Cuál

Cuáles son los beneficios para la salud de los árboles urbanos

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Martes 1 de octubre de 2019

2 minutos

La vegetación en las ciudades no es una mera cuestión ornamental, pues reduce la contaminación

Cuáles son los beneficios para la salud de los árboles urbanos

Al contemplar la avenida de una ciudad rodeada de árboles, la mayoría de las personas suele caminar por la misma de otro modo, como con más alegría. Puede que solo sea un efecto psicológico, pero algunos entendidos aseguran que lo vegetal siempre va acompañado de un halo relajante, sobre todo, si está integrado en un paisaje duro, de cemento y hormigón, como el predominante en una gran urbe. Pero el que haya árboles en las ciudades no es una mera cuestión ornamental. Estos aportan enormes beneficios porque constituyen importantes filtros para la contaminación.

Filtros

Si se colocan en zonas estratégicas pueden hasta bajar entre dos y ocho grados la temperatura. A su vez son filtros para las partículas contaminantes que pululan en las zonas urbanas. Al ubicarlos cerca de los edificios, pueden reducir la necesidad de recurrir al aire acondicionado en un 30%. En el otro extremo, es posible que provoquen el ahorro de entre un 20% y un 50% de la calefacción, según explican desde la Organización para las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Biodiversidad

Los árboles urbanos pueden absorber hasta 159 Kg de CO2 al año, quedarse con el carbono y contribuir a paliar el cambio climático. Además, contribuyen a aumentar la biodiversidad de las localidades. Que haya más plantas y animales aporta beneficios en el ecosistema de cualquier lugar del planeta.

España está llena de numerosos árboles monumentales (SDL, monumentaltrees.com)

Amabilidad

Estar rodeados de especies vegetales y de naturaleza es bueno para la salud pues su mera presencia genera bienestar entre las personas. Proporcionan tranquilidad y paz mental, y algunos expertos aseguran que en las zonas urbanizadas donde hay más elementos arbóreos, la gente tiende a ser más amable. Es decir, la naturaleza incita a la paz, mientras que su ausencia puede incidir en una violencia mayor. Otros estudios afirman que las personas enfermas que atisban árboles desde la cama se recuperan con más facilidad.

Ganas de comprar

Desde un punto de vista comercial, el que haya árboles también es interesante. Se dice que contribuyen a que haya más apetencia a la hora de detenerse y mirar los escaparates. El entorno favorece a esta predisposición. Y, por otro lado, una casa rodeada de vegetación suele tener mayor valor en el mercado inmobiliario (lo puede incrementar hasta en un 15%).

0

No hay comentarios ¿Te animas?