Prepara un primer almíbar con medio kilo de azúcar disuelto en medio litro de agua. Vierte la mezcla sobre la fruta y déjala reposar hasta el día siguiente (24 horas).
  2. Transcurrido este tiempo, repite la operación, aprovechando el almíbar sobrante que la fruta no ha absorbido, al que añadirás otros 250 gramos de azúcar y algo de agua. De nuevo, cubre los trozos y déjalos que absorban un día más.
  3. Ya casi están, pero te falta un tercer “baño” con el almíbar y el azúcar sobrantes (otros 250 gramos). Nuevamente, toca esperar, pero si lo has hecho bien, en menos de una semana tendrás tus frutas escarchadas totalmente artesanales y dispuestas para cuando las necesites.
0

No hay comentarios ¿Te animas?