Practicopedia

Decoración para pisos pequeños. Los metros no están reñidos con el estilo

Victoria Herrero

Lunes 27 de enero de 2020

2 minutos

Usa colores claros, delimita estancias y emplea muebles plegables y con capacidad de almacenamiento

Decoración para pisos pequeños (bigstock)

Las viviendas de menos metros cuadrados no tienen nada que envidiar a las más amplias y espaciosas si sabes aprovechar ese espacio. Así, y gracias a unos sencillos consejos de decoración, lograrás que tu casa, por muy reducida que sea su superficie, gane en confort, amplitud y organización.

Ante todo, organización en caso de hogares pequeños

Una máxima que se debe seguir a rajatabla en los hogares donde apenas hay un par de estancias o pocos metros cuadrados es el orden. Una premisa que resulta esencial para que todo no sea un caos y ganes en sensación de amplitud. Por ello, una buena idea es decantarse por muebles que tengan mucho espacio de almacenamiento, mejor que no quede todo a la vista, así como librerías y estanterías. Especialmente en el caso de la cocina, el baño o el dormitorio. 

Consejos para decorar un piso pequeño (bigstock)

Así pues, lo más acertado son los muebles a medida para aprovechar al máximo todo el espacio posible y mucho mejor si se pueden abatir o recoger para esos momentos en los que no vas a usarlos. Además, deben ser livianos y que visualmente no sean muy pesados para que el ambiente no quede muy recargado. Como ejemplos, una mesa extensible que multiplique su espacio por si tienes invitados en casa o una cama que se guarde en un armario por el día o que haga las veces de cómodo y práctico sofá. 

Separa ambientes

En la mayoría de estas viviendas, el salón y la cocina forman una misma estancia; y en ocasiones hasta el dormitorio no se encuentra lejos. Por ello lo mejor es separar ambientes para delimitar cada estancia. Puedes hacerlo por medio de colores o estilos decorativos distintos en cada caso, con un sencillo biombo, un panel de cristal que te permita el paso de luz por toda la casa o emplear muebles a modo de "frontera" como puede ser una estantería o el mueble bajo donde pongamos la televisión.

Aprovecha cada rincón

La imaginación y la creatividad están a la orden del día cuando decoramos una casa que apenas tiene medio centenar de metros cuadrados. Así, puedes utilizar pequeños rincones que te parezcan que no tienen mucho sentido en un coqueto recibidor, para colgar los abrigos o como práctico zapatero. Además, donde puedas, coloca espejos. Es un truco decorativo muy sencillo y práctico; así como pintar la casa de colores luminosos para ganar en amplitud visual. 

Por tanto, las reglas de oro en la decoración de un hogar pequeño pasan por:

  • Todo debe estar en orden.
  • Uso de colores luminosos para dar sensación de amplitud.
  • Empleo de muebles a medida que puedan cumplir una doble función.
  • Elementos para decorar y separar ambientes y estancias.
  • Muebles con gran capacidad de almacenamiento y que sean ligeros en sus líneas.
  • Aprovecha los rincones para dar con soluciones decorativas prácticas. 
0

No hay comentarios ¿Te animas?