Cómo

¿Cómo solicitar permiso para talar un árbol protegido que está en tu jardín?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Martes 21 de mayo de 2019

2 minutos

Cuidado con lo que cortas porque podría acarrearte importantes multas

Permiso para talar un árbol

Es un tema algo complicado, porque si un árbol está en tu jardín o parcela, se puede presuponer que eres responsable de él, de sus cuidados y también de una posible tala si, por alguna causa, consideras oportuno que debes deshacerte de él.

No ocurre así. Conviene saber que la legislación que afecta a la tala de árboles en espacios privados concierne a las comunidades autónomas e incluso depende de leyes municipales específicas en determinados los casos, por lo que, antes de “cortar por lo sano” es importante la consulta previa con las instituciones locales.

¿Qué permisos requiere la tala de árboles?

Hay que tener claro que, con el objetivo de la protección general del medio ambiente y de la masa forestal en concreto, en la mayoría de los casos, la tala de árboles, incluso en una propiedad privada, requiere de una serie de notificaciones o licencias que, de no solicitarse pueden implicar multas elevadas, especialmente si se trata de árboles singulares o protegidos en cada Comunidad.

Si quieres talar un árbol de tu jardín, porque está causando daños estructurales en la vivienda, porque se trata de un ejemplar “enfermo” que sufre alguna infestación que aconseja que debe ser retirado, o simplemente porque aparentemente se ha secado, debes consultar la normativa vigente en tu comunidad y en tu ayuntamiento.

La solicitud que te autoriza a una poda drástica o tala funciona de manera similar en casi todas las Autonomías. Como ejemplo, en el caso de Madrid, se establecen dos categorías, dependiendo de si se trata de árboles singulares o protegidos, que requieren licencia previa a la tala, o si son ejemplares no sometidos a protección especial, en cuyo caso. generalmente, bastará con una mera comunicación.

Para obtener el permiso tendrás que presentar la solicitud correspondiente en tu ayuntamiento o junta municipal, aportando la documentación que te soliciten: fotografías, planos o informes que demuestren que la tala es aconsejable. Según cada caso, estos trámites pueden llevarse a cabo en persona o a través de internet.

Cuidado con las multas

Tal como señalan expertos en este tema, las multas por infringir la normativa pueden llegar a ser realmente elevadas y hay más especies arbóreas protegidas de las que puedas suponer. En una tala ilegal, son responsables tanto el propietario de la parcela como la empresa que la pueda realizar.

Como conclusión, aunque esté en tu jardín, antes de podar o talar un árbol, infórmate sobre si necesitas permiso o licencia de algún tipo para evitar causar un daño medioambiental por desconocimiento y recibir, además, una sanción por un importe económico considerable.

0

No hay comentarios ¿Te animas?