Cómo

Cómo utilizar un medidor de glucosa y consejos para que salga la sangre a la primera

Noelia Hontoria

Foto: Bigstock

Miércoles 28 de agosto de 2019

2 minutos

Introducir la mano en agua templada antes del pinchazo te ayudará a que salga más fácil la sangre

Aprende a utilizar el medidor de glucosa

Conocer la glucosa en sangre es importante para llevar un control de la diabetes, saber cómo te afectan el ejercicio y la alimentación, y detectar bajadas de azúcar. Medir estos datos en casa es interesante para después ponerlo en conocimiento de tu doctor o poder seguir las indicaciones que él te dé.

El medidor de glucosa es muy sencillo de utilizar, pero hay que hacerlo bien para que nos dé un resultado fiel y no desperdiciar las lancetas.

Aprende a utilizar un medidor de glucosa

El primer paso, siempre que vayas a utilizar cualquier tipo de material médico, es lavarte bien las manos con agua y jabón y después secarlas correctamente. Si el pinchazo te lo va a dar otra persona, esta también debe hacer este paso.

Coge una lanceta limpia y, sin tocarla mucho, introdúcela en el medidor. Inserta también la tira reactiva en el medidor, asegurándote de que no esté caducada. Pon el dedo bajo la lanceta (aguja) y presiona el botón del medidor para que la aguja pinche el dedo. Tranquilo. Este punto no duele como tal, pero sí notarás un pinchazo y puede ser una sensación poco desagradable, sobre todo por lo que viene ahora.

Diabetes Mody

Una vez que te hayas pinchado, presiona el dedo hasta que salga sangre. Toca con ella la tira reactiva y mantén el contacto hasta que se muestre el resultado. En apenas unos segundos verás en pantalla la información que deseas. Apunta los resultados de la medición.

Te recomendamos llevar tu medidor de glucosa o glucómetro al médico para que le puedas preguntar cualquier duda que tengas sobre él, incluso, para enseñarle como lo usas y que te aconseje en caso de que te cueste dar el pinchazo o que la sangre no suela salir bien.

¿Qué hago si no sale sangre?

Normalmente, la aguja incluida en los kits para medir la sangre en casa es suficiente para que salga la gota necesaria para medir el azúcar. Pero puede ser que en ocasiones te cueste trabajo.

Un buen truco es introducir la mano en agua templada antes de la extracción, tumbarte para evitar mareos y masajear el dedo justo antes del pinchazo. Si ves que con un dedo te resulta imposible, prueba con otro. Toma la muestra con el brazo hacia abajo (nunca hacia arriba, ya que dificulta también la salida de la sangre).

1
Eugenia Hace 4 meses
la aguja se cambia siempre que uno se pincha