Practicopedia

Seis consejos para evitar resbalones en la ducha

Manuela Martín

Sábado 7 de noviembre de 2020

2 minutos

Seis consejos para evitar resbalones en la ducha
Manuela Martín

Sábado 7 de noviembre de 2020

2 minutos

Las caídas son la segunda causa de muerte a nivel mundial, en cuanto a muerte por lesiones accidentales, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En concreto, las caídas en el hogar suponen un problema poco conocido pero causante de innumerables lesiones en niños y mayores. Tan solo las caídas en el baño suponen más del 60% de las caídas domésticas. Poner las medidas necesarias para evitar que esto ocurra es algo fundamental.

A continuación, te damos algunos consejos para evitar los peligros resbalones en la ducha o la bañera que esperamos te sean de gran ayuda.

1.- Superficies antideslizantes

Se trata de una de las soluciones más sencillas. Existen desde las clásicas alfombrillas de goma que se pueden cortar a medida, a tiras adhesivas, pavimentos con características antideslizantes o superficies de resina especiales, entre otros. En el mercado disponemos de productos antideslizantes que se dan directamente sobre la superficie resbaladiza. Se deja que actúe entre 7 y 15 minutos, se aclara bien y la superficie dejará de resbalar. Si optas por las alfombrillas, recuerda asegurarte que estén bien aferrados al suelo con cinta adhesiva de doble cara, ventosas u otros elementos para evitar que, cuando pises sobre ella, se deslice y caigas.

2.- Platos de ducha

Sin duda es la opción más cómoda y práctica cuando se llega a cierta edad o se tiene algún problema de movilidad. Los platos son la mejor elección para acceder con mayor facilidad, eliminando barreras y aumentando nuestra autonomía. Pero recuerda que también es posible un resbalón al entrar, por lo que te recomendamos que optes por superficies antideslizantes.

3.- Mamparas 

Su uso es preferible frente a las clásicas cortinas con las que podemos resbalarnos al pisarlas. Además, las mamparas evitan mejor cualquier escape de agua al suelo del baño, evitando así posibles accidentes.

4.- Barras

Disponer de una barra para sujetarnos es una gran idea. Nos permitirá entrar y salir con seguridad.

Baño adaptado

5.- Asientos

Se trata de taburetes para la ducha que sirven de gran ayuda para los mayores o personas con problemas de movilidad.

6.- Grifos termostáticos

Nos evitará incidentes como resultado de cambios bruscos de temperatura.

Además de poner en práctica estas ideas, te aconsejamos que seques con frecuencia los suelos y ventiles el baño, minimizando la humedad o vaho que se produce por el uso de agua caliente y evitando así cualquier accidente. Además, coloca cerca la toalla siempre a una altura adaptada para evitar riesgos y no andes con los pies mojados.

Y sobre todo, recuerda, las prisas no son buenas. Disfruta de tu tiempo y date un buen baño o ducha relajante.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?