Cómo

¿Cómo evitar que las prendas negras se destiñan y pierdan intensidad?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 26 de marzo de 2020

3 minutos

Existen distintos trucos caseros para lavar estas prendas en la lavadora y a mano

Cómo evitar que las prendas negras se destiñan y pierdan intensidad

No hay armario al que le falte una prenda negra. Se trata de un color fácil de combinar, que siempre está de moda y que además es elegante y estiliza la figura. No cabe duda de que es un tono muy socorrido al que podemos recurrir en numerosas ocasiones a la hora de vestirnos. Sin embargo, tiene un pequeño inconveniente y es que su intensidad y brillo va perdiéndose con los lavados. ¿Qué se puede hacer para que esto no suceda?

La sal y el vinagre blanco

El truco de la sal es una de los más socorridos y que además se utiliza desde hace mucho tiempo. Seguro que lo has oído alguna vez. Se trata de coger un barreño con agua y llenarlo de sal en una proporción de media taza por dos litros de agua, aproximadamente. Después hemos de introducir en este la ropa negra que queramos evitar que se destiña, y siempre antes de meterla a la lavadora. La sal tiene propiedades protectoras para los tejidos impidiendo que pierdan su colorido, de hecho este proceso se puede utilizar para cualquier ropa de color.

El agua tiene que estar fría y dejar todo en remojo entre 20 minutos y media hora. Es recomendable no sobrepasar este tiempo pues entonces podremos estropear las piezas. Para protegerlas más las tendrás que ponerlas del revés.

Como alternativa a la sal puedes usar es vinagre blanco, un ingrediente que tiene miles de usos para el hogar. Es además un ingrediente que ayuda a quitar las manchas. Igual que en el caso anterior hay que utilizar un barreño con agua fría y verter sobre él un par de tazas de esta sustancia. Tendremos que esperar entre 15 y 20 minutos. A continuación tendrás que lavarlas con mucha agua y un jabón neutro.

¿Cómo funcionan las lavadoras que incorporan WiFi para mejorar sus funciones?

A mano y a máquina

Otra posibilidad que tienes aunque es más trabajosa, consiste en recurrir al lavado a mano y con productos específicos para prendas delicadas. Al mismo tiempo, siempre tienes la opción de disminuir el número de lavados de los colores negros y así preservarlos más.

Si queremos usar la lavadora, tendremos primero que separar los distintos colores. Lo aconsejable es que la ropa negra se lave toda junta o con otra de tonalidades oscuras. Los tonos claros tienen a absorber los oscuros, pero si no los hay se reabsorberán en la propia pieza. En la máquina también debes colocarla del revés pues este color se destiñe al rozarse con otras camisas, toallas… todo lo que hallamos puesto en la lavadora.

El programa que debemos seleccionar es siempre uno de temperatura fría, nunca debe superar los 40 ºC. Si usamos uno más elevado se favorece el desteñido de los tejidos. Del mismo modo, hay que recurrir al lavado que sea más corto. Se puede poner el ciclo de ropa delicada, por ejemplo. Ten en cuenta que hay que procurar que este tipo de prendas no estén demasiado tiempo en el agua, pues la humedad no les viene bien.

También es aconsejable, que al igual que si las lavas a mano, recurras a un detergente especial para prendas delicadas. No es que estos propicien un mayor desteñido, pero sí podemos encontrarnos con algunos que conservan más el color que otros. De igual modo, en general son más efectivos los detergentes líquidos que los que se presentan en polvo.

Puedes incluso añadir un poco de vinagre blanco a la lavadora cuando este se encuentre en la fase de enjuague. Este método no solo ayuda a fijar el negro, también facilita el que se queden los restos de detergente. Este producto proporciona suavidad de forma natural. El único inconveniente que tiene es el olor que puede dejar, pero si es así y se hace el secado al aire libre este se irá enseguida.

Lavadora

Secado

La secadora no se aconseja tampoco en estos casos ya que su uso afecta mucho al color negro. Entonces la mejor forma de secar es al aire libre si disponemos de esta posibilidad, pero tiene que ser en un sitio donde no haya sol. Realmente la luz solar no es buena en general para preservar el color pues absorbe de forma naturales las tonalidades. Tienes que procurar que el lugar esté bien ventilado y dejar la prenda del revés para que se seque de este modo.

En cuanto al último paso que nos quedaría, es decir, el de planchado, también hemos de tomar una serie de precauciones. Lo ideal es que sigan manteniendo la ropa lavada del revés, para que el color se deteriore lo menos posible por la acción del calor de la plancha. Es muy importante que no la sobrecalentemos para perjudicar lo menos posible los tejidos.

Si mantenemos estas pautas cada vez que tengamos que lavar nuestras prendas, conseguiremos preservar su negro intenso. Al mismo tiempo cuando adquiramos ropa oscura resulta conveniente que nos fijemos también en las características de sus tejidos pues algunos están preparados para evitar que se destiñan o al menos lo hagan en menor medida.

0

No hay comentarios ¿Te animas?