Cómo

Equipo básico para hacer senderismo en invierno

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Miércoles 1 de enero de 2020

3 minutos

La llegada del frío y la nieve provoca que debamos prepararnos mejor para caminar por la montaña

CEOMA organiza la Jornada ‘Los Mayores del Siglo XXI’

El desplome de las temperaturas parece haber llegado y las primeras nieves comienzan a teñir de blanco las montañas y caminos. Si eres de esas personas a las que les gusta salir a caminar por la naturaleza, sabes que deberás prepararte de un modo especial para hacer senderismo en invierno, sobre todo si en algún momento vas a transitar por lugares en los que haya nieve.

A continuación vamos a hacer un repaso al equipo más adecuado con el que debemos pertrecharnos para estas caminatas, cuyo objetivo no será otro que conseguir que esta actividad sea agradable y satisfactoria y que no termine convirtiéndose en un infierno por no haber tomado las medidas oportunas.

Paseos en raqueta por la nieve como alternativa al esquí (Bigstock)

Equipo básico para hacer senderismo en invierno

Sin entrar a valorar opciones más especializadas o qué deben llevar los caminantes más avezados, veamos el equipo básico:

Ropa

Como es evidente, lo más adecuado cuando el frío arrecia es abrigarse de tal modo que no tengamos la sensación de que estamos perdiendo mucha temperatura. Antes de salir, infórmate del tiempo que va a hacer, pues no son lo mismo 5 grados con nubes que con sol. Asimismo, no optes por prendas excesivamente abrigadas que te provoquen demasiado calor y que no te puedas quitar porque no tienes más capas. De hecho, lo mejor es que lleves tres capas para afrontar esos cambios de temperatura. Puede que comiences tu camino con pocos grados y el cielo nublado y que después de un par de horas las temperaturas hayan aumentado y el sol provoque una sensación térmica superior. Por lo tanto, lo mejor será que lleves:

  • En la parte superior del cuerpo, ponte una camiseta térmica que guarde tu calor corporal. Sobre ella, una buena opción será un forro polar, un jersey de lana o una sudadera, de tal modo que si te tienes que quitar el abrigo, te sigan calentando. Finalmente, lleva una chaqueta (su capacidad de calentar dependerá de las necesidades que tengas) impermeable. Si transitas por una zona en la que puede ponerse a llover (mucho), echa una capa de lluvia en la mochila, pues así no sentirás humedad.
  • En la parte inferior, si las temperaturas no van a ser muy bajas, lleva un buen pantalón de montaña que sea impermeable. Si tienes alguno que no lo sea y vas a ir a una zona de nieve, no olvides las polainas, pues evitarán que tanto el pantalón como los calcetines se mojen, con el peligro para la salud que ello supone. Eso sí, en caso de que el termómetro baje bastante, opta por llevar unas mallas o un pantalón térmico bajo el pantalón de montaña.
  • En cabeza y manos también tendrás que abrigarte. No lo olvides porque es fundamental. Lleva siempre unos guantes que te protejan del frío y si vas a “jugar” con la nieve, trata que sean impermeables. En caso contrario, unos que tengan forro, siempre serán mejor opción. Para la cabeza, un gorro te vendrá perfecto para mantener el calor corporal. Además, en caso de que dé el sol, también te protegerá del astro rey.

Calzado

Nuestro calzado siempre es un elemento esencial cuando se trata de hacer senderismo, pero en invierno y sobre nieve, lo es mucho más. Por ello, has de tener en cuenta que sea cómodo, lo suficientemente flexible como para recorrer cualquier terreno y, claro está, impermeable. Así pues, elige unas botas que se ajusten perfectamente a tu modo de caminar. A la hora de elegir, verás que las hay diversas opciones (totalmente impermeables, que aguantan mayores o menores temperaturas, exclusivas para nieve…), pero si vas a hacer senderismo por un lugar en el que solo en ocasiones pisarás una zona nevada, con unas que te protejan el pie del frío y de la humedad será suficiente.

5. Elegir bien el calzado

 

En cuanto a los calcetines, no te pongas los primeros que encuentres, sino que opta por unos que no te queden demasiado anchos o cortos, pues la caminata puede convertirse en un suplicio. Asimismo, echa unos de repuesto a la mochila, ya que nunca se sabe si en un pequeño percance tu pie termina empapado.

Obviamente, si vas a hacer una excursión únicamente por nieve, tendrás que utilizar raquetas preparadas para estas travesías. En ese caso, tal y como hemos apuntado, no olvides las polainas.

No olvides…

Aparte de estas recomendaciones de cómo debes ir vestido cuando vas a hacer senderismo en invierno por una zona en la que hay nieve, no olvides llevar unas gafas de sol y echarte crema solar. Asimismo, elige una mochila con la que estés cómodo caminando y que se ajuste a tus capacidades. En ella, además de la capa de lluvia si fuera necesaria o los calcetines de repuesto, incluye agua para hidratarte durante el recorrido y algún tentempié.

Material para iniciarse en el senderismo (bigstock)

Aparte de la mochila, te vendrá muy bien llevar uno o dos bastones que te ayuden en tu tránsito. Si son plegables, mejor que mejor, pues los transportarás más cómodamente cuando no los quieras utilizar.

Como recomendaciones finales, cuando vayas a acometer alguna caminata, recuerda que siempre es mejor ir en compañía, contar con alguna herramienta que te ayude a orientarte (en la nieve es fácil perderse) y tener en cuenta tus capacidades físicas reales.

0

No hay comentarios ¿Te animas?