Cómo

Fraude en internet: casas idílicas a precios sospechosamente bajos

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Domingo 8 de septiembre de 2019

2 minutos

Se trata de gangas inmobiliaras en barrios de alto poder adquisitivo detrás de las cuáles hay fraude

Fraude en Internet casas idílicas a precios sospechosamente bajos

Cuando compramos por internet debemos tener mil ojos puestos. Las estafas a través de este medio están a la orden del día. El anonimato que implica favorece que suceda así. Una de las últimas tiene que ver con el mercado inmobiliario. Si nos ofrecen casas idílicas, ubicadas en barrios de alto poder adquisitivo a un precio muy atractivo y por debajo del valor del mercado tanto de venta como de alquiler, entonces lo primero que tenemos que hacer es sospechar.

Propietario en el extranjero

Los estafadores en estos casos se suelen valer de portales online de compra-venta de pisos que son conocidos y a los que suelen acudir la mayoría de los usuarios. En un principio, salvo el precio todo parece normal pues el supuesto propietario ha colocado fotografías de la casa o piso de lujo, de modo que se puede apreciar que efectivamente es un lugar ideal para vivir y una auténtica ganga.

A veces aparece un número de teléfono, pero cuando intentemos contactar no nos lo cogerán. Sin embargo, este es un detalle ínfimo, pues el estafador ya tiene nuestro correo ya que lo hemos tenido que poner para registrarnos en la página online especializada si queríamos contactar con el dueño.

Así al poco tiempo recibiremos un correo electrónico del falso propietario de la casa contándonos que se encuentra en el extranjero. Este es por tanto el siguiente dato que nos ha de generar dudas. Nos indicará que no va a poder enseñarnos el piso al vivir fuera de España y para darnos más detales del mismo es posible que hasta nos envíe un video.

Timo, estafa

Todo parece legal hasta que…

Lo más probable es que se sucedan una serie de correos más en los que el delincuente usará todo tipo de argucias para darnos una respuesta y que al final nos convenza de que realmente todo está en regla y que es legal.

El siguiente paso es pedir dinero. En el caso de un alquiler se suelen requerir unos meses de fianza por adelantado y si es una compra una cantidad a determinar por ambas partes. Y aquí es cuando ya definitivamente debemos sospechar del todo. Efectuar un pago previo sin siquiera ver las propiedad en la que vamos a vivir es un error. Quienes caen en él se dan cuenta demasiado tarde y al acudir a la dirección de la supuesta propiedad idílica ven que no existe o que ya está en otras manos y les han estafado una suma de dinero.

0

No hay comentarios ¿Te animas?