Cómo

Cómo puedes dar a conocer tus novelas, relatos y demás escritos

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Domingo 15 de diciembre de 2019

3 minutos

Si tu pasión es la literatura y quieres publicar tus obras, tienes diversas opciones

Cómo puedes dar a conocer tus escritos en novelas, relatos y demás

Múltiples estudios aseguran que escribir es una práctica beneficiosa para nuestro cerebro, puesto que frena el deterioro cognitivo. Sin embargo, a continuación no vamos a hablar de las ventajas para la salud que aporta la escritura, sino de ella como hobby y de las posibilidades que tienes para dar a conocer tus obras y pensamientos.

Porque puede que escribas para ti mismo o para tus personas más allegadas. De hecho, mucha gente escribe sus propios diarios en los que se explaya apuntando todo lo que le ocurre en la jornada o donde deja salir numerosos pensamientos que se agolpan en su cerebro. Pero también hay muchos otros escritores que dedican su tiempo libre a crear novelas, relatos, ensayos, cuentos, poemas y cualquier otro género que se nos pueda ocurrir. Y es posible que quieran compartir esas obras para que otras personas puedan disfrutarlas. En este caso, tienen varias opciones para que sus escritos lleguen a lectores interesados en sus creaciones.

Cómo puedes dar a conocer tus escritos en novelas, relatos y demás

Publicación de un libro

El modo más directo y llamativo es la publicación de tu obra a modo de libro. Ten en cuenta que para ello no es necesario que sea una gran novela, sino que, si te lo propones, puedes publicar desde un libro de recetas, hasta una recopilación de cuentos para niños. Las posibilidades son muy numerosas. En caso de que te decidas por publicar tu obra, lo primero que debes hacer es registrarla en el Registro Territorial de Propiedad Intelectual. Allí, una vez que la analicen, comprobarán si es genuina y no una copia de alguna otra obra. En caso afirmativo, tu creación quedará registrada, lo que te servirá en caso de plagio por parte de otro autor como una prueba de que la escribiste tú.

Después de este paso toca buscar dónde publicar lo que has escrito. Existen dos vías: buscar una editorial que esté interesada en comprarte los derechos para su explotación y firmar un acuerdo con ella -algo que es harto complicado- y optar por una plataforma para publicar por tu cuenta. En este caso, hay varias opciones en el mercado y en general te ofrecen servicios como la maquetación de la obra, la corrección ortográfica y gramatical y la impresión de los ejemplares que solicites. Asimismo, en todas ellas se suele poder adquirir el libro bajo demanda o en formato digital. Algunas de estas plataformas son las siguientes:

  • Letrame. Esta es una de las opciones más destacadas. En primer lugar realizan una valoración de tu obra para constatar que tiene una mínima calidad exigida. Después te hacen diferentes presupuestos con los servicios que prestan. Y en función de lo que requieras, eliges uno u otro. Lo más habitual es que corrijan el manuscrito, realicen la maquetación, diseñen la portada, impriman las copias que decidas y den de alta la obra en diferentes plataformas donde se podrá comprar.
  • Bubok. De un modo similar funciona esta plataforma internacional, aunque no es necesaria una valoración inicial de tu obra, abriendo más el abanico a que cualquier persona publique. También cuenta con servicios que puedes ir contratando, así como con una tienda online donde se podrá comprar tu libro.
  • Círculo Rojo. Al igual que ocurre con Letrame, en Círculo Rojo hacen un análisis de las posibilidades de tu obra y te proporcionan los servicios que necesites desde su corrección hasta consejos para su lanzamiento.
Escribir a mano

Poner en marcha un blog

Si la posibilidad de publicar un libro se aleja de tus pretensiones o no lo ves como la mejor opción, tienes la opción de crear un blog en el que podrás ir “subiendo” todo aquello que escribas.

En este sentido, cuentas con dos vías. Por un lado puedes acudir a alguna empresa de alojamientos web como GoDaddy o Ionos, en la que pagar por un dominio personal y un sitio web donde publicar lo que escribes.

Y por otro lado hay diversas plataformas en las que puedes abrir tu propio blog, tales como WordPress (la más popular de todas), Blogger o Wix. Las dificultades para gestionar un blog son mínimas, ya que su funcionamiento es sencillo y además hay decenas de tutoriales que te solucionan cualquier duda. Así que solo tendrás que darle rienda a tu literatura y compartirla con los demás.

Compartir, esa es la cuestión

Elijas el modelo que elijas, debes tener muy en cuenta que no va a llegar a los demás si no pones de tu parte. No vale con publicar un libro o comenzar un blog y “tirarte a la bartola” esperando a que alguien se interese; sino que debes publicitarlo en la medida de tus posibilidades. Y un buen modo de hacerlo es utilizando las redes sociales.

Facebook

Desde un perfil en Facebook, en Instagram o en Twitter puedes dar a conocer tus obras al menos para que tus contactos estén al tanto. Es más, ellos pueden hacer asimismo de altavoces y que la comunicación se expanda aún más.

Finalmente, una última posibilidad que tienes para dar a conocer tus escritos si no quieres publicar un libro o crear un blog pasa por utilizar redes sociales como Facebook. En ella puedes escribir, pero claro, cada “entrada” deberá ser de poca longitud, pues, como bien sabes, las redes no invitan a leer con sosiego.

0

No hay comentarios ¿Te animas?