Practicopedia

¿Por qué se nos cae más el pelo en otoño? Causas y soluciones para este problema

Anna Blanco

Foto: Bigstock

Jueves 24 de septiembre de 2020

2 minutos

Se trata de un proceso natural, pero podemos seguir unos consejos para suavizar la caída

¿Por qué se nos cae más el pelo en otoño? Causas y soluciones para este problema

Cada año podemos reconocer la llegada del otoño, además de por las primeras hojas que pierden algunos árboles, por la mayor cantidad de pelo que se nos cae en esta época del año. Y, aunque es algo que se repite cada año, no deja de sorprendernos e incluso preocuparnos porque ponemos en duda, al ver la gran cantidad de cabellos que se quedan en el cepillo, si recuperaremos lo perdido. 

Pues la respuesta es que sí, que en pocos meses se recupera prácticamente la totalidad de pelo caído. Y es que la pérdida de más cabello es otoño es un proceso normal y natural. De hecho, deberíamos hablar de renovación capilar y no de pérdida. 

Una renovación continua

Durante todo el año se pierden cabellos, pero en otoño este proceso se agudiza y si en un día normal se caen de 50 a 100 cabellos, durante estos meses, se pueden llegar a perder más de 150 cabellos al día. ¿Por qué? Pues porque durante la primavera y el verano, los rayos del sol estimulan el crecimiento de nuestro pelo, pero en otoño, este proceso se ralentiza y el cabello en fase de caída se empieza a caer de una forma más abundante, pero de forma limitada en el tiempo. Es decir, pasado dos o tres meses, la pérdida se regulariza y se recupera prácticamente la totalidad de lo perdido.

Mitigar los efectos

Si bien estamos antes un proceso natural, siempre podemos minimizar la pérdida con unos cuidados para que nuestro pelo no se vea afectado en exceso y luzca mejor. Para empezar, los expertos recomiendan lavarse la cabeza siempre que haga falta porque el champú o el exceso de lavados no provocan la caída. Al contrario, una buena higiene es imprescindible para conservar un cuero cabelludo sano y oxigenado.  

Además, en el momento del lavado, utilizar un champú lo más natural posible libre de componentes químicos (sulfatos, alcoholes y parabenos) y mejor con pH neutro. Una vez que tengamos el champú adecuado, también hay que vigilar la cantidad que utilizamos porque más no significa mejor (apuntan que con una cucharadita de café es suficiente si no se tiene mucho cabello y muy largo). 

Otro consejo de los profesionales en salud capilar es emulsionar el champú antes de aplicarlo (mezclarlo con las dos palmas de la mano) y mejor si aprovechamos para realizar un masaje en el cuero cabelludo para estimular la circulación y mitigar la caída. Por cierto, con un enjabonado será suficiente para obtener un buen resultado y, si se puede, aclarar con agua fría que también ayuda a estimular aún más la circulación. 

bigstock A Girl Washes Her Hair With Sh 381445583

 

Por otra parte, la humedad y el calor excesivo son grandes enemigos del cabello por lo que, si tenemos el pelo mojado, no hay que hacerse coletas o recogidos o ponerse gorras. Respecto al calor, como siempre, el secador es un elemento a utilizar con precaución: conviene no pegarlo al cuero cabelludo y mejor si no secamos completamente el cabello con el secador y dejamos que se acabe de secar al aire. Además, en el momento del secado, debemos poner la cabeza hacia abajo para estimular la circulación sanguínea y los impulsos nerviosos hacia el cuero cabelludo. 

Otro consejo de los expertos es cepillarnos el cabello antes de acostarnos. Así podremos eliminar la suciedad acumulada durante el día y, también, es un buen momento para masajear el cuero cabelludo durante unos dos minutos.  

Por último, para conseguir un pelo brillante, también contribuye llevar un estilo de vida saludable y seguir una dieta equilibrada para evitar la falta de vitaminas, hierro o nutrientes esenciales. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?