Cuál

¿Cuáles son las viviendas que más suelen robar?

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Martes 21 de mayo de 2019

2 minutos

Los ladrones buscan las más desprotegidas o de donde suelen ausentarse sus habitantes

Las viviendas que más suelen robar son unifamiliares

Los robos en domicilios crecieron en los primeros nueve meses del año pasado en más de un 3% en nuestro país, llegando casi a los 80.000 denunciados. Esto implica la necesidad de tomar precauciones para evitar que nuestra casa termine siendo desvalijada. Eso sí, no todas las viviendas tienen los mismos riesgos. Hay algunas en las que es más habitual sufrir robos que en otras.

Viviendas unifamiliares

De acuerdo con un Estudio sobre el robo de viviendas en España realizado por la División de Hogar de Línea Directa (@LineaDirecta_es), estas son las viviendas más propensas a sufrir un robo, especialmente las que son de tipo chalet.

La explicación es obvia: es más sencillo entrar que en otro tipo de domicilios y los posibles accesos para hacerlo son más numerosos. Obviamente, un ladrón tendrá más fácil acceder a un chalet por alguna de sus ventanas o incluso por la puerta que, por ejemplo, a un quinto piso donde el único modo de ingreso en la vivienda es la puerta.

Y entre los chalets y casa unifamiliares, las más propensas a sufrir algún robo son aquellas que pasan mucho tiempo sin nadie dentro, es decir, las que se emplean para periodos vacacionales y aquellas en las que sus inquilinos pasan la mayor parte del día fuera.

Entrar y salir lo más rápido posible

Una vez que han accedido a una vivienda desocupada, los delincuentes cometen el robo en poco tiempo. Según Prosegur (@Prosegur_Es), el tiempo medio oscila entre los 26 y los 30 minutos, que se dividen en las siguientes acciones: 3 minutos para deshacerse del cierre de la puerta, 20 minutos para llevar a cabo la sustracción de bienes y otros 3 minutos para huir.

Ante esta situación, la Guardia Civil (@guardiacivil) da una serie de consejos básicos que dificulten cualquier intento de robo. Estos son los principales:

  • Comprueba que puertas y ventanas están bien cerradas.
  • Cierra la puerta siempre usando la llave, no sólo con el resbalón, puesto que así pueden abrirse fácilmente.
  • Instala una puerta blindada. Si no, procura que tenga al menos dos puntos de cierre y que no exista hueco entre la puerta y el suelo.
  • No dejes las persianas completamente cerradas, ya que es un signo de ausencia.
  • Si vives fuera del casco urbano apuesta por un buen alumbrado exterior y por tener un perro convenientemente adiestrado.
  • No duermas con las ventanas abiertas si no tienes medidas de seguridad.
  • En ausencias prolongadas pide a alguien (familiares o vecinos de confianza) que recoja el correo y compruebe el estado de la vivienda, encendiendo incluso alguna luz.
  • Cuando detectes marcas en las puertas o portales, o ruidos no habituales en casas desocupadas, avisa a la Guardia Civil o la Policía.
0

No hay comentarios ¿Te animas?