Cuándo

Sal de dudas: ¿las perras y las gatas tienen la menopausia?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Domingo 18 de agosto de 2019

1 minuto

Si tienes una mascota hembra de cierta edad, debes conocer los cambios de su ciclo reproductivo

Perra

No. Las perras y las gatas no tienen la menopausia entendida como el cese total de la actividad ovárica, que es lo que ocurre en el caso de las mujeres. Ellas la mantienen a la largo de toda su vida, desde que se produce el primer celo, pero a un ritmo distinto a medida que se hacen mayores, que también implica una serie de cambios.

El ciclo reproductivo de una perra es distinto al de una mujer humana. Tal como explican los veterinarios, en su caso el primer celo suele llegar entorno a los 6 u 8 meses de edad y se repetirá, generalmente, dos veces al año, aproximadamente cada seis meses. Aunque algunas razas solo tienen un celo al año.

En el caso de las gatas, sus celos son más variables porque dependen, en gran medida, de la luz solar. Por eso, pueden tener varios en primavera-verano y, en cambio, tener un periodo de inactividad durante los meses de invierno.

Gata

¿Una perra mayor podría quedar embarazada?

A medida que una perra o una gata envejece, la posibilidad de quedar preñada se reduce y mucho más la capacidad de su organismo para llevar un embarazo y un parto a buen término. Sin embargo, es importante no olvidar que van a seguir siendo fértiles incluso cuando sean unas venerables ancianas. Por lo tanto, como recuerda el 'Encantador de Perros' César Millán (@cesarmillan), no creas que, por no ver que tu perra “mancha”, ya está libre de embarazos no deseados.

A este respecto, conviene saber que la “menstruación” también es distinta en estos animales. En perras y gatas, el sangrado indica el inicio del celo y no el final del momento de máxima fertilidad. Son detalles esenciales si tienes una mascota femenina y mayor, especialmente si detectas que en la puerta de tu casa tienes un grupo de “enamorados” que podrían hacer que tu mascota quedase preñada, corriendo un grave riesgo para su salud o incluso para su vida si el embarazo avanzase.

En resumen, las perras y las gatas no tienen la menopausia porque siguen ovulando, aunque su capacidad fértil se reduce de manera natural entorno a los 8 o los 10 años de edad.

0

No hay comentarios ¿Te animas?