Cuál

¿Albornoz o toalla? ¿Qué es mejor para las personas mayores?

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Sábado 7 de marzo de 2020

3 minutos

Aunque cada prenda tiene su público, hay ocasiones en que una es más recomendable que la otra

¿Albornoz o toalla? ¿Qué es mejor para las personas mayores?

Hay personas que solo utilizan toallas, otras que no pueden vivir sin su albornoz y hay quien combina ambas piezas a la hora de secarse. Como es evidente, en el gusto y las preferencias de cada uno se halla el quid de la cuestión, ya que, a fin de cuentas, se trata de una acción que hacemos todos los días: secarnos.

Sin embargo, sí que se pueden encontrar ventajas y desventajas de utilizar una prenda u otra, sobre todo si tenemos en cuenta cuál puede venir mejor a las personas mayores. Asimismo, tanto para las toallas como para los albornoces, será muy importante lavarlos con cierta asiduidad para que no alberguen gérmenes que pueden provocarnos problemas de salud.

Comodidad Vs. Prisas

En el caso de que se tenga poco tiempo para ducharse, las toallas son los elementos más utilizados, ya que permiten manejarlas rápidamente y secar el cuerpo en cuestión de minutos. Además, como no vamos a tener tiempo de cualquier otro cuidado personal, suponen el mejor modo de llevar a cabo el secado. Eso sí, el cuidado de las mismas y elegir modelos que tengan buena calidad será esencial para el cuidado de la piel de las personas mayores.

En este caso, hay que optar por aquellos modelos que con una simple pasada se adhiera toda la humedad que tiene el cuerpo. Y por supuesto habrá que poner mucho ojo en un correcto cuidado de las mismas, así como en un secado adecuado una vez que se han utilizado de cara a que no adquieran bacterias o comiencen a oler a humedad.

Toallas, sábanas, trapos de cocina... ¿Cada cuánto tiempo hay que lavarlos?

En cambio, si se tiene más tiempo, el uso del albornoz podría catalogarse como más agradable, puesto que seca casi todo el cuerpo a la vez y mientras se pueden realizar otras tareas dedicadas al cuidado personal, como es el caso de su hidratación mediante cremas.

Obviamente, lo mismo que hemos expuesto que es adecuado para la limpieza y para el secado en el caso de las toallas, se puede decir de los albornoces. Asimismo, el material con el que estén fabricados también será algo a tener en cuenta.

Ventajas de los albornoces

Dado que el uso de las toallas es mucho más habitual, pasemos a apuntar las ventajas de utilizar un albornoz, ya que se trata de una prenda que puede resultar muy útil a las personas mayores por diversas razones. Probablemente la más importante de todas es que se “coge menos frío” que cuando el secado se realiza con una toalla. Una vez que se sale del baño o de la ducha, solo hay que enfundarse el albornoz evitando dejar partes del cuerpo al aire y que por esta causa se comience a sentir una incómoda frialdad.

¿Albornoz o toalla? ¿Qué es mejor para las personas mayores?

Asimismo, la piel se secará de un modo uniforme, sin necesidad de restregar en algunas zonas para eliminar las gotas de agua que corren por el cuerpo. Pero este no es el único beneficio de utilizar un albornoz.

  • Al adaptarse al cuerpo -cuida de adquirir siempre la talla adecuada- resulta muy confortable, ya sea para utilizarlo en casa o incluso cuando se acude a una piscina pública para practicar natación o cualquier otro deporte acuático. Es precisamente en estos recintos donde un buen albornoz puede evitar un enfriamiento al cambiar de estancias. De hecho, tanto para las personas mayores como para los niños es el mejor modo de secar el cuerpo sin exponerse a un peligro añadido.
  • Es mucho más cómodo en caso de que se produzca una situación en la que se tenga que abandonar el cuarto de baño y salir a otras estancias de la casa.
  • De hecho, puede ser incluso utilizado para algún momento en el que se sienta frío y hacer las veces de bata. En este caso, claro, está, habrá que lavarlo después, de cara a que cuando te vayas a secar tras un baño, esté completamente limpio.
  • Ni que decir tiene que, al igual que las toallas, un albornoz puede estar perfectamente combinado con la decoración del baño y que hay modelos que destacan por su diseño.
¿Albornoz o toalla? ¿Qué es mejor para las personas mayores?

Eligiendo albornoz (y toalla)

En el momento de elegir un albornoz hay que tener en cuenta varios aspectos que pasamos a resumir a continuación:

  • El gramaje es importante porque cuanto más tenga, más agua absorberá. Así pues al menos deberá pesar 400 gramos si es 100% algodón. Precisamente este material es el mejor para secar la piel ya que es muy absorbente y además suave para las pieles mayores.
  • Si es posible, trata de que tu albornoz tenga bolsillos (y si son grandes, mejor) ya que podrás meter los productos que vayas a utilizar en tu cuidado personal en caso de que los necesites.
  • También es recomendable que tenga doble costura para que con el tiempo y la humedad no se heche a perder después de pocos usos.
0

No hay comentarios ¿Te animas?